Mamá, aquí tienes los trucos definitivos para producir más leche para tu bebé

¿Sabes cuáles son los beneficios de la leche materna y quieres algunos consejos para aumentar la producción de leche? Te informamos en profundidad.
Mamá, aquí tienes los trucos definitivos para producir más leche para tu bebé
María José Roldán

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán.

Última actualización: 16 noviembre, 2022

Como bien apuntan los expertos la percepción materna de una producción de leche insuficiente es un factor que contribuye al abandono de la lactancia exclusiva. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la lactancia materna exclusiva se debe prolongar durante al menos 6 meses continuos. Es por ello que recopilamos los mejores consejos para producir más leche para tu bebé.

Desde ya te advertimos: la mejor forma de aumentar tu producción de leche es amamantar a tu bebé con frecuencia y a demanda. Si el pequeño no puede amamantar bien o no puedes amamantarle con frecuencia por el motivo que sea, entonces estos consejos te resultarán de gran utilidad. Repasamos cuestiones de interés antes de enseñare los trucos que puedes usar.

Beneficios de la leche materna

Los efectos de la lactancia materna en la salud de la madre y del bebé son bien reconocidos. De acuerdo con los expertos, la lactancia materna no solo reduce el riesgo de muerte y enfermedades durante los primeros años de vida, sino que tiene aporta beneficios que se prolonga hasta la edad adulta del lactante.



Entre muchas otras cosas, la lactancia protege contra infecciones gastrointestinales, enterocolitis necrosante, infecciones del tracto respiratorio, síndrome de muerte súbita del lactante, alergias, asma, diabetes, obesidad, síndrome del intestino irritable y enfermedad de Crohn. Además, se sabe que potencia el rendimiento cognitivo de los bebés.

Por su parte, existe evidencia de que las mujeres que amamantan tienen un menor riesgo de cáncer de mama y cáncer de ovario; al término que mejora la salud general. También repercute desde el punto de vista psicológico y emocional, además de favorecer al vínculo que se crea entre la madre y el hijo.

Aunque solo hemos dado una pincelada de sus beneficios, queda en evidencia de que la lactancia materna es un proceso imprescindible en la vida del bebé y la madre. Así, aumentar la producción de leche en la lactancia contribuye a potenciar estos efectos y mediar en el estado nutricional del pequeño.

¿Cómo saber si tu bebé toma suficiente leche materna?

A veces las madres sienten que no dan suficiente leche a los pequeños, pero hay que asegurarse bien antes de tomar cualquier tipo de decisión. Por eso, es importante saber distinguir cuáles son las señales que indican que tu bebé ya está tomando la suficiente leche y aprender a no preocuparse en exceso. Para ello, reconsidera lo siguiente:

  • El peso del bebé: si la lactancia es correcta, el peso del bebé aumentará. Eso sí, ten presente que el pequeño perderá unos pocos kilos en sus primeros días de vida, pero se recuperará en las siguientes semanas.
  • El cambio de pañal se realiza con frecuencia: la cantidad de pañales es un buen indicador para saber si el bebé está tomando bien. En este sentido, se aproxima el cambio a 6 pañales al día.
  • El periodo de lactancia: los recién nacidos maman de 8 a 12 veces diarias cada 2 a 3 horas aproximadamente. No obstante, a medida que van creciendo, la demanda aumenta. Por eso, es normal que a las 4 semanas se realice  7-9 tomas diarias y así sucesivamente.
  • El niño está tranquilo durante las tomas: es importante observar el humor del bebé al realizar las tomas. Si se muestra tranquilo y no enfadado, es una buena señal de que se mantiene activo y predispuesto a recibir los nutrientes necesarios.

Se deben reparar en todas estas variables, y en principio se debe hacer de la mano de un profesional. Producir más leche durante la lactancia debe fundamentarse en razones y motivos objetivos, y no solo en suposiciones de que la producción de leche materna es deficiente.

¿Qué aspectos influyen en la producción de leche materna?

