Criar niños con autoestima

25 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
La autoestima es un pilar básico para una personalidad sana y adaptada. Descubre cómo ayudar a desarrollar la autoestima en tus hijos.

La autoestima es un concepto al que cada vez se está prestando más atención. Aunque en ocasiones se utiliza este término como algo banal o ambiguo, en realidad es uno de los pilares fundamentales de una personalidad sana y adaptada. Por esto voy a compartirte alguna información importante para criar niños con autoestima.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es el conjunto de percepciones, pensamientos, sentimientos y juicios sobre nosotros mismos. Es lo que pienso y siento sobre mí y el grado de satisfacción que presento respecto a quién soy.

La autoestima no es algo innato, no nacemos con ello. Al contrario, es un concepto que se va desarrollando a lo largo de toda nuestra vida y que puede ser modificado; incluso si un niño tiene ya una baja autoestima, podemos ayudar a que la mejore.

¿Por qué es tan importante la autoestima?

Muchas veces hemos oído y repetido aquella frase de «ama al prójimo como a ti mismo». Sin embargo, por alguna razón, demasiadas veces olvidamos la última parte: olvidamos que amarnos a nosotros mismos es el primer paso, y es imprescindible.

Niños con buena autoestima

  • Los niños con buena autoestima se sienten valorados, aceptados y seguros. Cuentan con la confianza necesaria para probar cosas nuevas y explorar su entorno.
  • Esta fe en sus propias capacidades los impulsa a hacer su mejor esfuerzo al enfrentarse a una tarea, y a sentirse orgullosos de lo que son capaces de hacer.Criar niños con autoestima.
  • Saben tolerar la frustración cuando algo no sale a la primera y son capaces de adaptarse y volverlo a intentar. No perciben el error como un fracaso personal, sino como parte del aprendizaje, y por ello no se juzgan duramente.
  • Esta forma de ver la vida les conduce a tener un mejor desempeño tanto en lo escolar como en lo social y familiar.

Niños con baja autoestima

  • Los niños con baja autoestima carecen de confianza en sí mismos y se sienten inseguros. Sienten que no son tan buenos como los demás, dudan de sus capacidades y tienden a centrarse en los aspectos negativos.
  • A la hora de probar entornos o actividades nuevos, es probable que se rindan con facilidad o ni siquiera lo intenten, pues tienen dificultades para gestionar un error cometido o un fracaso y suelen ser altamente críticos y duros consigo mismos.
  • Puede resultarles duro integrarse, sobre todo si sienten que los otros no les aceptan. E incluso es probable que permitan que las otras personas los traten mal, ya que les cuesta mucho trabajo defenderse.
  • Como resultado, no se desempeñan tan bien como podrían hacerlo en ningún ámbito de su vida, dado que el miedo opaca su potencial.

¿Cómo criar niños con autoestima?

  1. Ámalo incondicionalmente. Muéstrale afecto repítele que lo quieres, independientemente de lo que haga. Al corregirlo, asegúrate de dejar claro que lo erróneo es ese comportamiento concreto y no su persona.
  2. Dedícale tu atención. Encuentra momentos en los que estar a solas con tu hijo y míralo a los ojos cuando te hable. De esta forma demuestras que lo escuchas y que es realmente importante para ti.
  3. Ofrécele opciones. Desde los dos años, un niño tiene capacidad para decidir sobre pequeñas cosas, y esto transmitirá la idea de que confías en su capacidad de decisión.
  4. Establece límites claros y consistentes. Esto le ayudará a sentirse seguro.Criar niños con autoestima.
  5. Permite que cometa errores y fomenta su independencia. Anímalo a hacer tareas por sí mismo y, si lo hace mal, no lo corrijas de inmediato, deja que él solo descubra el error y busque una opción mejor.
  6. Evita comparaciones. Remarca la idea de que todos somos diferentes y tenemos nuestros propios talentos. Enséñale a admirar y aprender de los demás en lugar de envidiarlos, y a sentirse orgulloso de sus propias virtudes en lugar de compararse.
  7. Desarrolla su capacidad de adaptación. Enséñale a afrontar los retos de la vida y recuérdale que lo importante no es conseguirlo a la primera, sino intentarlo con empeño y confianza.
  8. Acepta sus emociones y rabietas. Ayúdalo a identificar y gestionar sus emociones.
  9. Sé un ejemplo de autoestima. Expresa que sientes orgullo por tus logros y evita decir cosas negativas sobre ti misma.
  10. Proporciónale un entorno positivo. Acostúmbralo a charlar cada noche sobre lo bueno que hubo en su día, y cada mañana a repetirse las grandes cualidades que tiene.