Las mujeres necesitan un año para recuperarse del todo tras el parto

Las mujeres necesitan un año para recuperarse del todo tras el parto

mujer-abrazada-al-mundo-recordando-su-parto

Decir en voz alta que la mujer necesita un año para recuperarse completamente de un parto, es para muchos una exageración. Sin embargo, un estudio reciente nos lo deja bien claro: los actuales permisos de maternidad  de 6 semanas no armonizan con las necesidades reales de una madre que acaba de dar a luz.

La doctora Julie Wray, de la Universidad de Stanford, realizó un estudio sobre la realidad postnatal que viven las mujeres en diversos países del mundo, demostrando que a pesar de que cada cuerpo es único, de media, la mayoría de las nuevas mamás necesitan de media 12 meses para recuperarse del todo tanto física como mentalmente.

Este dato no ofrece ni mucho menos una imagen más vulnerable de la mujer. Porque la tarea de la maternidad es posiblemente la tarea más dura, hermosa y dedicada que puede llevarse a cabo, y a pesar de que la gran mayoría vuelvan a sus responsabilidades laborales al cabo de unas semanas, ello no significa que su cuerpo esté completamente recuperado.

Esto es algo que convendría tenerse en cuenta. No solo para que los permisos de maternidad y paternidad fueran un poco más armónicos a estas necesidades, sino como dato informativo y para poner en marcha mejores estrategias de atención médica, sanitaria, social e incluso psicológica.

Veamos unos datos de interés que nos ayudarán sin duda a entender mucho más el tema.

El puerperio, esa dura etapa tras el parto

El puerperio es ese período que se extiende inmediatamente después del parto hasta que el cuerpo de la mamá vuelva a un adecuado estado pregestacional, es decir, a recuperar esas características físicas, orgánicas y hormonales habituales.

Por lo general, es común pensar que el puerperio dura de media los clásicos 40 días. Ahora bien, lo que en ocasiones se nos escapa es que el puerperio, en realidad, tiene tres fases. Veámoslas con detalle.

Fases del puerperio

  • Puerperio inmediato: dura unas 24 horas y abarca la recuperación física del propio parto.
  • El puerperio mediato se relaciona con la involución genital de la mujer, la aparición de los loquios, la subida de la leche…
  • Puerperio alejado: llegaría hasta los 45 días, justo cuando vuelve la menstruación.
  • Puerperio tardío: puede alcanzar hasta los 12 meses, y para muchos especialistas conforma la recuperación completa del cuerpo de la mujer tras el parto.

Cambios que sufre el cuerpo de la mujer durante el puerperio

  • Cambios en el sistema circulatorio: la frecuencia cardíaca de la mamá vuelve a su estado normal tras el parto, de hecho es normal que se experimente una bajada de la tensión durante las primeras semanas -es algo que debemos tener muy en cuenta-. También es común que aparezcan  nódulos hemorroidales.
  • Cambios hormonales asociados a la progesterona, a las glándulas endocrinas, a la hipófisis que regula la producción de leche…
  • El volumen del abdomen disminuye para poder así regular la posición del diafragma para que la respiración sea ya más profunda.
  • El estómago y el intestino experimentan también cambios en la dilatación, de ahí, que puedan pasar unas semanas  en que la mamá sufra de digestiones lentas, estreñimiento, falta de apetito
  • A lo largo de los meses posteriores al parto es común sufrir infecciones de orina debido a la recuperación del tono en la vejiga.
  • A su vez, otro dato que debemos tener en cuenta es que muchas mujeres pueden sufrir una bajada de sus defensas después del parto.

Pensar que el cuerpo de la mujer tras el parto se recupera en solo 6 semanas es una “fantasía”

Cuando una mujer da a luz, no tarda ni unos días en iniciar una gesta que solo ella entiende, vive y asume: no importa el dolor de ese parto o de esa cesárea. Se levantará cuando el bebé lo necesite para atenderlo. No importan las pocas horas de sueño, ni lo cansada que esté, ni lo extraño que note su propio cuerpo, al que no reconoce, el que a instantes le duele tanto como le asusta por tanto cambio…

Una madre hará todo lo que esa nueva vida necesite. Sin embargo, si esa mamá tiene una responsabilidad laboral, al cabo de 6 semanas deberá separarse de ese bebé para retomar sus responsabilidades profesionales. Aunque su cuerpo aún no esté recuperado, aunque sus emociones aún se encuentren revueltas, a flor de piel y vinculadas únicamente a su bebé.

En países como Noruega o Suecia son muy conscientes de esta realidad física, orgánica, hormonal y emocional. Por ello, las bajas laborales llegan hasta los 16 meses. Más aún, en esa baja los papás también están incluidos en una proporción destacable, porque se entiende que la crianza es cosa de dos y que en esos primeros meses de vida, ni el bebé ni la mamá deben estar solos.

Estas políticas sociales son envidiables, no hay duda. Son países donde el estado de bienestar va de la mano de una sensibilidad auténtica y real por la población, por sus necesidades y también por las nuevas generaciones. Entendamos por tanto que una baja de 6 semanas no basta para que una madre se recupere del todo tras el parto.

Cumplirá su trabajo, no hay duda, y lo hará bien, eso está claro, pero su cuerpo aún siente dolor, y se pierde, además, un tiempo precioso que serviría para afianzar más el vínculo con ese niño que tanto necesita de sus padres.