Meriendas saludables para embarazadas

Fernando Clementin 8 enero, 2018
Lejos de acudir a recetas largas y complicadas, aquí encontrarás opciones sencillas para nutrirte a ti y a tu bebé de la mejor manera. En el embarazo alimentarse sanamente y adquirir hábitos saludables es casi una obligación para el bienestar de ambos.

Si te encuentras en la dulce espera y te preocupa tu alimentación, es momento de que te instruyas. Incorporar los nutrientes que tú y tu bebé necesitáis es fundamental durante estos nueve meses.

A continuación, detallaremos algunas meriendas saludables para embarazadas que, además, son exquisitas.

Primero, definamos y argumentemos las necesidades alimenticias de una mujer embarazada. En ese sentido, es casi un menester desterrar un mito erróneo: la mujer embarazada no debe comer por dos.

Por el contrario, una futura madre debe procurar llevar una dieta completa y basada en conceptos comprobados.

Si al iniciar el embarazo la mujer posee un peso normal, no deberá incrementar la cantidad de calorías hasta el segundo trimestre. En ese momento, debería aumentarla en unas 300 calorías, para pasar a unas 450 más en los últimos tres meses.

¿Qué nutrientes hacen falta? Sobre todo, vitaminas y minerales. Aquí incluimos las vitaminas B y C, el ácido fólico, el calcio y el hierro.

A partir de estas premisas y de otras que citaremos luego, elaboramos esta lista de meriendas saludables para embarazadas. ¡Esperamos que sean de tu agrado!

5 meriendas saludables para embarazadas

1.- Barras de cereal caseras

Las barras de cereal son una gran opción para incorporar carbohidratos en tu dieta. Son nutritivas y saludables. Al prepararlas en casa, puedes agregarle la fruta que desees, como manzana, albaciroque o frutillas.

Su preparación es fácil: debes derretir mantequilla (50 gr) en un bol y añadirle miel (75 gr) y azúcar (150 gr). Luego, incorpora avena (200 gr), la fruta cortada en trozos pequeños (150 gr) y arroz inflado (50 gr).

Mezcla todo hasta formar una masa homogénea y coloca la mezcla en un molde enmantequillado. Una vez que se hayan enfriado, córtalas en tiras y listo, ¡a disfrutarlas!

Las barritas de cereal son un gran complemento nutritivo para embarazadas.

2.-  Papilla de avena con trozos de plátano

Los beneficios de la avena son muchos. Además de ser una fuente de energía, ayuda a bajar el colesterol malo en las mujeres embarazadas.

Para preparar esta merienda, debes mezclar 100 gr de avena con medio litro de agua caliente. Luego, calienta esta mezcla removiéndola constantemente hasta que quede una masa consistente.

Una vez logrado esto, retírala del fuego, déjala enfriar y añade los trozos de plátano.

3.- Ensalada de frutas

Esta es una de las meriendas saludables para embarazadas que menos trabajo requiere. Su contenido en vitaminas es altísimo, por lo que es sumamente recomendable para esta etapa.

La idea es añadir trozos de diferentes frutas. Lo mejor de esta merienda es que la puedes personalizar a tu gusto. Puedes añadir kiwi, plátano, naranja, frutilla, durazno, pera, piña o cualquier otra fruta que te guste.

Otro beneficio es que la puedes dejar en la nevera de un día para el otro.

4.- Yogur con frutos del bosque

Los lácteos, una gran fuente natural de calcio, no podían faltar en esta lista. El yogur con frutos del bosque es una de las meriendas saludables para embarazadas más solicitadas.

Puedes escoger el sabor de yogur que más te guste y combinarlo con trozos de arándanos, frambuesas o cualquier otra fruta de este estilo. Si prefieres el yogur hecho en casa, aquí podrás encontrar una receta sumamente sencilla para prepararlo.

“La mujer embarazada no debe comer por dos. Por el contrario, una futura mamá debe procurar llevar una dieta completa y basada en conceptos comprobados”

5.- Sandwich de queso, tomate y lechuga

No podemos dejar de considerar a aquellas mujeres que tienen más inclinación por las meriendas saladas. Para ellas, este sándwich es una excelente alternativa.

Para hacerlo, te recomendamos usar pan integral, queso fresco (aporta pocas calorías pero muchas proteínas y calcio), tomate y lechuga frescos (la lechuga aporta ácido fólico, por lo que es muy importante).

Además, si es de tu agrado, puedes añadir también lonchas de pavo, una carne sana y con bajo nivel de grasas.

La ensalada de frutas es una opción fresca, saludable y sencilla.

Otros consejos alimenticios para embarazadas

Durante el embarazo, es recomendable que las futuras madres incorporen algunos hábitos saludables para su alimentación. Aquí enumeramos algunos:

  • Realizar cinco comidas al día. Este punto es esencial, ya que realizando un desayuno, un almuerzo, dos meriendas y una cena lograrás una mejor nutrición y una digestión más progresiva y menos pesada.
  • Incluir la mayor cantidad y variedad de frutas y verduras posibles.
  • Llevar una dieta balanceada. Ningún alimento, por completo que sea, logrará satisfacer tus necesidades y las del bebé por completo.
  • Evitar azúcares y grasas saturadas.  
  • Reducir o evitar el consumo de alcohol o cafeína.
  • Dejar de fumar tabaco.

Por último, es importante aclarar que estas son recomendaciones generales. Si una mujer presenta una deficiencia en sus valores nutricionales, deberá consultar con un especialista en nutrición para que le recomienda una dieta acorde a sus requerimientos.

Te puede gustar