5 remedios para aliviar el dolor de los pezones durante la lactancia

Amanda 10 junio, 2017

El dolor de los pezones durante la lactancia, ocurre generalmente en las primeras semanas. Se cree que al menos el 90% de las mujeres experimentan este tipo de molestia. Sin embargo, se trata de dolores que son más bien temporales. Para el quinto día de lactancia, los picos de los senos estarán muy doloridos, pero no podemos detenernos.

Por lo tanto, conviene mejorar esta molestia sin dejar de dar el pecho. Además, es preciso que el remedio que usemos para aliviar el dolor no sea riesgoso para el bebé. De igual manera, es preciso corregir algunas prácticas que quizá nos estén perjudicando. Por ejemplo, se sabe que la manera en que el bebé toma el pezón es la principal causa de daño en este.

A continuación te contamos cómo proceder para aliviar el dolor de los pezones durante la etapa de lactancia.

Mejorar la posición de la boca sobre el pezón

 

El bebé puede lastimarnos por succionar solo el pico del seno. Para mejorar esta situación, es preciso que nos aseguremos de que la boca del pequeño cubra la mayor parte de la areola. Es necesario que lo hagamos abrir más la boca, esto lo podemos hacer introduciendo el dedo.

Es posible que esto genere dolor en las primeras semanas por error en la mecánica. Sin embargo, a medida que se obtienen habilidades, nuestra situación mejora.

Aplicar calor húmedo

El calor húmedo ha demostrado ser un eficaz calmante del dolor en los pezones. Además, puede ayudar a que la piel sane rápidamente. Para aplicar este remedio se recomienda utilizar una toalla limpia. Mojamos el paño con agua tibia, evitando que sea caliente. Exprime el exceso de agua y coloca la compresa sobre el pezón de un modo directo.

Dejamos la toalla colocada en el pezón hasta que esta vaya reduciendo su temperatura hasta alcanzar el grado ambiente. Cuando se haya enfriado, repetimos el proceso. Este remedio también puede aplicarse para aliviar el dolor por la congestión mamaria.

Usar almohadillas de hidrogel

Las almohadillas de hidrogel son un producto especialmente diseñado para ser usado como calmante del dolor en los pezones. Se trata de unas hojas hechas de silicona que crean una barrera ante el roce. Además, debido a su composición, pueden ser refrescantes y calmantes.

Su principal función es evitar que nos lastime el sujetador o los cojines de lactancia. Su tamaño es consistente con el de la areola, por lo cual ofrecen protección donde más lo necesitamos.

Aplicar leche materna

La leche materna contiene emolientes naturales que resultan muy efectivos para ayudar a sanar los pezones doloridos. Además,  su acción bacteriana ayuda a proteger y curar con rapidez. Es ideal para ser aplicada cuando hay heridas o grietas en los pezones.

Exprima algunas gotas de su propia leche y frótelas sobre el pezón. Antes de cubrir el seno, espere a que la leche seque completamente al aire.

Bálsamos y ungüentos

En el mercado existe infinidad de opciones para tratar el dolor en los pezones ocurrido por la lactancia. Sin embargo, no todos estos productos son convenientes. Se estima que aquellos que contienen lanolina, pueden causar reacciones alérgicas; además, su olor y sabor no siempre es agradable para el bebé.

En tal caso, si colocamos una crema que causa rechazo al pequeño, podemos poner en riesgo su alimentación.

 

No obstante, algunos remedios naturales en forma de bálsamos y ungüentos, crean una barrera que además calma el dolor. Por ejemplo, se recomienda el uso de aceite de oliva o productos que lo contengan como base. Este elemento no interfiere por el olor o sabor, pero es natural y muy efectivo.

Los ungüentos a base de caléndula, también ayudan a calmar el dolor. De igual manera, la ventaja de usar estos productos es que contribuyen a la sanación del pezón.

Aunque nos duelan mucho los pezones,  no es recomendable que abandonemos la lactancia materna. Es muy importante seguir amamantando, al menos que el médico decida lo contrario. En todo caso, si el dolor es insoportable, hemos desarrollado alguna complicación o tenemos algún tratamiento que impida dar el pecho, siempre podemos usar el extractor para no comprometer el suministro de leche.

 

Te puede gustar