Embarazo: expectativas vs. realidad

25 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicopedagoga María José Roldán
Aunque algunas mujeres intenten mostrar a través de sus redes sociales que su embarazo es perfecto, la realidad puede ser bastante diferente. 

No existe el embarazo perfecto, como tampoco existen dos cuerpos iguales. Sin embargo, muchas mujeres continúan cayendo en las comparaciones y en las generalizaciones, negándose así la posibilidad de entender que hay una gran diferencia entre sus propias expectativas y la realidad. Nada es tan bonito como lo pintan, ni tan horrible como lo cuentan. 

Hay mujeres que sienten que su experiencia de embarazo ha sido muy difícil en comparación con la de otras. Mientras una engordan apenas 9 kilos, otras llegan a los 20 aún haciendo dieta

Claramente, no hay dos cuerpos iguales y las comparaciones no sirven de mucho. No todos los organismos funcionan del mismo modo. Merece la pena separar las expectativas y la imagen edulcorada que te has hecho de la realidad.

Si te fijas en las fotografías de los embarazos de las celebridades, es posible que pienses que ellas han vivido una época de ensueño en comparación con la tuya. Un tiempo idílico, lleno de comodidades, con una piel radiante y un buen cuerpo, a pesar de la barriga.

embarazo 2

Expectativas y realidad del embarazo

Voy a tener un cuerpo elegante y no me hará falta comprar ropa premamá

La realidad es que tu cuerpo no será feo, porque el cuerpo de una mujer embarazada siempre es algo hermoso. Pero la realidad es que tendrás que gastar dinero en comprar ropa que se adecúe a tus nuevas medidas. Las braguitas premamá serán imprescindibles para tu comodidad, zapatos anchos, sujetadores más grandes, camisetas, vestidos y prendas un tanto más holgadas…

Tendré una piel preciosa

Si bien es cierto que la piel y el cabello de una mujer embarazada se puede ver mucho mejor gracias al trabajo que hacen las hormonas, la realidad es que no siempre tendrás una piel tersa y perfecta. Hay mujeres que durante el embarazo y a causa de las mismas hormonas tienen granos y manchas en la cara. Si hace calor, también tendrás un rostro bastante sudoroso.

Puedo comer lo que quiera

No, no puedes. Tampoco puedes comer por dos. Aunque es cierto que habrán momentos que tengas más hambre de lo normal, sobre todo durante el primer y tercer trimestre de embarazo, esto no significa que debas comer todo lo que tengas en la nevera y te apetezca en ese momento. Lo ideal es ser consciente de lo que se come a cada momento y sobre todo, mantener una dieta equilibrada por el bien de tu salud y la de tu bebé.

embarazo 3

La gente me tendrá más en consideración

La realidad es que habrá personas que te tengan en consideración y te cedan su asiento si te ven apurada, pero otras personas pueden mirar hacia otro lado, sin hacerte ningún favor. Además te encontrarás con personas que puede que te hagan preguntas demasiado personales solo por el hecho de estar embarazada. Si no quieres contestar, simplemente, no lo hagas.

Tendré una encantadora barriga en el tercer trimestre

Es cierto que tendrás una bonita barriga, pero tampoco sabrás cómo moverte. Cuando se te caigan las cosas al suelo, recogerlas será difícil. Dormir podrá parecer una misión imposible, parecerás un pato mareado caminando porque perderás con facilidad el sentido del equilibrio, ducharte será todo un deporte extremo… Sí, tendrás una bonita barriga porque tienes un bebé creciendo dentro, pero tenerla hará que la vida se vuelva un poco más complicada.

Me enamoraré de todos los bebés que vea

No exactamente. Aunque es cierto que en cuanto veas a tu bebé por primera vez te enamorarás como si no hubiese mañana, la realidad es que el ver recién nacidos te puede provocar algo de estrés. Te contarán que los padres pasan sueño, que están cansados constantemente… Hasta quizá te dé algo de vértigo el pensar cómo tu vida cambiará cuando tu bebé llegue a tus brazos, pero la realidad es que merece la pena.

  • Guggino, Alice & Barbero, Sara & Ponzo, Valentina & Viora, Elsa & Durazzo, Marilena & bo, Simona. (2016). Myths about nutrition in pregnancy. Journal of Obstetrics and Gynaecology. 36. 1-2. 10.3109/01443615.2016.1168372.
  • Soma-Pillay, Priya et al. “Physiological changes in pregnancy.” Cardiovascular journal of Africa vol. 27,2 (2016): 89-94. doi:10.5830/CVJA-2016-021