3 preguntas que debes hacerte antes de tener un hijo

Hay mujeres que sienten como un ‘despertador interno empieza a sonar’ en el momento que tienen cierto deseo de ser madres. Normalmente ocurre cuando alguien del entorno se queda embarazada o se empieza a hablar de aumentar la familia. Una mujer sabe cuándo ha llegado el momento de empezar a buscar un hijo y cuando ‘el despertador suena’ ya no es fácil acallarlo.

Tener un hijo es una de las decisiones más importantes que se puede hacer tanto a nivel individual como de pareja. Es la máxima responsabilidad de una persona y no hay nada más importante que cuidar y proteger a los hijos. Una vez que se es padre, ya no se es responsable de uno mismo únicamente, también se es responsable de otro ser humano que dependerá de ti para todo.

Por todo esto es importante que te asegures de si realmente estás listo o lista para tener un hijo antes de empezar a buscarlo. Es importante que tengas en cuenta que tener un hijo conlleva muchas decisiones y que además, será prioridad en todo, habrá momentos en los que tus necesidades quedarán en un segundo plano.

engagement-1718244_960_720

¿Tienes posibilidad económica para poder criar a un hijo?

Los niños cuestan mucho dinero. Tendrás que pagar más por los alimentos y por la ropa y además, la educación no es tan gratuita como lo ponen en algunos lugares. No puedes simplemente tener un hijo sin pensar en cuánto dinero tienes en el banco y sobre todo, de cuántos ingresos dispones cada mes. 

Es necesario tener en cuenta si tienes inversiones o ahorros que puedan cubrir los gastos escolares y que posiblemente puedan pagar también las tasas universitarias de tus hijos. Si quieres ofrecerles a tus hijos todo lo que necesitan y darles una buena calidad de vida, deberás tener ingresos porque aunque no nos guste darnos cuenta, en esta sociedad se necesita dinero para avanzar.

¿Tienes apoyo o una buena estructura familiar?

La crianza de un niño no es fácil pero hacerlo en soledad es mucho más difícil. Si no necesariamente necesitas a una pareja para formar una familia, la ayuda de tener otras personas a tu alrededor que te brinden su apoyo resulta fundamental. Puede tratarse de un grupo sólido de amigos que ya tienen hijos, pueden ser tus padres o tus hermanos… pero necesitas saber que no estás solo/a en la crianza de tu pequeño.

Sí, es cierto que en nuestra sociedad hay personas que han logrado criar y sacar hacia adelante a un hijo o más, sin que haya habido nadie que les haya apoyado en absoluto. No decimos que sea imposible o que no se pueda hacer, lo que decimos es que todo será mucho más difícil que si cuentas con apoyo de otras personas en tu alrededor.

¿Estás dispuesto/a a cambiar tu estilo de vida para siempre?

No es posible trabajar todas las noches o los fines de semana cuando se está criando a un niño. Aunque tengas horarios bastante comprometidos e incluso si pasas gran parte del día fuera, tu hijo/a te necesitará en casa junto a su lado varias veces durante el día. Es cierto que resulta posible equilibrar la carrera y el trabajo exigente con un bebé, pero estar siempre estresado/a no es lo ideal.

love-1762422_960_720
Una vez que se es padre o madre, la vida ya no será igual que antes nunca más. Es posible que sea mucho mejor, pero tendrás que estar preparado/a para ese cambio. ¿Estás preparado/a para que todo lo que conoces en tu vida actual cambie por completo?

Tanto tu vida social como tus aficiones, los viajes o los estudios… nunca volverá a ser lo mismo otra vez. Tus prioridades serán muy diferentes en cuanto tengas a tu hijo en brazos, tú y tus necesidades se quedarán en un segundo plano para poner a tu hijo/a en primera opción, siempre. Sin discusión. Necesitas estar de acuerdo con esto para poder dar el paso.

La elección de tener un hijo es una decisión muy importante, seguramente la decisión más importante que puedas tomar en toda tu vida. Por este motivo, es necesario que estés absolutamente seguro/a de que estás listo/a para ser padre o madre. Así que no dudes en evaluar tu interior y saber que estás totalmente preparado/a tanto económica como social y emocionalmente.

 

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar