Leche de coco para niños: ventajas y desventajas

A la hora de administrar leche de coco en niños es importante vigilar los etiquetados para asegurarse de que no contiene azúcares añadidos ni aditivos.
Leche de coco para niños: ventajas y desventajas
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 11 Abril, 2021.

Última actualización: 11 Abril, 2021

La leche de coco es una bebida que cuenta con varios beneficios para la salud. Los expertos aconsejan su uso en el caso de intolerancia a la lactosa o de alergia a las proteínas de la leche de vaca. Se emplea de forma habitual también en la cocina. Ahora bien, te vamos a contar los secretos de su administración en niños.

En primer lugar, hay que destacar que durante el primer año de vida el mejor alimento posible es la leche materna. A partir de los 6 meses se puede ampliar el espectro de comestibles consumidos, pero es cierto que la leche de vaca resulta mejor opción, en un primer momento, que las bebidas vegetales.

Ventajas de la leche de coco en niños

Vaso de leche de coco.

Como hemos comentado, la leche de coco, siempre y cuando no contenga azúcares añadidos, resulta un buen producto. Se puede introducir ya en las primeras etapas de la vida, ya que aporta pocas calorías y un buen puñado de nutrientes esenciales.

Hay que destacar que, desde el punto de vista del perfil lipídico, destaca fundamentalmente por su contenido en grasas saturadas. No obstante, no hay que preocuparse por la presencia de las mismas. De acuerdo con un estudio publicado en Journal of the American College of Cardiology, este tipo de lípidos se consideran seguros y beneficiosos para el sistema cardiovascular.

Incluso existen ciertos ensayos que afirman la capacidad de dichas grasas de incrementar el metabolismo. Ahora bien, hay que evitar someterlas a altas temperaturas para que no se transformen en lípidos de tipo trans.

Por otra parte, hay que destacar que la leche de coco no contiene lactosa, lo que puede resultar un alivio para aquellos niños que han desarrollado intolerancia al azúcar. De todos modos, es importante probar el tratamiento con probióticos en estos casos, ya que es capaz de generar grandes beneficios a nivel sintomatológico. Así lo evidencia una investigación publicada en Critical Reviews in Food Science and Nutrition.

Por último, no hay que olvidar que la propia leche de coco presenta ciertos micronutrientes importantes en su interior, como vitaminas del grupo B, vitamina C y algunos minerales esenciales.

Desventajas de la leche de coco

A pesar de resultar un buen sustituto para los lácteos en caso de que estos no puedan ser administrados, es cierto que la leche de coco cuenta también con inconvenientes. En primer lugar, es escasa en proteínas. Además, las pocas que presenta en su interior son de bajo valor biológico. Esto quiere decir que cuenta con limitaciones en aminoácidos esenciales, así como un pobre nivel de digestibilidad.

Asimismo, tampoco cuenta con elevadas concentraciones de calcio, que resulta óptimo y esencial para el buen mantenimiento de la salud ósea, por lo que un aporte ineficiente del mismo puede llegar a ser perjudicial para el desarrollo de los huesos. Además, este aporte ineficiente puede llegar a generar un problema en etapas de la vida posteriores, incrementando el riesgo de osteoporosis.

Por último, es importante destacar que no tiene riboflavina. No suelen desarrollarse carencias respecto a esta vitamina, pero un aporte inadecuado de la misma podría perjudicar ciertas funciones del metabolismo. Paralelamente, al escoger una leche de coco, es importante asegurarse de que no contiene azúcares añadidos.

¿Cuándo se puede empezar a administrar en niños?

Leche de coco.

Muchos de los organismos de salud internacionales recomiendan no administrar leche de coco ni otras bebidas vegetales a niños menores de 5 años. Esto se debe a su contenido en azúcares y en aditivos. Ahora bien, si se consigue un producto libre de ambos ingredientes, es posible incluirlos en la dieta antes.

En principio, a partir del año de vida el organismo ya debería de estar preparado para asimilar correctamente estos alimentos, así como los nutrientes que contienen. Ahora bien, resulta clave probar la tolerancia. En el caso de bebés de pocos meses que presenten problemas con las leches de fórmula, la mejor opción es probar con productos hidrolizados antes que con bebidas vegetales.

Leche de coco, un alimento que se puede administrar en niños

Como has podido comprobar, la leche de coco puede administrarse en niños sin mayores problemas. Ahora bien, como norma general, no se recomienda sustituir la leche de vaca por esta bebida, ya que desde el punto de vista nutricional no es tan densa. Asimismo, es importante comprobar el etiquetado antes de adquirir el producto para desechar aquellos que contengan azúcares añadidos o edulcorantes artificiales.

Te podría interesar...
El fruit snack challenge: el reto viral para probar la paciencia en los niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
El fruit snack challenge: el reto viral para probar la paciencia en los niños

¿Sabes en qué consiste el reto "fruit snack challenge" para probar la paciencia de los niños? Te mostramos cómo puedes hacerlo con tus hijos.



  • Astrup A, Magkos F, Bier DM, Brenna JT, de Oliveira Otto MC, Hill JO, King JC, Mente A, Ordovas JM, Volek JS, Yusuf S, Krauss RM. Saturated Fats and Health: A Reassessment and Proposal for Food-Based Recommendations: JACC State-of-the-Art Review. J Am Coll Cardiol. 2020 Aug 18;76(7):844-857. doi: 10.1016/j.jacc.2020.05.077. Epub 2020 Jun 17. PMID: 32562735.
  • Oak SJ, Jha R. The effects of probiotics in lactose intolerance: A systematic review. Crit Rev Food Sci Nutr. 2019;59(11):1675-1683. doi: 10.1080/10408398.2018.1425977. Epub 2018 Feb 9. PMID: 29425071.