Existen algunos factores que deben considerarse a la hora de consultar al especialista para comprobar y verificar correctamente por qué existe una disminución de la cantidad de leche materna. Entre ellos, cabe pensar en los siguientes:

  • se espera demasiado para empezar a dar el pecho;
  • no se da el pecho con la frecuencia suficiente a causa del dolor en los pezones o el estrés;
  • toma de algunos medicamentos (anticonceptivos hormonales o aquellos que contengan pseudoefedrina);
  • el bebé no se agarra bien al pezón en cada toma;
  • cirugía mamaria;
  • bebé prematuro;
  • hipertensión gestacional;
  • obesidad;
  • diabetes de tipo II.

Como bien nos recuerdan los expertos, la cantidad de leche que se transfiere al lactante afecta su ingesta de nutrientes y las necesidades de nutrientes de la madre. No existe un volumen estándar de suministro de leche diario, ya que los valores durante los primeros seis meses de vida oscilan entre 450 y 1200 gramos al día.

Desde el punto de vista fisiológico, existen dos hormonas que afectan a la lactancia materna: la prolactina y la oxitocina. Cuando el bebé succiona del pecho de su madre, los impulsos sensoriales derivan al lóbulo anterior de la glándula pituitaria. Como respuesta, se secreta prolactina y oxitocina.

En parte, el volumen de leche suministrada depende de este reflejo natural. Siguiendo a los expertos, los signos de que dicho reflejo funciona de manera correcta son los siguientes:

  • sensación de hormigueo en el pecho durante la toma;
  • leche que brota de los pechos cuando piensas en el bebé o lo oyes llorar;
  • leche que fluye del seno contrario cuando el bebé está amamantando;
  • leche que sale del pecho cuando se interrumpe la succión;
  • succiones lentas y profundas por parte del bebé (indican que la leche fluye hacia su boca);
  • dolor uterino o flujo de sangre del útero;
  • sed durante una toma.

Al margen de que producir más leche para el bebé depende de factores fisiológicos y hormonales, existen varias cosas que puedes hacer al respecto. Como ya indicamos, debes considerar de forma objetiva si el suministro de leche de verdad se encuentra por debajo de los valores normales.

9 trucos definitivos para producir más leche

Siguiendo la guía proporcionada por la especialista Mónica Solano Pochet en su estudio de 2020, te presentamos a continuación los trucos definitivos para aumentar la producción de leche materna para tu bebé, teniendo en cuenta el horario de las tomas, la alimentación y otros factores que pueden influir en este proceso.

1. Da el pecho lo antes posible después del parto y amamanta con frecuencia

Lo recomendable es no esperar mucho tiempo después del parto para comenzar a dar el pecho a tu pequeño. En este sentido, se suele empezar alrededor de una hora después, pero en caso de una recuperación de cesárea u otros motivos se puede comenzar más tarde.



En cualquier caso, lo recomendable es consultar a las matronas o al personal que te atienda para cerciorarse y seguir las pautas marcadas. No te preocupes en exceso y disfruta de este momento tan especial.

2. Respeta los horarios del bebé

A veces, sobre todo en las madres primerizas, habitúan llevar las tomas casi cronometradas para saber cuándo toca la próxima. Esto no está mal ni mucho menos, es bueno tener un poco de control para informar a los especialistas. Sin embargo, lo ideal es ofrecerle el pecho a demanda.

Observa a tu pequeño a medida que pase el tiempo; cada niño tiene su propio ritmo y algunos vuelven a tener hambre cada dos horas y otros toman en intervalos menos fijos. Además, hay bebés que están satisfechos en 5-10 minutos tomando la misma cantidad que otros que, quizá, necesitan más tiempo.

3. Descansa y sigue una alimentación correcta, uno de los trucos definitivos para producir más leche

Es muy importante mantener una buena alimentación y, a ser posible, lograr descansar aunque sea en pequeños intervalos de tiempo (lo que te permita tu pequeño). El requerimiento calórico se basa en la edad, peso, altura y actividad, pero ten en cuenta que en general una dieta equilibrada consta de unas 2300 kcal respetando la pirámide nutricional.

