Los "yo nunca" siendo mamá: lo que dijiste que no harías, pero ahora que tienes niños...

Las expectativas frente a la maternidad pueden hacer que se digan cosas sin pensar mucho. Pero la realidad futura suele ser muy diferente a la planeada.
Los "yo nunca" siendo mamá: lo que dijiste que no harías, pero ahora que tienes niños...

Última actualización: 09 agosto, 2022

Es muy sencillo hablar de más sobre la maternidad cuando no se tienen hijos propios. Algunas mujeres suelen decir que ellas nunca harían ciertas cosas si tuvieran bebés, pero cuando les llega el momento de ser madres se dan cuenta de lo equivocadas que estaban. A continuación, te presentamos algunos de los “yo nunca” más comunes a la hora de educar a los niños.

“Yo nunca dejaré que mis hijos vean televisión hasta tarde”, “yo nunca dejaría que mi bebé saliera mal peinado”, “yo nunca permitiría que los niños comieran encima de la cama”. Expresiones de cientos de mujeres (y también hombres) que, antes de vivir en carne propia los retos de criar un hijo, dicen palabras a la ligera que años después vienen a su mente.



Expectativa y realidad en la maternidad

La maternidad es un camino personal que les permite a las mujeres ver la vida desde otra perspectiva, al apreciar la belleza que se esconde en la cotidianidad y dar lo mejor de sí mismas por el bienestar de sus hijos. Y es que, antes de tener el privilegio de ser la madre de una pequeña criatura, se pueden decir muchas cosas sin pensar.

Al momento de ser mamás muchas veces el plan que teníamos ideado hace algún tiempo no se cumple siempre al pie de la letra y eso es completamente normal.

Los “yo nunca” que se salen sin querer cuando vemos la experiencia de maternidad de otra mujer, no son más que expectativas que se formulan para proyectar lo que queremos ser como padres. No obstante, esos deseos no siempre se hacen realidad y luego de un par de años se termina por caer ante aquellos comportamientos que se juzgaron en el pasado.

Esto no significa que sea malo prepararse como padres y tener claras aquellas conductas que no estarían permitidas en tu hogar. Sin embargo, de las palabras a la realidad hay una gran diferencia.

Los 5 “yo nunca” más comunes entre las madres

Ser madres obliga a las mujeres a estar en constante cambio para acompañar en cada etapa el desarrollo de sus hijos. Así que no te sientas mal si antes decías que nunca permitirías que tus hijos jugaran con su mascota en su habitación y ahora que tienes tu propia familia es una de tus actividades favoritas. Las expectativas pueden ser guías útiles, pero deben saberse aplicar.

Estos son algunos de los “yo nunca” más frecuentes entre mujeres con o sin hijos.

1. “Yo nunca les diré mentiras a mis hijos”

Una de las premisas que debería estar presente en la cotidianidad de todas las mamás, pero que no siempre se cumple a cabalidad. Porque existen mentiras que pueden ser menores, pero no por eso dejan de serlo.

Las costumbres familiares durante festividades como la Navidad pueden traer a su paso mentiras inocentes para que los niños disfruten aún más durante esas fechas.

Por ejemplo, decirles a los niños que Papá Noel o los Reyes Magos son los responsables de los regalos en el árbol o que el Hada de los Dientes es quien les deja dinero debajo de la almohada cada que se les cae uno.

2. “Yo nunca diría groserías frente a mi bebé”

El respeto por los hijos debe estar presente en el día a día de todos los padres, sin importar qué tan estresantes o desafiantes se pongan los niños. No obstante, en algunos momentos se pueden escapar algunas palabras inadecuadas que se dicen sin querer. Así que procura mejorar tu vocabulario y no emplear groserías muy seguido.

3. “Yo nunca voy a dejar que mis hijos vean mucha televisión”

El tiempo de calidad junto a los niños es necesario para que desarrollen sus habilidades cognitivas y motoras. Por lo que jugar con ellos, leerles un cuento o dar un paseo en el parque son actividades que deberían priorizarse, por encima de la entretención tecnológica.

La televisión y los programas infantiles pueden ser una herramienta educativa para que los niños se distraigan durante un rato. Y aunque antes decías que alejarías la TV de tu hogar, ahora puedes hacer maratones de series animadas junto a tus pequeños.

4. “Yo nunca haría colecho”

Una de las expresiones que más suelen repetirse, pero que cuando llega la noche no se cumple. No hay sensación más hermosa que dormir junto a tus hijos, ya que ambos se sienten seguros y logran pasar una buena noche de descanso.

El colecho es muy importante durante los primeros años de vida de los bebés e incluso puede extenderse eventualmente a lo largo de la infancia.



5. “Yo nunca voy a ser mamá”

Por último, uno de los “yo nunca” más repetidos por una gran mayoría de jóvenes que no se visualizan como madres en el futuro. Algo completamente respetable, ya que la decisión de tener un hijo debe ser algo personal y tomado con suma responsabilidad.

Sin embargo, nadie sabe las vueltas que da la vida y las personas que el destino pone en nuestro camino. El hecho de haber pensado en el pasado que nunca serías mamá, no significa que ahora no puedas cambiar de parecer. Los bebés suelen llegar en el momento indicado. 

No te sientas mal por las expectativas no cumplidas

La falta de experiencia puede hacernos decir cosas a la ligera que se alejan mucho de la realidad. Por tal motivo, procura dar lo mejor de ti como madre y educarte en métodos de crianza positiva para transmitirles a tus hijos un buen ejemplo. Y recuerda no culparte de más por aquellos “yo nunca” que no cumpliste al pie de la letra. Mejor enfócate en mejorar cada día por el bienestar de tus pequeños.

Te podría interesar...
No soy una madre perfecta, lo hago lo mejor posible
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
No soy una madre perfecta, lo hago lo mejor posible

No soy una madre perfecta, ni lo seré jamás. Pero puedo asegurar que haré siempre lo mejor por y para mis hijos.