Los reflejos del recién nacido

04 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
No te pierdas cuáles son los reflejos del recién nacido. ¡Son automáticos desde que nacen y duran unas semanas!

Gran parte de la actividad física de tu bebé durante sus primeras semanas de vida son reflejos. Por ejemplo, si le pones el dedo en la boca, lo chupará. Cuando haya una luz brillante, cerrará los ojos con fuerza. Son respuestas automáticas que se conocen como los reflejos del recién nacido. Estos pueden durar meses mientras que otros desaparecen en semanas.

Los reflejos se transforman en un reflejo voluntario

A continuación, vamos a explicar cuáles son los reflejos del recién nacido para que puedas entender por qué los tiene y qué significa cada uno de ellos. Será mucho más sencillo entender a tu pequeño.

Reflejos de búsqueda

En algunos casos, los reflejos se transforman en un comportamiento voluntario. Por ejemplo, tu bebé nace con un reflejo de “búsqueda”, pues girará la cabeza si le tocas la mejilla.

Es un reflejo que le ayuda a encontrar el pezón para alimentarse. Primero, buscará de lado a lado, pero con el paso de las semanas será capaz de mover la cabeza y ponerla en posición para alimentarse.

Mamá con su bebé siguiendo algunos consejos de lactancia y aprendiendo sobre los reflejos del recién nacido.

Reflejos de succión

Chupar es otro reflejo de supervivencia presente incluso antes del nacimiento. Es posible que vieras este reflejo en las ecografías de tu bebé, cuando se metía el dedo en la boca. Después del nacimiento, cuando un pezón (ya sea del pecho o del biberón) se coloca en la boca del bebé y toca el paladar, el pequeño, automáticamente, comienza a succionar.

Este movimiento, en realidad, tiene lugar en dos etapas:

  1. Coloca los labios alrededor de la areola y aprieta el pezón entre la lengua y el paladar.
  2. La acción de ordeño, en la que la lengua se mueve desde la areola hasta el pezón.

Coordinar estos movimientos rítmicos de succión con la respiración y la deglución es una tarea relativamente complicada para un recién nacido. Entonces, aunque sea automático, no todos los bebés lo dominan desde el principio.

Sin embargo, con la práctica, el reflejo se convierte en una habilidad que todos controlan bien. También el pequeño comenzará a utilizar estos movimientos para encontrar consuelo. Además, es posible que se sienta reconfortado cuando le des un chupete o cuando succione su propio pulgar.

Reflejo de Moro, uno de los reflejos del recién nacido

Otro reflejo durante estas primeras semanas se llama reflejo de Moro. Si la cabeza de tu bebé cambia de posición abruptamente o si algo fuerte o brusco le asusta, reaccionará extendiendo los brazos, las piernas y el cuello, cambiando su expresión normal a otra de susto y luego juntará los brazos rápidamente; es posible que llore en voz alta.

El reflejo de Moro, que puede estar presente en diversos grados en diferentes bebés, alcanza su punto máximo durante el primer mes y luego desaparece después de dos meses. Tanto es así, que este reflejo desaparecerá por completo casi sin que te des cuenta.

Reflejo de presión, otro de los reflejos del recién nacido

Verás otro reflejo más cuando acaricies la palma de la mano de tu bebé y observes cómo inmediatamente aprieta tu dedo. O acaricias la planta de su pie y veas cómo se flexiona mientras los dedos se curvan con fuerza.

En los primeros días después del nacimiento, el agarre de tu bebé será tan fuerte que parecerá que puede sostener su propio peso, pero no lo intentes, porque no es así. Tu pequeño no tiene control sobre esta respuesta y puede soltarse de repente.

“Postura de esgrima” o el reflejos del cuello tenso

Una de las respuestas automáticas más interesantes es el reflejo tónico del cuello, también conocido como “postura de esgrima”. Puedes notar que cuando la cabeza de tu bebé gira hacia un lado, su brazo de ese lado se endereza, con el brazo opuesto doblado como si estuviera practicando esgrima.

Niño recién nacido con una enfermedad rara.

Sin embargo, no te sorprendas si no ves esta respuesta de una manera clara. Es sutil y, si tu bebé está molesto o llora, es posible que no la realice. Desaparece entre los cinco y siete meses de edad, pero, aunque ocurra, puede pasar desapercibido.

Reflejos de marcha automática del recién nacido

Aparte de su fuerza, el otro reflejo especial de tu bebé es caminar. No puede soportar su propio peso, pero, si lo sostienes debajo de los brazos (sosteniendo la cabeza también) y dejas que sus plantas toquen una superficie plana, colocará un pie delante de la otro y “caminará”.

Este reflejo desaparecerá después de dos meses, luego se repetirá, pero, en este caso, como un comportamiento voluntario aprendido de caminar hacia el final del primer año.

En definitiva, aunque puedas pensar que los bebés están completamente indefensos, en realidad, tienen varios reflejos protectores. Por ejemplo, si un objeto viene directamente hacia el pequeño, girará la cabeza e intentará apartarse dentro de sus capacidades.

Por supuesto, el bebé depende absolutamente de sus padres para desarrollarse, alimentarse y demás, pero los reflejos le ayudan a realizar las actividades necesarias para sobrevivir, como la succión.

  • Klaus, H., M. (2004) Su sorprendente recién nacido (madre y bebé). Editorial: MEDICI.
  • López Reyes, E. L. (2013). Conducta refleja en el recién nacido (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación). http://repositorio.ug.edu.ec/handle/redug/22167