3 alimentos a moderar en la lactancia

Te vamos a mostrar una serie de alimentos cuyo consumo se debe restringir durante el periodo de lactancia para evitar que el niño sufra consecuencias nocivas.
3 alimentos a moderar en la lactancia
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 26 septiembre, 2022

Durante la lactancia hay una serie de alimentos cuyo consumo se debe moderar para evitar alterar el estado de salud o influir negativamente en el desarrollo del feto. Y es que aún, durante esta etapa, será clave cuidar al máximo la alimentación. De lo contrario, ciertas sustancias podrían pasar a la leche materna Y generar complicaciones.

Antes de comenzar, hemos de hacer hincapié en la necesidad de evitar los tóxicos durante dicho período. Por ejemplo, el alcohol está completamente prohibido. Si se consume, el desarrollo neurológico y cerebral del bebé se verá comprometido, por lo que pueden aparecer patologías crónicas y graves.

Alimentos a moderar en la lactancia

A continuación, te vamos a mostrar cuáles son los alimentos a moderar en la lactancia. No quiere decir que no se puedan incluir nunca en la pauta, pero sí que será necesario restringir su consumo para que todo el proceso de desarrollo del bebé se complete con éxito.

1. Infusiones

Ciertas infusiones que concentran cafeína pueden ser perjudiciales para el desarrollo neurológico del bebé, por lo que es mejor evitarlas durante la lactancia.

Las infusiones son bebidas que suelen estar recomendadas para mantener un buen estado de salud con el paso de los años. Estas cuentan en su interior con fitoquímicos con capacidad antioxidante. Se trata de elementos que neutralizan la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Dicho mecanismo, se ha demostrado que reduce el riesgo de desarrollar patologías crónicas y complejas.

Ahora bien, las hierbas pueden interaccionar negativamente con la salud del bebé, sobre todo cuando este es todavía muy pequeño. También, es clave comentar que ciertas infusiones concentran cafeína, un alcaloide que no es positivo para el desarrollo neurológico. Por este motivo, se debe evitar su paso a la leche materna, ya que después alcanzaría la circulación del bebé y esto podría ser perjudicial.

2. Bollería

Las grasas trans presentes en los alimentos de bollería y ultraprocesados provocan un incremento en los niveles de inflamación del organismo. También, pueden condicionar el metabolismo de un modo negativo a medio plazo e incluso impactar negativamente sobre la salud de la microbiota al reducir su diversidad y densidad. Así lo afirma un estudio publicado en la revista Frontiers in Immunology.

En la actualidad, se sugiere que el consumo de esta clase de lípidos provocaría algún cambio en la composición de la leche materna y, por lo tanto, afectaría a la salud de los más pequeños. En líneas generales, conviene que la pauta de la madre esté basada sobre todo en el consumo de productos frescos de alta densidad nutricional. Los vegetales, por ejemplo, han de estar presentes en cantidades abundantes.

3. Alimentos con mucha cantidad de azúcar simple

Con el azúcar simple sucede algo parecido que con las grasas trans. Su ingesta regular puede provocar cambios en la composición de la leche materna y variar la configuración de la microbiota de los más pequeños. Es clave destacar que la mayor parte de las bacterias que habitan en el tubo se asientan durante los primeros 3 años de vida. A partir de aquí se pueden experimentar ciertos cambios, pero son menos significativos.

De hecho, se comienza a asegurar que la dieta de la madre antes de quedarse embarazada ya puede influir sobre la salud de su hijo en un futuro. Por ello, habrá que promocionar buenos hábitos de vida desde las primeras etapas para reducir la incidencia de patologías crónicas y complejas en la descendencia. Es fundamental la educación nutricional.

El consumo de azúcar en la lactancia puede provocar cambios en la composición de la leche materna. De ese modo, se puede afectar la configuración de la microbiota intestinal del bebé.

Cuidado con los alimentos que se deben moderar durante la lactancia

Como has podido comprobar, existe una serie de alimentos cuyo consumo se debe moderar durante la lactancia para asegurar una correcta nutrición del bebé. También, será clave para impedir cambios nocivos en la microbiota o en el metabolismo. Ten en cuenta que hasta los 6 meses de vida se aconseja la lactancia materna exclusiva como método de alimentación. Por este motivo, la pauta de la madre puede influir en la calidad de dicho alimento.

Para terminar, hay que tener en cuenta que otros aspectos relacionados con los hábitos de vida influirán también sobre la calidad de la leche. En este sentido, se recomienda llevar una rutina lo más activa posible y promocionar la práctica de ejercicio de fuerza adaptado a las circunstancias individuales. Tratar de dormir 7 u 8 horas cada noche será igualmente importante, así como minimizar el consumo de fármacos. De este modo, se evitarán efectos secundarios y alteraciones fisiológicas importantes.

Te podría interesar...
Efectos de la lactancia en los dientes
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Efectos de la lactancia en los dientes

La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé y, además, promueve una buena alineación de sus dientes y ayuda a prevenir las caries.



  • Neha K, Haider MR, Pathak A, Yar MS. Medicinal prospects of antioxidants: A review. Eur J Med Chem. 2019;178:687-704. doi:10.1016/j.ejmech.2019.06.010
  • Okamura T, Hashimoto Y, Majima S, et al. Trans Fatty Acid Intake Induces Intestinal Inflammation and Impaired Glucose Tolerance. Front Immunol. 2021;12:669672. Published 2021 Apr 29. doi:10.3389/fimmu.2021.669672