La educación de tu hijo será su espada para pelear en la vida

Macarena Esperanza Marina·
25 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz Martín al
26 Abril, 2020
Educar a un pequeño es armarle con los valores que le permitirán desarrollar una personalidad íntegra y resistente a los reveses de la vida.
 

No hay duda, no hay mejor arma o herramienta que puedas brindar a un pequeño que su formación desde edades tempranas. Pues, sin temor a equivocarnos podemos afirmar que la la educación de tu hijo será su espada para pelear en la vida. Por esto mismo, muchos consideran acertadamente que es la mejor inversión durante la infancia.

La educación de tu hijo es el mejor vestido de gala o el más sofisticado esmoquin con que a futuro asistirá a la fiesta de la vida. Se trata de sembrar paciente y perseverantemente semillas de bien a fin de que florezcan los más dulces frutos conforme vaya pasando el tiempo.

Entonces el trabajo consiste en cosechar los mejores instrumentos que harán de tu pequeño una buena persona. Pero además, una persona capaz de hacer frente con valentía y entereza a cada uno de los desafíos y reveses que imponga el destino.

La educación de tu hijo: armadura de defensa y espada de ataque

La educación de tu hijo no solo se refiere a las notas escolares y la inteligencia que creemos ha desarrollado a lo largo de esos iniciales años de vida. Por el contrario, va mucho más allá en tanto se relaciona además con la personalidad. Es aquello de lo que tanto se habla cuando se dice que es conveniente educar en valores.

Solo de esta manera lograremos que conviva de la mejor manera posible con el entorno que lo rodea, y  que se sienta bien en el ambiente en el que se encuentre. Por esto mismo, también es más que importante estimular la inteligencia emocional del pequeño.

 

De este modo, valores como amistad, comprensión, tolerancia, paciencia, solidaridad y respeto se constituyen en la mejor armadura de defensa para tu hijo. Y como habrás escuchado: “no hay mejor defensa que un buen ataque”.

50dfbd633c0752d5cb72732e44b5e44c

Y es que todos estos recursos no solo son sanos para un sano desarrollo infantil. También constituyen elementos esenciales a la hora de hacer frente a cualquier situación de crisis o conflicto. Pues, por mucho que nos duela o desagrade nuestros pequeños tendrán que atravesar diversas dificultades en su camino. Entonces, pongamos nuestro mayor empeño en proveerles de los recursos personales necesarios para salir victoriosos. 

Cuando forjas la educación de tu hijo de la manera correcta y conveniente no haces más que cimentar las bases de un altísimo e infranqueable muro. Ya nada derribará a ese pequeño, pues posee la mejor armadura ante cada golpe de la cotidianeidad.

Asegúrate de que tu hogar sea fuente abundante de buenos ejemplos de superación, valentía y afrontamiento. Pues nada inspira tanto a un niño como las conductas que observa mientras crece de sus seres más queridos.

 

Los valores fundamentales para su educación

No hay chicos buenos ni malos, sino padres, educadores y allegados que no se abocan de lleno a dar lo mejor para aquel menor que tienen enfrente. Pues a la hora de escoger la educación más adecuada para transmitirle ciertos valores a tu hijo, no debes pasar por alto enseñarles lo que está bien y lo que no.

Por supuesto, siempre es conveniente predicar con el ejemplo. Pues el infante observará patrones de conducta y comportamiento correctos y sabrá que estos son los adecuados y esperables. Así cuida cómo te relacionas tú con los demás, el modo en que pides favores, compartes, defiendes y ayudas al prójimo.

e487808a7997c641b4530e69e876e1d4

Ahora bien, si los padres no tienen paciencia y perseverancia con su propio hijo, los resultados en materia de su crianza pueden ser realmente nefastos. Es que, claramente, la responsabilidad que tiene cada progenitor en la transmisión de valores a sus pequeños es verdaderamente crucial. Pero, ¿qué valores transmitir en la educación de mi hijo?

  • Amabilidad
  • Tolerancia y respeto hacia los otros
  • Bondad, solidaridad y cooperación
  • Honestidad y fidelidad
  • Responsabilidad, organización y perseverancia
 
  • Generosidad
  • Gratitud y optimismo
  • Compasión y piedad
  • Paciencia, empatía y comprensión
  • Coraje y valentía

A través de todos ellos será posible forjar la mejor educación que convertirá a tu hijo en un verdadero guerrero de la vida. Alguien que se valdrá de la mejor armadura y espada para defenderse de cada adversidad con los más nobles recursos. Aquellas armas que le brindaste desde pequeño y que le acompañarán de por vida.

  • González, P. (2019, junio 14). La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo. Recuperado abril de 2020, de https://lamenteesmaravillosa.com/la-educacion-es-el-arma-mas-poderosa-para-cambiar-el-mundo/
  • Medina, C. (2019, junio 23). Tu hijo seguirá tu ejemplo, no tu consejo. Recuperado abril de 2020, de https://lamenteesmaravillosa.com/hijo-seguira-ejemplo-no-consejo/