Corrige el comportamiento de tus hijos, no sus emociones

Okairy · 23 septiembre, 2016

Los niños pueden ser demasiado dramáticos. Sus emociones a menudo parecen irracionales y completamente fuera de proporción con la situación. Pero eso no quiere decir que debas corregir sus emociones.

Los niños tienen derecho a sus emociones, incluso cuando se salen un poco de lo que te podría parecer normal. Decirle que sus emociones están mal puede ser perjudicial para su desarrollo emocional.

Aquí te decimos cómo corregir el comportamiento de tus hijos sin afectar sus emociones.

Evita minimizar o negar las emociones de tu hijo

Los niños que creen que no deben sentirse tristes hacen grandes esfuerzos para evitar el dolor pero eso no es saludable. El duelo es un proceso de curación.mama con bebe

Del mismo modo, los niños que piensan que mostrar tristeza o enojo no es bueno, pueden solo fingir y mostrar una sonrisa y se niegan a hablar por sí mismos. Es importante que sepas que el enojo no es malo y no te olvides de hacérselo saber.

La forma que los niños elijan para hacer frente a su ira puede conducir a decisiones saludables o no. Tu objetivo nunca debe ser cambiar las emociones de su hijo. Evita decir cosas como:

  1. Deja de ser tan melodramático.
  2. Deja de llorar o te voy a dar una razón para llorar.
  3. Te estás volviendo loco por nada.
  4. Deja de ser un bebé.
  5. Deja de preocuparte por una cosa tan tonta.

Separa la emoción del comportamiento

Es importante diferenciar entre lo que el niño hace y cómo se siente. La ira es un sentimiento y golpear es un comportamiento. La tristeza es un sentimiento y gritar es un comportamiento.

En lugar de convencer a tu hijo, de no sentir ciertas cosas, enséñale cómo hacer frente a las emociones incómodas. Demuéstrale que es normal sentirse enojado, pero una rabieta no es saludable.

A veces los padres piensan que criar a un niño mentalmente fuerte es sobre la crianza sin emociones, pero eso no es cierto. Solo se trata de corregir el comportamiento.

Enséñale a tu hijo que puede manejar la ansiedad

Si le envías el mensaje de que la ansiedad es mala, tu hijo evitará hacer cosas que lo hacen sentir ansioso. Muéstrale a tu hijo que las emociones incómodas son parte de la vida. A veces tiene que comportarse al contrario de cómo se siente.

Por ejemplo, explícale que debe tratar a los demás con amabilidad, incluso en los días donde se sienta de mal humor. Demuéstrale que en los días en que se siente triste, todavía debe trabajar. Déjale claro que a veces hay que hacer las cosas aún cuando no se tiene ganas.

Enséñale a controlar sus emociones

Una gran cantidad de problemas de comportamiento derivan de la falta de entendimiento por parte de los niños sobre sus emociones. Cuando enseñes a tu hijo que sus emociones están bien y que puede encontrar formas socialmente apropiadas para hacer frente a ellas, lo más probable es ver una gran mejora. Así se corrige el mal comportamiento adecuadamente.

Aliéntalo a que etiquete sus emociones. Enseña a tu hijo que nombre sus sentimientos para que pueda empezar a desarrollar una mejor comprensión de ellos. Enséñale también habilidades para enfrentarlos de forma saludable y de una manera positiva.

Demuéstrale que puede tener cierto control sobre sus sentimientos

Si tu hijo está de mal humor, charla sobre las elecciones que puede hacer y que lo mantendrán atrapado en un mal estado de ánimo. También ayúdalo a ver las opciones que podrían mejorar su estado de ánimo.niña déficit de atención

Disciplina a tu hijo por comportamientos inadecuados. Si tu hijo rompe el juguete de su hermano cuando está enfadado, aplica una consecuencia. Que quede claro que no va a ser castigado por sus sentimientos, pero se le dará consecuencias por romper las reglas.

No permita que tu niño use emociones como excusa. Si dice que no puede hacer su tarea porque está triste, no le permitas salirse con la suya. Salvo raras excepciones, hazlo responsable de su comportamiento. Estas raras excepciones pueden incluir la muerte de un familiar u otra emergencia familiar.