¿Tienes un hijo adolescente y no sabes cómo hablarle para lograr una comunicación fluida y eficaz?

Estas son algunas maneras en las que puedes empezar a acercarte a tu hijo adolescente para fomentar el diálogo y la conversación.
¿Tienes un hijo adolescente y no sabes cómo hablarle para lograr una comunicación fluida y eficaz?
Marcela Alejandra Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Última actualización: 12 mayo, 2022

El paso de la infancia a la adolescencia está lleno de nuevos retos y descubrimientos, tanto para los hijos como para sus padres. Saber lograr una comunicación fluida y eficaz, basada en el respeto y en el amor, es indispensable estar al lado de ellos. Por eso, hoy te presentamos algunas maneras para lograrlo y para identificar actitudes nocivas.

Si sientes que a la hora de hablar con tu hijo adolescente los separa un abismo o que las palabras no son capaces de acercar, es hora de pensar en la forma en la que te estás comunicando. Comprender las razones por las que los jóvenes se alejan de sus padres es clave para prevenir estas situaciones.



8 consejos para lograr una comunicación fluida y eficaz con un hijo adolescente

Una comunicación fluida y eficaz se da cuando ambas personas están en sincronía, cuando conectan cada palabra y enriquecen la conversación con aportes voluntarios. Aprender a mejorar este tipo de diálogo y mantenerlo abieto a través del tiempo es de gran ayuda para acompañar a los hijos en la adolescencia.

Estas son algunas claves parentales que puedes utilizar para acercarte a tus hijos desde el respeto y el amor, cuando comienzan a hacerse mayores.

1. Comparte tiempo de calidad y demuestra tu cariño

Para lograr conectar con un adolescente  y que quiera compartir con sus padres algunas experiencias de su vida, es necesario pasar tiempo juntos. Expresarse mediante un lenguaje basado en la empatía, el interés y el amor incondicional que toda mamá y papá siente por su hijo es clave para brindar un entorno seguro y protegido.

Procura dedicarle tiempo a tus hijos, sin importar lo ocupado que pueda llegar a ser el día a día.

2. Fomenta el diálogo y la conversación

Si desde pequeños acostumbramos a nuestros niños a compartir sus experiencias del día de una manera casual (como lo es a la hora de almorzar o cenar), es más probable que cuando sean adolescentes mantengan el hábito.

Por eso, busca momentos para fomentar la conversación, para saber cómo se sienten y diles que pueden hablar de cualquier tema contigo.

3. Cuéntales tus experiencias de cuando tenías su edad

Expresar nuestras emociones es clave para fomentar una salud emocional estable. Si deseamos que los jóvenes se sinceren con sus padres, es necesario que los mayores hagamos lo mismo.

Cuando les contamos a los hijos acerca de nuestras experiencias pasadas de la juventud, en realidad les compartimos parte de nuestra intimidad para transmitirles una enseñanza, una anécdota o una moraleja.

4. No los interrumpas cuando hablan

En algunas ocasiones y de manera inocente, los papás pueden interrumpir a sus hijos en medio de su relato, ya sea para contar una experiencia parecida o para brindar un consejo. Pero esto puede ser muy molesto para los jóvenes.

De ahí la importancia de saber respetar los turnos a la hora de hablar y de aprender a escuchar con cuidado. Así, los jóvenes podrán contar todo lo que desean sin temor a ser coartados.

5. No invadas su intimidad

Esto significa respetar y reconocer que tu hijo es una persona que ha empezado a descubrir su identidad y muchas facetas de su vida, que hasta ahora eran desconocidas. Por eso, procura no invadir su espacio privado para no vulnerar su privacidad.

Es mejor fomentar el diálogo, la educación y la prevención como herramientas para que los adolescentes sean responsables y conscientes de sus actos.

6. Para una comunicación fluida y eficaz no juzgues y brinda amor incondicional

Ser juzgados por sus seres queridos es uno de los temores más grandes que todo adolescente experimenta en algún punto de su camino. Para favorecer a una comunicación fluida y eficaz es necesario crear en el hogar un lugar de protección, libre de prejuicios, de sermones y de juicios de valor.

Bríndales la confianza a tus hijos e hijas para que te compartan sus problemas sin miedo a ser juzgados. El hogar debe ser un refugio, no un campo de batalla.

7. Cuida la forma de expresarte y el tono de voz

En muchas ocasiones, una frase inocente puede ser totalmente malinterpretada por una incorrecta inflexión en la voz o por usar las palabras erróneas. Procura acercarte con empatía y emplea un lenguaje cercano, respetuoso y cordial, para fomentar una comunicación agradable.

Utilizar el tono de voz indicado favorece a la cercanía.

8. Aprende a reconocer cuándo es un buen momento

Esto se da con el tiempo, ya que cada adolescente es único y demuestra su deseo de comunicase, o de buscar ayuda de diferentes maneras. Por eso, es clave estarse atento a todas aquellas señales que inconscientemente emiten los niños cuando necesitan comunicarse. Estas son algunas de las más comunes:

  • Un cambio de actitud abrupto. Cuando notas una actitud más apagada y triste o, por el contrario, intrigada y ansiosa, puede que tus hijos necesiten de tu ayuda. Intenta acercarte con calma y pregúntales cómo se sienten.
  • Preguntas sobre experiencias pasadas. Por ejemplo: “mamá, ¿es normal que a mi edad me sienta insegura con mi cuerpo?” Esto da paso a que le brindes tu opinión y que puedas guiar a tus hijos de la mejor manera posible en sus dilemas.
  • Temas de preocupación. Ya sea en la música que escuchan, los libros que les gusta leer o algún artículo que hayan consultado en internet. Los jóvenes buscan la manera de solucionar todo por su cuenta, pero la ayuda de los papás nunca está de más.



El amor y el respeto son necesarios para lograr una comunicación fluida y eficaz

La adolescencia está llena de flores en el camino para que los hijos aprendan a conocerse más a sí mismos. No obstante, también es un periodo de pruebas y enseñanzas en los que pueden necesitar de la ayuda materna o paterna. De ahí la importancia de acercarse desde el cariño y el respeto a la hora de iniciar una conversación con un hijo adolescente.

Por último, recuerda brindarles amor incondicional en todo momento, para que sepan que pueden confiar en su mamá, sin importar el problema por el que estén atravesando.

  Te podría interesar...

7 actividades para conectar con tu hijo adolescente
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
7 actividades para conectar con tu hijo adolescente

Organiza estas actividades para conectar con tu hijo adolescente y disfruten de tiempo de calidad en familia.