Hipoglucemia en el recién nacido

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 31 enero, 2019
Francisco María García · 1 febrero, 2019
En su concepto básico, la hipoglucemia es una bajada del nivel de azúcar en sangre. En el caso del recién nacido, una vez que ha dejado de obtener la glucosa de la sangre, su pequeño organismo tiene que producir sus propias reservas.

La hipoglucemia en el recién nacido es la disminución de azúcar en sangre. La cantidad de glucosa es inferior a 50 mg/dL, mínima necesaria para estar en los niveles normales. Durante el embarazo, el bebé obtiene la glucosa de la madre; al nacer, la recibe por la leche y, a su vez, produce sus propios niveles en el hígado.

La glucosa es el combustible principal para el correcto funcionamiento del cerebro. El neonato obtiene la energía necesaria y su deficiencia continua puede tener serias consecuencias. Se detecta mediante un análisis de sangre extraída del talón. El médico debe realizar pruebas tras algunas horas hasta verificar el equilibrio en los niveles de azúcar.

¿Cuáles son los síntomas de hipoglucemia en el recién nacido?

Es probable que no se haga visible ningún síntoma, o que los niveles de glucosa que presente no sean correctos. De igual manera, frente a algunos resultados, es necesario que se repitan las pruebas.

Estos son algunos síntomas de que nuestro pequeño puede tener problemas con un nivel muy bajo de azúcar en la sangre:

  • Alteraciones en el ritmo de la respiración del bebé.
  • Cambios en el color de la piel, detectándose un tono azulado o de repentina palidez.
  • Disminución en la temperatura corporal.
  • Intolerancia a la leche, vómitos.
  • Presencia de sudor, temblores o convulsiones en los casos más graves.
  • Estado anímico más irritable o de nerviosismo.

 

¿Cuándo hay mayor riesgo de hipoglucemia en el recién nacido?

Existen algunos factores que se consideran una posible causa de hipoglucemia:

  • Bebés prematuros o demasiado pequeños para su edad gestacional.
  • Recién nacidos con diabetes gestacional. Por lo general, tienen un tamaño más grande que un niño promedio.
  • Hijos de madres con diabetes que comienzan a procesar la glucosa por sí solos.
  • Pequeños con deficiencias hepáticas que no logran producir en el hígado los niveles de azúcar necesarios. Uno de los casos más graves se presenta con la incompatibilidad de sangre entre madre e hijo.
  • Recién nacidos con dificultades para alimentarse.
  • Deficiencias en la nutrición materna durante el embarazo.
  • Trastornos que provocan un consumo elevado de las reservas de glucosa.
  • Enfermedades que afecten el sistema digestivo y el metabolismo.

¿Cómo se trata la hipoglucemia en el recién nacido?

Hay que intentar que el bebé reciba mayor cantidad de azúcar aumentando la dosis de leche. En algunos casos, es muy positivo reforzar la leche de la madre con suplementos nutricionales. Asimismo, existen soluciones azucaradas que se administran por vía oral.

Cuando los niveles de azúcar en sangre se mantienen por debajo de lo normal, se recurre a medicamentos. Las pruebas se repiten de forma periódica para controlar los avances; en casos extremos, se somete al niño a una cirugía de páncreas.

¿Cuáles son los pronósticos probables de la hipoglucemia en el recién nacido?

En los casos más sencillos, es posible revertir la situación con un tratamiento de pocos días. Asimismo, hay que estar atentos y controlar que el nivel de glucosa no vuelva a bajar después de haber finalizado dicho tratamiento

En los niños con una afección más severa, puede derivar en cuadros convulsivos. También se cree que en estos pequeños el proceso de aprendizaje es más lento. La hipoglucemia no afecta al coeficiente intelectual, pero sí tiene repercusión en el desarrollo mental. Este efecto especialmente se hace visible en niños de edad preescolar.

Para evitar estos inconvenientes en un futuro, es fundamental detectar y tratar la enfermedad a tiempo. Ante cualquier duda o síntoma, hay que solicitar al pediatra que repita el análisis para estar seguros.

¿Se puede prevenir la hipoglucemia en el recién nacido?

No existen vacunas ni métodos específicos para la prevención del bajo nivel de azúcar en sangre. Sin embargo, ciertos cuidados en el embarazo pueden ser de gran ayuda para disminuir los riesgos:

  • Es necesario mantener una alimentación saludable en el período gestacional rica en nutrientes y vitaminas
  • Las futuras mamás diabéticas deben tener un control exhaustivo de su nivel de azúcar y también tener información precisa de estos niveles en el niño cuando nazca
  • Buscar métodos complementarios de alimentación para bebé cuando la leche materna es insuficiente

La hipoglucemia en el recién nacido es una afección más común de lo imaginable. Su diagnóstico es muy sencillo y siempre se aconseja utilizar el análisis de laboratorio. Hay otros métodos, como las bandas, pero es mejor el mecanismo tradicional. El seguimiento de las indicaciones de los profesionales es la mejor forma de ayudar al bebé.