Manualidades para recibir el invierno

05 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la documentalista Arantza Martín Becerro
El invierno es la estación del año donde más apetece disfrutar del hogar. Por este motivo, os proponemos una serie de manualidades para disfrutar juntos en familia de un fantástico plan.
 

Una de las mejores formas para que los niños aprendan es a través de los juegos. Una manera de jugar de forma totalmente didáctica es a través de las manualidades. Las manualidades hacen que la imaginación de los niños se manifieste a la vez que desarrollan su parte artística. Si, además de estos dos factores, aprenden nuevos conceptos, se tratará de una de las mejores actividades posibles para realizar.

En esta ocasión, os proponemos una serie de manualidades para recibir el invierno. A través de ellas, podréis mostrar a los niños los elementos que se relacionan con esta estación del año. ¿Estáis preparados?

Manualidades para recibir el invierno

Mural de ropa de invierno

Esta manualidad para recibir el invierno está destinada a los más pequeños de la casa a partir de tres años. Con ella, podrán descubrir el tipo de ropa que se debe de utilizar en la estación del año más fría como es el invierno.

El mural representará también el tiempo meteorológico que más comúnmente se da en ella: la nieve. Para realizar este mural necesitaréis:

Manualidades con cartulina para recibir el invierno.
  • Cartulina o folios de colores.
  • Pegamento.
  • Algodón.
  • Tijeras.
 

El primer paso será dibujar dos árboles a ambos, lados totalmente desnudos, pues en invierno las hojas de los árboles han caído. En segundo lugar, dibujaréis una tira en color blanco de un árbol a otra, aunque también podéis utilizar cinta directamente. Esta tira simulará la cuerda de tender la ropa.

Después, será hora de elegir las prendas que se incluirán en el mural: gorro, bufanda, guantes y un abrigo entre otras muchas cosas pueden formar parte. Por último, con pequeñas bolas de algodón pegadas a la cartulina simularéis la nieve. De esta forma, ya tendréis listo vuestro mural del invierno.

Muñeco de nieve

Como ya hemos dicho anteriormente, la nieve es muy característica de esta estación del año. Por ese motivo, realizar muñecos de nieve cuando el blanco cubre las calles es una de las actividades favoritas de mayores y niños. Para crear este muñeco de nieve necesitaréis:

  • Una botella de plástico pequeña, incluido el tapón.
  • Algodón.
  • Lana de colores.

Una vez vaciada el agua de la botella, el primer paso será rellenarla con pequeñas bolas de algodón hasta el tope. Los siguientes pasos serán utilizar la lana de color naranja para crear la nariz del muñeco y lana de otro color para crear una bufanda y que así nuestro muñeco no pase frío.

También podéis crear dos ojos al muñeco de forma sencilla dibujando dos círculos en un folio y pintando en ellos dos puntos negros. ¡Tendréis vuestro muñeco de nieve listo en muy pocos minutos!.

 

Copos de nieve

El invierno está muy unido a la Navidad. Por ello, otra de las manualidades para recibir el invierno es crear decoraciones para el árbol. En este caso, la manualidad que os proponemos es la de hacer un copo de nieve que, una vez terminado, puede formar parte de la decoración navideña de vuestras casas. Para esta actividad necesitaréis:

Muñeco de nieve para recibir el invierno.
  • Cuatro palos de helado.
  • Pintura acrílica blanca.
  • Purpurina azul.
  • Una cinta de color azul.

El primero de los pasos es crear el copo de nieve a partir de los palos de helado. Para ello, en primer lugar, deberéis pintar los palos de color blanco y espolvorear la purpurina azul.

Una vez pintados, deberéis pegar dos de ellos en forma de equis o aspa, y los otros dos encima, en forma de cruz. El último paso será colocar la cinta de color azul en la parte trasera del copo y ¡listo para colgar en vuestro árbol de Navidad! Una decoración que os hará sentir que estáis en el reino de Frozen.

Manoplas para no pasar frío, una de las manualidades para recibir el invierno más divertidas

Como venimos diciendo desde el principio, el frío y el invierno están totalmente unidos. Por ello, los más pequeños podrán crear sus propias manoplas personalizadas y colocar esta manualidad como decoración cuando llegue esta estación. Para ello, necesitaréis:

 
  • Cartulinas de colores.
  • Tijeras.
  • Pompones u otro elemento decorativo.

En primer lugar, deberéis recortar la forma de una manopla en una cartulina del color que preferíais y pegarla en otra. El segundo paso será decorar la manopla. Aquí podéis utilizar bien materiales que tengáis en casa, como papel pinocho de colores, o incluso más cartulinas, o utilizar pompones y llenar, así, la manopla.

Se trata de una manualidad muy sencilla destinada para los niños más pequeños a los cuales les hará pasar un divertido tiempo en familia.