¿Cómo hacer una lámpara de lava con tus hijos?

Manualidades, ciencia, experimentos y ¡mucha diversión! Te enseñamos una forma de lograr el combo perfecto para pasar una tarde en familia.
¿Cómo hacer una lámpara de lava con tus hijos?
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz.

Última actualización: 13 enero, 2022

¿Sabes que el aceite y el agua nunca se mezclan? ¿Cómo hacer para que los peques entiendan por qué ocurre esto? Te acercamos la solución: haz una lámpara de lava con tus hijos.

No solo se trata de una manualidad divertida, sino también de un experimento fantástico para aprender ciencias. ¿Quieres intentarlo? Entonces, busca lápiz y papel para apuntar cada detalle.

¿Qué es una lámpara de lava y para qué sirve?

La lámpara de lava fue inventada en la década de 1960 como un elemento decorativo, el cual seguía el estilo de la moda de la psicodelia. Este objeto consiste en un recipiente de vidrio hueco, en cuyo interior flotan burbujas coloridas a ritmo slow.

Si quieres imitar este modelo e incentivar a los niños a hacer su propia lámpara de lava, solo debes que juntar algunos elementos que hay en casa.

Este experimento es tan sencillo y tan seguro que lo pueden hacer desde los pequeños de todas las edades. Por eso, es un entretenimiento genial para compartir en familia.

¡Toma nota y que la diversión comience ahora!

arcoiris liquido

Cómo hacer una lámpara de lava

A continuación, te vamos a detallar los materiales y el paso a paso para que puedas fabricarla hoy mismo.

Materiales

  • 1 frasco, botella o vaso transparente.
  • Agua.
  • Témperas de distintos colores o colorantes alimentarios.
  • Aceite vegetal de cocina.
  • Pastillas efervescentes.
  • Una pequeña linterna o un móvil con luz.

Paso a paso

  1. Llena el frasco de vidrio hasta la mitad de su capacidad con agua limpia.
  2. Agrega una pequeña cantidad de témpera o de colorante y mezcla bien hasta dejar el agua coloreada.
  3. Completa el recipiente con el aceite vegetal.
  4. Deja reposar un minuto. Vas a ver como el agua coloreada queda debajo y el aceite flota por encima de ella, sin mezclarse.
  5. Toma una pastilla efervescente y échala en el recipiente.
  6. Coloca cerca de la base la linterna o la luz del móvil y mira atentamente lo que ocurre: las burbujas de colores ascienden, atraviesan el aceite y explotan en la superficie, cuando entran en contacto con el aire.
  7. Cuando las burbujas se acaben, puedes repetirlo con otra pastilla.
  8. ¡Y que siga la diversión con tu lámpara de lava!

¿Qué aprenden los niños al fabricar su lámpara de lava?

El proceso de hacer una lámpara de lava es sencillo, económico y tiene como principal objetivo que los peques descubran los siguientes conceptos de física y química.

1. El aceite flota por encima del agua: el concepto de densidad

Según la Real Academia Española, la densidad es “la magnitud que expresa la relación entre la masa y el volumen de un cuerpo, y cuya unidad en el sistema internacional es el kilogramo por metro cúbico (kg/m3)”.

El agua tiene una densidad de 1,000 kg/m3 y el aceite tiene una densidad de entre 0,840 y 0,960 kg/m3 , pues sus moléculas son más grandes y pesan menos. Por esta razón, el aceite flota sobre el agua y no se hunde.

2. El agua y aceite nunca se mezclan: los elementos no se atraen

Además de su diferente densidad, los dos líquidos tienen una estructura muy distinta. Mientras que las moléculas del agua (H2O) son pequeñas y tienen una carga positiva y negativa que las atraen entre sí, las del aceite no tienen polaridad. Por ende, forman un líquido neutro.

Esta es la razón por la que ambos elementos no se mezclan, ya que no existe atracción ni repulsión entre ellos. Es como colocar un trozo de papel encima de un imán: ¡no pasa nada!

3. Las burbujas suben y desaparecen: el comportamiento de los gases en un medio líquido

Cuando le añades las tabletas efervescentes a la emulsión, estas caen al fondo porque son muy pesadas y densas. Allí comienzan a disolverse y se produce una reacción química.

En este momento, se libera un gas llamado dióxido de carbono (CO2) que se asocia con las moléculas de agua coloreadas y forma las burbujas.

Estas burbujas son más livianas que el agua y que el aceite y por lo tanto, suben rápidamente a la superficie. Cuando entran en contacto con el aire, explotan y liberan al gas contenido en ellas. Y el resto de agua vuelve a hundirse.

Experimentos con los niños: aprender haciendo

Alumnos participando en un BreakOut organizador por su profesor.

A finales del siglo XX el informe La Educación encierra un Tesoro de la UNESCO, conocido como el Informe Delors, definió cuatro pilares de la educación: aprender a conocer, a hacer, a ser y a vivir juntos.

“Aprender a hacer a fin de adquirir no sólo una calificación profesional sino, más generalmente, una competencia que capacite al individuo para hacer frente a gran número de situaciones y a trabajar en equipo”.

-Jacques Delors-

En este concepto está basado el enfoque educativo learning by doing (LBD), que en español se traduce como ‘aprender haciendo’, el cual otorga especial relevancia a la experimentación. Uno de los modelos pedagógicos que promueve esto es la educación STEAM. Los experimentos son muchos y variados y sirven para realizarse en el aula o en casa.

Esta manualidad es muy beneficiosa para activar la curiosidad, para aprender los contenidos y para trabajar las inteligencias múltiples. Así que prepara los materiales y da inicio a la aventura de crear esta máquina de burbujas de colores. ¡A tus hijos les fascinará!

Te podría interesar...
Cómo hacer un arcoíris líquido con niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo hacer un arcoíris líquido con niños

Prepara todos los materiales para hacer un arcoíris líquido, un proyecto divertido para que los niños aprendan ciencias mientras juegan.