Beneficios de crecer con una mascota

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
· 28 marzo, 2019
Crecer con una mascota mejora la salud física y mental de los niños, les ayuda a expresarse y relacionarse y les nutre de valores.

En muchas ocasiones a los padres les surgen dudas acerca de incorporar una mascota a su núcleo familiar. La responsabilidad que supone un nuevo ser vivo, o el miedo a que la decisión no sea la más adecuada para su pequeño, hacen de esta una difícil decisión. Por ello, vamos a hablar de los grandes beneficios que conlleva crecer con una mascota.

Antes de decidir tener una mascota

Como paso previo, resulta imprescindible sopesar las ventajas y los inconvenientes de esta decisión. Una mascota en ningún momento debe ser un capricho o un regalo impulsivo. Al contrario, ha de ser una elección meditada y responsable.

Nunca olvidemos que, desde el primer momento, estos animalitos formarán parte de la familia y hemos de tratarlos como tal. Ellos nos acompañarán hasta el final de su vida y debemos honrar su presencia en la nuestra.

Por otro lado, tenemos que sopesar qué momento es el adecuado para realizar esta incorporación. Algunos padres desean esperar hasta que sus hijos tengan una determinada edad y sean capaces de hacerse cargo, mientras que otros priman el hecho de que el animal crezca a la par que sus hijos y lo adoptan cuando el niño es aún muy pequeño.

Cuál es la mejor mascota para un niño

Las opciones son muy diversas y cada familia deberá elegir la que mejor se adapte a sus deseos y su estilo de vida. Si no dispones de demasiado tiempo ni espacio, algunas opciones adecuadas pueden ser los peces o los hámsteres. Estos animales requieren pocos cuidados y pueden ofrecer algunas de las ventajas que supone crecer con una mascota.Beneficios de crecer con una mascota.

Los conejos también son una buena elección, ya que saben relacionarse con las personas y son animales cariñosos a los que les gusta el contacto humano.

Sin embargo, si tienes la disponibilidad suficiente para hacerte cargo, los perros y los gatos constituyen, sin duda, la mejor opción en cuanto a los beneficios que puede aportar al crecimiento de tu pequeño. Especialmente las hembras, puesto que son más pacientes y sociables.

Beneficios de crecer con una mascota

Mejor salud física

Investigaciones demuestran que contar con un perro en el hogar mejora la presión arterial de quienes conviven con él. Además, aquellos niños que se crían desde muy pequeños con animales desarrollan un sistema inmunológico más fuerte y tienen un menor riesgo de sufrir alergias, asma y otitis, amén de sufrir resfriados con menor frecuencia.

Por otro lado, contar con una mascota en casa (especialmente perros y gatos) fomentará en el niño un estilo de vida y un modo de juego saludable y alejado del sedentarismo.

Mejor salud mental, social y afectiva, como beneficios de crecer con una mascota

Cada vez son más comunes las terapias con animales para trabajar con niños con autismo o con hiperactividad, puesto que estos ayudan a regular la agresividad e intranquilidad de los pequeños.

Adicionalmente, se ha demostrado que los niños que se relacionan con animales tienen una mejor adaptación social. Especialmente para aquellos niños retraídos, las mascotas (y fundamentalmente los perros) aportan la seguridad que no logran obtener en el mundo.

Al contrario que los adultos, los perros se comunican con el niño de una forma sencilla y sincera, no son críticos y saben perdonar rápido. Además, su estado de ánimo es estable y siempre están dispuestos a brindar cariño. Todo esto ayuda a los niños a generar autoestima y confianza.Beneficios de crecer con una mascota.

Por otro lado, para los niños, el animal es percibido como la mayor fuente de apoyo emocional después de los padres. El lazo afectivo con su mascota les ayuda a expresar y superar emociones como el miedo o la tristeza, pues acuden a ellos como a un refugio en el que encontrar alivio cuando los regañan, o cuando sienten ansiedad de separación si sus padres no están en casa.

Mejores valores

En el contacto con los animales los niños pueden adquirir importantísimos valores de una forma natural y sin necesidad de constantes explicaciones. Tener una mascota fomenta la responsabilidad (al entender y hacerse cargo de sus necesidades), la empatía, el respeto y el amor incondicional. También ayuda a los niños a expresar afecto de una manera abierta y les enseña el significado de la lealtad y la hermandad.