En mujeres con sobrepeso u obesas se debe restringir la ingesta de 500kcal/día con respecto a la cantidad recomendada y realizar ejercicio. Asimismo, las dietas vegetarianas tienen más riesgo de deficiencia mineral, vitamínica y proteica, pero se puede suplementar con calcio, vitamina D y B12, entre otros. Lo ideal, en estos casos, es preguntar al médico y llevar un seguimiento continuo.

4. Sacaleches después de haber dado la toma

Si alimentas a tu bebé en un horario constante, el bombeo con el sacaleches una hora después de cada toma puede ayudar a que aumentes tu producción de leche.

Si, por ejemplo, alimentas a tu bebé a cada tres horas, una hora después de haberle alimentado, deberás dedicar unos minutos (por lo menos 15) a bombear más leche. La idea es bombear el tiempo suficiente para aumentar la producción pero para reservar la leche de la siguiente toma.

7_myths_about_breastfeeding-001

Es importante que te asegures de que tienes un sacaleches de calidad. Si no es de calidad, es probable que no puedas conseguir buenos resultados. Puedes conseguir un extractor de leche de buena calidad, así notarás la diferencia en tu producción de leche.

5. Procura que el bebé se agarre bien

Para que exista una buena producción de leche es importante que tu bebé se enganche bien. Muchas madres piensan que no tienen leche suficiente por ellas mismas, pero la realidad es que el bebé no lo está tomando bien.

Es necesario que la lengua del bebé se vea y que sus labios estén abiertos, además el pezón y la areola estarán totalmente metidos en la boca de tu bebé potenciando una buena succión.

Cuando vayas a alimentar a tu bebé, si no se engancha bien, desliza tu dedo meñique en la boca del bebé junto al pezón para que se quite del pecho. Después, usa tu pezón para hacer cosquillas en el labio de tu bebé y cuando abra la boca de par en par mete tu pecho hasta toda la areola. Con un buen enganche al pezón tu bebé podrá tener una buena succión de la leche.

6. Toma de los dos pechos, uno de los trucos definitivos para producir más leche

Es necesario que te asegures de que tu bebé amamante de los dos senos durante una sesión de lactancia. Cada vez que el bebé empiece a chupar con comodidad o si ves que pierde el interés o empieza a dormirse toma esto como una señal para cambiar de lado y que amamante del otro pecho. Esto estimulará a tus pechos a producir más leche y te asegurarás de que tus pechos quedan bien drenados.

shutterstock_164618243

Además, así te asegurarás completamente de que lo ha vaciado bien y que ha tomado la parte más nutritiva; ya que, al principio, se ofrece la leche más aguada para calmar la sed y al final se produce la cantidad que contiene grasas y vitaminas.

7. Masajea tu senos, uno de los trucos definitivos para producir más leche

De acuerdo con la “Guía de Lactancia de 2020” elaborada por la Asociación de Matronas de la Rioja, se recomienda masajear los senos para fortalecer los pezones y estimular, poco a poco, el descenso de la leche. Para realizar este masaje, solo tendrás que seguir los siguientes pasos para simular el reflejo “subida y bajada” que realiza el pequeño al succionar:

  1. Para provocar un efecto parecido con el masaje, previamente es recomendable darse una ducha con agua caliente sobre el pecho.
  2. Después, el primer paso es friccionar con las yemas de los dedos desde la base del pecho hacia la areola. 
  3. A continuación, coloca la mano en el pecho en forma de “C”, apoyando el dedo pulgar en la parte superior a unos 3 cm de la areola y la palma de la mano en la parte inferior.
  4. Haz un movimiento de “ordeño”, es decir, fricciona el pecho hacia atrás (como hundiendo un poco el pecho) y hacia adelante a la vez que presionas como si quisieras juntar los dedos. 

Este movimiento se tiene que repetir pausada y rítmicamente, de manera que resulte cómodo. Asimismo, una extracción manual dura entre 20-30 minutos; así que recuerda alternar entre pecho y pecho entre 5-10 minutos. Ten en cuenta que esta técnica requiere práctica; por lo que si al principio no se extrae mucha leche, no te preocupes, con los días te saldrá cada vez mejor.

8. ¿Adiós a los chupetes?

Algunas personas piensan que cada vez que tu bebé está succionando un chupete (en momentos en los que no le estás alimentando) es tiempo perdido para estimular tu producción de leche. Sin embargo, la evidencia actual sugiere que estos realmente no interferirían con el establecimiento o mantenimiento de la lactancia.

Por ende, no te preocupes tampoco en exceso por este factor, pero procura vigilar el uso del chupete si te lo pide durante las tomas y avisar al médico si mantiene este hábito durante mucho tiempo. 

9. Usa el sujetador apropiado

El uso de un sujetador que te oprime los pechos o que está demasiado apretado, puede causar problemas en el flujo de leche. Además, tienes que tener en cuenta también el material con el que está fabricado. Así que procura optar ante todo por la comodidad y un buen agarre.

El sostén incorrecto a veces puede conducir a que los conductos de leche se queden taponados. Sin duda, esto es incómodo y también puede hacer que no tengas suficiente producción de leche para satisfacer las necesidades físicas de tu bebé.

Consulta a los profesionales de lactancia y ten presente los trucos definitivos para producir más leche

Es posible que a pesar de todos tus esfuerzos, exista la posibilidad de que algo no marche bien en la producción de leche. En este sentido, un profesional médico se especializará en ayudarte a establecer una buena relación con la lactancia y en solucionar los posibles problemas que estés presentando.

Él será quien te aconseje la toma de posibles suplementos para reforzar reservas u otras posibles alternativas. Además, no olvides que la familia y los grupos de apoyo a la lactancia también serán pilares fundamentales ante cualquier duda o dificultad que sientas en este nuevo proceso.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • De, G., Rioja, L., & Lawrence, R. A. (s. f.). La lactancia materna es el regalo más precioso que una madre puede dar a su bebé. Recuperado 26 de diciembre de 2021, de Aeped.es website: https://www.aeped.es/sites/default/files/guia-lactancia-2014_la_rioja.pdf
  • Dieterich CM, Felice JP, O'Sullivan E, Rasmussen KM. Breastfeeding and health outcomes for the mother-infant dyad. Pediatr Clin North Am. 2013 Feb;60(1):31-48.
  • Institute of Medicine (US) Committee on Nutritional Status During Pregnancy and Lactation. Nutrition During Lactation. Washington (DC). 1991.
  • Infant and Young Child Feeding: Model Chapter for Textbooks for Medical Students and Allied Health Professionals. Geneva: World Health Organization; 2009.
  • Ibrahim, S. H., El–Ghany, A., Mohamed, S., El Shafie, T. M., & El Hady, M. Cognitive Functions in Breastfed versus Artificially Fed in Preschool Children. The Egyptian Journal of Hospital Medicine. 2019; 77(5): 5742-5751.
  • Kent JC, Prime DK, Garbin CP. Principles for maintaining or increasing breast milk production. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs. 2012 Jan-Feb;41(1):114-121.
  • Office of the Surgeon General (US); Centers for Disease Control and Prevention (US); Office on Women's Health (US). The Surgeon General's Call to Action to Support Breastfeeding. Rockville (MD): Office of the Surgeon General (US); 2011.
  • (2021, septiembre 2). Cómo producir más leche materna. Recuperado 26 de diciembre de 2021, de Dodot-ES-ES website: https://www.dodot.es/recien-nacido/nutricion/articulo/como-producir-mas-leche-materna
  • Shah R, Sabir S, Alhawaj AF. Physiology, Breast Milk. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-.
  • Ruiz, J. M. P., León, M. T. M., Herreros, J. M. P., & Ibabe, M. C. I. (2013). Lactancia Materna y su influencia en el Cociente Intelectual de los niños y niñas a los 6 años de edad, valorado con el Test K-Bit, en la provincia de Granada (España). Revista española de nutrición comunitaria, 19(4), 196-200. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7786648
  • Solano Pochet, M. (2020). Lactancia Materna: Iniciación, beneficios, problemas y apoyo: Iniciación, beneficios, problemas y apoyo. Revista Ciencia Y Salud Integrando Conocimientos, 4(5), Pág. 105–117. https://doi.org/10.34192/cienciaysalud.v4i5.189.

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.