2 formas de extraer la leche materna

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 28 diciembre, 2018
Óscar Dorado · 28 diciembre, 2018
Son muchas las razones que pueden influir en querer extraer la leche materna. En cualquier caso, en este artículo ponemos a tu disposición dos formas de hacerlo. ¡Toma nota!

La leche materna es uno de los regalos más valiosos que la madre puede dar a su bebé. Aunque es posible alimentar al pequeño durante varios meses, la recolección de la leche permite tener más libertad y flexibilidad. Somos conscientes de sus beneficios, por lo que en este artículo te vamos a explicar dos formas de extraer la leche materna para que escojas tu favorita y con la que te sientes más cómoda.

El hecho de extraer la leche materna ofrece muchos beneficios a las madres que desean descansar o disfrutar de un rato de tiempo a solas, incluso regresar al trabajo mientras siguen alimentando al bebé con leche materna. Se trata de una excelente solución que permite aliviar la sensación de pesadez o dolor de los senos. Además, te permite aumentar la producción de leche, sin mencionar el gran beneficio que supone para el bebé.

leche-materna-dos-formas-de-extraerla

De hecho, se trata de una práctica más sencilla de lo que piensan la mayoría de las madres, y con un poco de práctica pueden lograr hacerlo de manera rápida. A continuación te ofrecemos las mejores formas de extraer la leche materna que debes considerar si te encuentras en esta hermosa etapa de lactancia.

2 formas de extraer la leche materna

1. Extracción manual

Esta primera forma de extraer la leche materna ayuda a descomprimir los pechos aliviando el dolor o las molestias sin utilizar ninguna herramienta. Para empezar, es importante que te laves las manos con agua y jabón. Te ayudará el hecho de situarte en una posición cómoda para, posteriormente, colocar una taza limpia debajo de tu pecho —ya sea en tu regazo o encima de una mesa—. A continuación, masajes tus senos con ambas manos.

Coloca el pulgar en la parte superior de tu seno y con el dedo índice opuesto debajo de la areola, mientras apoyas tu seno con la mano. Luego, empuja suavemente tu pecho hacia la caja torácica. Gira lentamente los dedos y el pulgar hacia el pezón presionando ligeramente.

Continua liberando la presión y repitiendo la acción manteniendo el ritmo constantemente. Si observas que la leche no sale deberás colocar el dedo pulgar más cerca o más lejos del pezón. Cambia de seno cuando sientas que la leche sale menos rápido y en menor cantidad. Ten en cuenta que las primeras veces, solo podrás extraer algunas gotas, pero se volverá más fácil y más efectivo con la práctica. Extraer la leche regularmente te ayudará a mantener tu ritmo de producción.

2. Extracción con extractor de leche manual o eléctrico

La forma más rápida y fácil de extraer la leche es usar un extractor manual o eléctrico. No obstante, la elección del instrumento adecuado depende de tu disponibilidad y de la frecuencia con la que planeas usarlo.

Incluso para aquellas madres que dispongan de poco tiempo y necesitan encontrar un horario para extraer la leche es aconsejable comprar un extractor eléctrico. Para usarlo hay que colocar la ventosa sobre el pecho y encender la bomba. Deja que chupe la leche y vierta en un recipiente o biberón que deberá ser esterilizado previamente.

leche-materna

Si se trata de extraer la leche de vez en cuando para que tu pareja pueda alimentar al bebé durante tu ausencia, un extractor de leche manual más económico debería ser suficiente. Este tipo de herramientas también tienen una ventosa, pero la leche se saca a través de un mecanismo de presión u otro sistema y no un motor eléctrico. Para hacerlo necesitarás tiempo y paciencia, porque se necesita entre 15 y 45 minutos para extraer la leche de ambos senos.

Una vez extraída de cualquiera de las formas, debes guardar y conservar la leche materna inmediatamente en recipientes esterilizados con un etiquetado adecuado en fecha y cantidad que contiene. La leche materna recolectada se almacena en el fondo del refrigerador durante 24 horas.

Por ultimo, es importante tener en cuenta que la leche materna cubre todos los requisitos nutricionales para el crecimiento y el bienestar del bebé. Por este motivo, se recomienda mantener la lactancia materna para tu pequeño hasta una cierta edad.