Mi hijo se aburre en la escuela: cómo ayudarle

Si tu hijo está aburrido en clase y no sabes qué puede pasarle, te damos algunos consejos para que lo acompañes y ayudes.
Mi hijo se aburre en la escuela: cómo ayudarle
María José Roldán

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán el 14 abril, 2021.

Última actualización: 14 abril, 2021

Son muchos los niños que sienten gran desmotivación por la escuela porque se aburren, porque no entienden demasiado o porque el contenido que les explican no es de su interés. Pero es necesario que sientan esa pasión por el aprendizaje para avanzar con éxito en los cursos académicos. Por eso, vamos a hablarte sobre cómo ayudar a tu hijo si se aburre en la escuela.

A los niños les pasa igual que a los adultos y se pueden aburrir. Y es que el aburrimiento es totalmente normal, ¡no hay que alarmarse tanto por eso! Simplemente es necesario averiguar por qué le ocurre en el colegio y buscar soluciones para que encuentre esa motivación tan necesaria en el mundo del aprendizaje.

A veces es normal el aburrimiento en clase

Es absolutamente normal que un niño diga que se aburre en la escuela, de hecho, es algo que muchos padres escuchan habitualmente. Las razones son muy diversas, como no estar motivado. Puede ser un problema pasajero, pero si persiste, hay que poner cartas sobre la mesa para buscar soluciones y que no se convierta en una angustia incapacitante o de rechazo hacia la escuela.

Niño que se aburre en la escuela.

Quizá te resulte algo complicado saber cuál es la causa exacta de esta actitud. Hay padres que piensan que quizá el maestro no sabe motivar a su hijo o que este es superdotado. Aunque todas las posibilidades pueden ser ciertas, es necesario tener en consideración otros factores altamente probables.

Posibles causas por las que tu hijo se aburre en la escuela

Antes de continuar vamos a hablar sobre algunas causas que es posible que estén haciendo que tu hijo se aburra más de la cuenta en clase:

No está motivado lo suficiente

Quizá no sienta motivación de ninguna manera y piensa que lo que les enseñan no es importante para su vida. Entonces, aprender algo nuevo no conlleva un reto y se convierte en algo tedioso.

Si dice que la escuela es aburrida y lo utiliza como argumento para no hacer las cosas bien, el fracaso escolar será cuestión de tiempo. Será necesario que se involucre en el trabajo de clase para que aprenda que lo que le enseñan en la escuela es importante para su vida.

No hay desafíos que le llamen la atención, por eso se aburre en la escuela

Es importante que el pequeño sienta que nadie quiere desafiarle negativamente y ni mucho menos comparar sus habilidades con las de los demás. Los desafíos deben ser hacia él mismo, para que se dé cuenta de que puede ser muy capaz cuando se reta a sí mismo sin tener que competir con nadie. Este es el mejor desafío, sin duda.

No hay conexión con el grupo-clase

A muchos niños que no sienten motivación, le suele ocurrir porque no se sienten conectados con su grupo-clase. A veces, puede que la conexión esté rota con el maestro. Trabajar este vínculo es fundamental para que el niño se sienta como parte de un grupo, de un equipo en el que todos reman hacia la misma dirección.

Es la única manera para que deje de sentirse solo o aislado y sienta que forma parte de un grupo importante, además del grupo familiar de su hogar. Si no tiene esta conexión, no sabrá a quién pedir ayuda cuando la necesite. Es muy importante que se sienta integrado dentro de la comunidad de su clase.

La ayuda de los padres

Niña pensando porque se aburre en la escuela.

Por supuesto, los padres son los que mejor pueden ayudar a su hijo, y lo primero será hablar con el maestro. Es primordial descubrir las causas que le hacen a tu hijo sentirse así de aburrido. Solo así podrás saber cómo ayudarle. Para conseguirlo, ten en cuenta lo siguiente:

  • Hazle preguntas. Pregúntale sobre lo que ha aprendido en clase, cómo el maestro enseña, cómo es su relación con sus compañeros. Hazle preguntas para que te conteste con más que un monosílabo. De esta manera, podrás saber si es por el maestro, por los compañeros o por el contenido.
  • Involucrar al niño y al maestro en el aprendizaje. Si te das cuenta de que la situación lleva demasiado tiempo ocurriendo, entonces tienes que hablar con el profesor cuanto antes para saber qué ocurre. Siempre que hables con él intenta mostrar comentarios de respeto y constructivos, hablando sobre las necesidades que tiene tu hijo.

A partir de ahora, si tu hijo muestra una actitud de aburrimiento en clase y no pasa con el tiempo, lo mejor que puedes hacer es buscar la raíz del problema. Una vez que lo encuentres, será necesario que busques las mejores soluciones.

Te podría interesar...
El frasco del aburrimiento para niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
El frasco del aburrimiento para niños

¿Tu hijo se aburre con frecuencia y no sabes qué hacer? Aquí tienes la técnica del frasco del aburrimiento, que puede serte de gran ayuda en esos m...



  • Ruíz de Burgos Moreno, E. (2018) Libro para niños que están aburridos. Editorial: Tobogán.