Cambios emocionales en la adolescencia: ¿Cómo afectan a los jóvenes?

Mervis Romero · 26 enero, 2018
La adolescencia es esa etapa en la que el joven ya dejó de ser un niño, pero todavía no es un adulto. El comienzo de la adolescencia está marcado por los cambios físicos tanto internos como externos, característicos de la pubertad. Asimismo, experimentar cambios emocionales en la adolescencia, es parte del desarrollo psicológico del joven.

Los jóvenes en esta etapa exigen constantemente independencia, debaten las reglas impuestas y hasta cuestionan la autoridad. Pero aun así, sienten temor de planear qué harán con su vida si se independizaran, tienen miedo de tomar sus propias decisiones. Por esto, los padres deben comprender cuáles son los cambios emocionales en la adolescencia que seguramente deberá enfrentar con sus hijos.

Cambios en la forma de pensar

Durante la adolescencia, se hace una diferenciación del pensamiento lógico que tiene un niño al pensamiento abstracto que hacen los adultos. Ya se hacen suposiciones, hacen razonamientos basados en esas hipótesis y obtienen sus conclusiones. Desde esta nueva manera de pensar, ponen en duda todo lo que les presenta el mundo, hasta lo que era indudable ahora ya lo es.

A diferencia de un niño, el adolescente siempre está pensando en su futuro. Como tiene sus propios pensamientos, enfoca sus sentimientos hacia ciertos valores o ideas. Como todavía dependen de otros, se les dificulta la toma de decisiones. No miden las consecuencias de sus acciones, producto de su búsqueda de satisfacción inmediata.

Aspectos a considerar de los cambios emocionales en la adolescencia

En la adolescencia, el joven va demandando cada vez más atención en la búsqueda de su identidad personal. Eso conlleva a una serie de cambios a nivel psicológicos que detallaremos seguidamente:

Necesidad de privacidad

El joven quiere tener su propio espacio, es por eso que la mayor parte del tiempo se encierra en su habitación, y se enoja cuando algún miembro de la familia trata de invadir ese espacio. Esto también implica que lo que antes, cuando era niño, contaba a sus padres, ahora se lo reserve. Cualquier intento de averiguar acerca de lo que sucede en su vida es interpretado como una invasión a su intimidad.

Preocupación del pensamiento ajeno

Aunque los jóvenes en este periodo no dejan de pensar en sí mismos, les preocupa la opinión que puedan tener otros. En especial, la opinión de sus amistades influye mucho en ellos.

Algunos de estos cambios emocionales en la adolescencia tiene que ver con que el chico debe aprender a confiar en sí mismo. La confianza que hasta ahora había depositado en sus padres ahora la transfiere a sus amigos. Cuando comparte pensamientos o sentimientos con una amistad, va conociéndose mejor así mismo.

Exploración de su sexualidad

Es natural sentir mucha curiosidad hacia el sexo. Primero, el joven piensa en tener una novia y experimentar el amor romántico, de allí se despiertan los impulsos sexuales. Por eso, muchos chicos recurren a las fantasías sexuales o a la masturbación.

Descubre su identidad personal

Se refiere a la independencia afectiva en la que el adolescente cree que no necesita del cariño de sus padres. Critica su comportamiento, pone en duda sus preocupaciones, los compara con otros padres y finalmente, se rebela contra ellos. Todo esto causa sentimientos de culpa y preocupación que se entrelaza con su necesidad de independizarse.

Alcanzar la independencia personal

Es necesario que se produzca este ciclo, ya que el adolescente debe aprender a tomar sus propias decisiones y reforzar la confianza en sí mismo. Esto implica que el padre deberá actuar con firmeza a la hora de imponer el límite necesario.

Cambios de Humor

Los cambios de estado de ánimo se relacionan con los cambios hormonales que se tienen en este periodo de la vida. El joven está en una especie de montaña rusa emocional, pudiendo pasar de la alegría a la tristeza, de sentirse ingeniosos a sentirse ignorantes de un momento a otro.

Se irritan con facilidad y sus emociones siempre están a flor de piel. Pueden reaccionar de forma desproporcionada ante el mínimo comentario que no esté en armonía con ellos. Experimentar estos cambios emocionales en la adolescencia en un breve espacio de tiempo, puede resultar frustrante, confuso y hasta abrumador.

Sentimientos de soledad

Con facilidad tienden a sentirse solos, que no son comprendidos por nadie y que son diferentes, por eso se aíslan. En ocasiones, manifiestan preocupación por los rápidos cambios, tanto físicos como psicológicos que están viviendo.

Otros cambios notables

Aparte de estos cambios emocionales mencionados, el joven cambia hasta la forma de expresar sus emociones. No se debe pensar que ha tenido un cambio de sentimientos, sino que cambia la forma de expresarlos. Pueden presentarse cambios en la forma de comer y en los ciclos del sueño.

Los jóvenes que están atravesando por la adolescencia desean tener la compañía de un adulto como modelo a seguir. Requieren de padres comprensivos y de un entorno social que pueda orientarlos. Por consiguiente, será trabajo de todos tratar de comprender qué sucede en esta etapa tan complicada de su vida.