¿Qué sacaleches comprar?

En el mercado existen infinidad de marcas de sacaleches, pero ¿cómo saber cuál es el que más te conviene? Aquí te ayudamos a descubrir cuál es el que más se adapta a ti y a tus necesidades.
¿Qué sacaleches comprar?
Angela Herrero Marin

Escrito y verificado por la técnico en farmacia y doula Angela Herrero Marin el 16 Marzo, 2021.

Última actualización: 16 Marzo, 2021

Un sacaleches o extractor es un producto de lactancia que, muy probablemente, utilizarás en algún momento de este periodo. Los sacaleches pueden ser eléctricos o manuales y su función, como su propio nombre indica, es la de extraer leche materna del pecho para poder almacenarla y ofrecérsela al bebé en cualquier otro momento.

El uso del sacaleches necesita práctica. Al principio puede que veas poca cantidad de leche, pero poco a poco verás que las extracciones tienen mayor volumen.

Es importante recalcar que la leche que se saca con un extractor no indica la cantidad de leche que se produce. Ningún extractor será parecido a la succión del bebé.

Así pues, a continuación te explicamos las diferencias que existen entre los sacaleches manuales y los eléctricos. ¡Toma nota de todo!

Sacaleches manuales

Los sacaleches manuales son los más sencillos y económicos. Funcionan mediante la acción de tu mano con la palanca, que será la encargada de ejercer el bombeo sobre el pecho.

Mujer usando un sacaleches manual.

Están recomendados especialmente para extracciones puntuales, ya que son algo más lentos que los eléctricos y también puede ser cansado estar bombeando manualmente durante todos los días, en diferentes momentos del día. Podrás encontrar infinidad de marcas de sacaleches manuales, pero todos suelen tener unas características muy similares.

Sacaleches eléctricos de extracción simple

Son más costosos que los extractores manuales, pero su uso es más cómodo. Estos extractores contienen un motor que, ya sea por corriente o por pilas, es la parte que realiza la fuerza de succión para extraer la leche, por lo que solo hay que ponerlo en el pecho sin la necesidad de estar bombeándolo con la mano.

Las extracciones suelen ser más rápidas y eficaces, ya que también permitne regular la velocidad e intensidad de la succión.

Están recomendados cuando se va a hacer de ellos un uso continuado y bastante frecuente o por la comodidad de no tener que estar bombeando con la mano y por la mayor rapidez y eficacia ante uno manual.

Medela es la marca que más ha perfeccionado la extracción de leche con su sacaleches eléctricos, aunque en el mercado podrás encontrar otras muy buenas alternativas como puede ser la marca Avent, de Philips.

También existen unos recientes sacaleches eléctricos inalámbricos, como los de Elvie Pump, que resultan una idea muy novedosa en el mundo de los sacaleches. Tienen un diseño ergonómico, pequeño, ligero y silencioso para colocar entre el pecho y el sujetador, libre de cables, para poder extraerte leche sin que se note en cualquier lugar o momento.

Lo novedoso de este tipo de sacaleches es que son inalámbricos, por lo tanto, deberás tener en cuenta si, en tu caso, vas a extraerte en cualquier lugar o momento para que valga la pena pagar un sacaleches de este tipo, ya que su precio es bastante elevado y el funcionamiento es el mismo que otro sacaleches eléctrico.

Sacaleches eléctricos de extracción doble

Son los más costosos que se pueden encontrar en el mercado por su efectividad y por sus óptimos resultados. El funcionamiento es el mismo que un eléctrico de extracción simple, pero con la peculiaridad de poder estimular los dos pechos a la vez, de modo que el tiempo de extracción es menor y con resultados rápidos y supereficaces.

El hecho de que sean más eficaces y se ahorre tiempo en el momento de la extracción no quiere decir que sea el que toda mamá necesite. Están especialmente recomendados en los casos en los que las extracciones deban ser muy frecuentes y periódicas. Por ejemplo, cuando se necesita extraer por un parto prematuro o para lactancia múltiple.

Por eso, tendrás que hacer balance de si económicamente te compensa un sacaleches de este tipo para el uso que vayas a darle, ya que suelen ser bastante caros.

Mujer utilizando un sacaleches de extracción doble.

Extracción manual

Se le conoce como extracción manual a la técnica de extraer la leche del pecho manualmente, sin ningún tipo de sacaleches. La extracción se realiza colocando la mano debajo del pecho de tal manera que el pulgar quede encima del pecho y el índice y corazón, por debajo, en forma de C.

Hay que colocar los dedos como a unos 3 centímetros de distancia del pezón y empujar hacia la pared torácica. A continuación, se comprimen los dedos hacia el pezón sin que estos se deslicen por la piel.

Al principio puede resultar un poco complicado, pero es cuestión de tiempo y práctica para hacerse con ello. Cuando se aprende esta técnica, suele ser verdaderamente eficaz. De hecho, muchas madres cuentan que una vez que han aprendido esta técnica, la prefieren incluso antes que un sacaleches. La mayor ventaja es que es gratis y no hay que lavar ningún utensilio ni antes ni después de cada extracción.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un extractor de leche?

A la hora de comprar un sacaleches también se debe parar a mirar la talla de embudo (la parte que se acopla al pecho) que cada una necesite. No todos los pezones son del mismo tamaño y el uso de un tamaño que no es el adecuado (ya sea porque quede grande o pequeño) puede dificultar la extracción a la vez que puede lastimar el pezón.

Por este motivo, es importante asegurarse de que el sacaleches que compres disponga de la opción de cambiar los embudos, ya que no todos cuentan con esta posibilidad y vienen con un embudo estándar sin la alternativa de cambiar de talla.

En definitiva, esperamos que este artículo te haya sido de interés y de ayuda para descubrir cuál es el sacaleches que mejor se adapta a ti y a tus necesidades.

Te podría interesar...
Extracción y conservación de leche materna
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Extracción y conservación de leche materna

La extracción y conservación de la leche materna puede ser necesaria en muchas ocasiones, por lo que debemos conocer las diferentes opciones disponibles.


Graduada como Técnico de Farmacia en Madrid, en el año 2011. Ha realizado la formación de Doula por Quiero ser Doula en 2019 y la formación de Asesora de Lactancia por Edulacta en 2020. En 2020 también cursó la formación de Hipnoparto por Parto Consciente. A raíz de ser madre, es cuando Ángela descubre todas esas carencias que existen en la maternidad y la importancia que tiene tener un sostén y un acompañamiento físico y emocional durante la maternidad. Decidió cambiar todos sus años de experiencia en farmacia por emprender en su nuevo proyecto. Desde entonces, ha acompañado a decenas de mujeres en sus diferentes etapas de la maternidad, como en el embarazo, en el posparto o en la lactancia. Actualmente, imparte diferentes talleres online sobre lactancia materna y acompaña a madres en sus grupos de embarazo.