Cómo utilizar el extractor de leche

El extractor de leche es cada vez más usado por las madres. Los motivos para usar este dispositivo son diversos, puede ser una obligación por cuestiones de salud o de trabajo.

Lo cierto es que no es fácil adaptarse al sacaleches y en gran medida tampoco al prejuicio que genera. Para aprender a usar el extractor de leche hace falta practicar mucho. En este artículo queremos mostrarte algunos consejos de uso que esperemos sean de utilidad para ti.

¿Quiénes necesitan el extractor de leche?

Pese a que existe cierto prejuicio acerca de dar el biberón al bebé, algunas condiciones deben considerarse. Por ejemplo, dar el biberón no significa que vamos a dañar de alguna manera al niño. Sabemos que la lactancia tiene incontables beneficios, sin embargo, la leche materna es más relevante que dar el pecho. Es decir, aun cuando no amamantemos al bebé, es indispensable que tome su leche.

Dicho esto, reconozcamos que ciertas situaciones impiden que demos el pecho a nuestro hijo. Por diversas razones la madre debe separarse del bebé, o simplemente tiene el derecho de decidir no amamantar. En tal sentido, que la madre no pueda o no quiera amamantarlo, no significa que deje de alimentarlo con leche materna.

La extracción de leche es una opción aplicable a circunstancias especiales. Es útil cuando madre e hijo están separados; por lo tanto es pionera de la donación de leche y la alimentación de los bebés más necesitados. El extractor de leche ha sido una valiosa solución por más de 150 años.

No todas las mujeres necesitan usar el sacaleches, aun cuando lo compren por previsión. Solo aquellas que van a reincorporarse al trabajo, o madres de bebés prematuros o enfermos deben usar este objeto para alimentar al bebé. Sin embargo, somos libres de elegir usarlo en otro contexto.

La lactancia es el vínculo de amor que vuelve sanos, fuertes y felices a nuestros hijos

-Autor desconocido-

¿Cómo usar el extractor de leche materna?

extractor de leche materna

Extraer la leche por medio de este aparato no es sencillo al principio. La falta de práctica impide que obtengamos resultados satisfactorios en los primeros intentos. Quizá la extracción sea lenta e insuficiente, sin mencionar lo incómodo que puede volverse. Es recomendable tener paciencia y practicar mucho, otros aspectos a tener en cuenta son los siguientes:

  • Cuando vayas a usar el extractor de leche, procura ubicarte en un ambiente tranquilo, libre de tensión. Se sabe que mucho ruido o la presencia de personas evita la subida de la leche
  • El propio bebé estimula la subida de leche, por eso podemos tenerlo cerca, usar una fotografía u objeto que le pertenezca
  • Realiza un masaje al pecho antes de comenzar la extracción
  • Cuida no lastimarte a ti misma, aun cuando no estés obteniendo el resultado que esperas, esta actividad no debe causarte dolor. Si llegas a sentir cualquier molestia es porque no lo estás usando de la manera correcta.

¿Cuándo podemos extraer la leche por esta vía?veces

El momento y la frecuencia para usar el extractor de leche dependen de la manera en que damos el pecho. Por ejemplo, si no amamantamos nunca, debemos hacer la extracción con mayor frecuencia, de tres a cuatro veces por día.

En el caso que alternemos la extracción con la lactancia, el momento de extraer la leche debe ir a tono con el ritmo en que planificamos la toma. Es decir, si no estamos con el bebé pero es tiempo de amamantarlo, es cuando debemos usar el extractor.

Las horas de la mañana son más aconsejables para realizar este proceso. Durante la noche los pechos se llenan de leche, en especial cuando el bebé no realiza toma nocturna. También es conveniente cuando el bebé toma de un solo pecho, porque podemos extraer la leche del otro tras la estimulación.

¿Cómo limpiar y conservar el extractor de leche?

extractor de leche

Aunque el extractor no es un producto que tiene contacto con el bebé, este debe estar higienizado para poder contener la leche de forma segura. Además, al estar en contacto con el pecho, es necesario que se mantenga limpio.

Antes de usar este utensilio debemos tener las manos limpias. De igual modo, es conveniente esterilizar todos los componentes del sacaleches para evitar la contaminación del producto. En algunos casos estos traen bolsitas desechables que pueden llenarse directamente del extractor. También puede colocarse la leche extraída en recipientes separados.

La limpieza del extractor es igual que la de un biberón. Como tiene contacto con la leche, debe ser esterilizado para impedir la proliferación de bacterias.

En cuanto a la leche que obtenemos, debe conservarse en el refrigerador o congelador, dependiendo del tiempo que vamos a conservarla. Si no se va a utilizar en las siguientes 24 horas, es recomendable etiquetarla con la fecha y congelarla. Todos los recipientes donde se va a conservar la leche también deben estar esterilizados.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar