Hábitos diarios de higiene para enseñar a tu hijo en sus primeros años de vida

Inculcar desde la infancia buenas costumbres de aseo personal es muy importante para que los niños adquieran lecciones valiosas que les servirán de por vida.
Hábitos diarios de higiene para enseñar a tu hijo en sus primeros años de vida

Última actualización: 12 agosto, 2022

Cuando los hijos comienzan a caminar sin ayuda es momento de cultivar hábitos diarios de higiene que les permitan mejorar su independencia y autonomía. A medida que los papás les permiten a los niños asumir nuevos retos y mejorar de sus errores, los pequeños pueden fomentar su autoestima, confianza y seguridad.

Mantener un buen aseo en general es indispensable para que los niños gocen de una buena salud. Por lo que educar desde la infancia a través del ejemplo es muy beneficioso para que los pequeños aprendan nuevas habilidades. Hoy te presentamos algunos de los hábitos diarios de higiene que deberías enseñar a tu hijo cuanto antes.



5 hábitos diarios de higiene que deberías enseñarle a tu hijo durante sus primeros años

En muchas ocasiones por falta de paciencia no les damos la oportunidad a los niños de que se equivoquen y los privamos de aprender de sus errores. Sin embargo, se ha demostrado que educar mediante el ejemplo y permitir a los pequeños asumir nuevos retos son claves para que sean conscientes de la importancia de su aseo personal.

Estos son algunos hábitos de higiene que debes enseñar cuanto antes:

1. Promover la ayuda en el cambio del pañal

Alrededor de los dos y los tres años, cuando los niños comienzan a dar sus primeros pasos y a ganar día a día más autonomía, es normal que aún utilicen pañal. No obstante, podemos involucrarlos en el proceso de limpieza diario para que participen de manera activa y sean felices de brindar su ayuda.

Si tu hijo ya sabe ponerse de pie y mantener el equilibrio pídele con amabilidad que te ayude al momento de cambiarlo para que sea una tarea más cómoda para ambos.

Por tal motivo, es una gran idea pedirles que nos colaboren en el cambio del pañal. Por ejemplo, poniéndose de pie cuando se los pidamos, pasándonos los implementos de aseo necesarios (como pañitos y cremas) o llevando a la basura el pañal sucio luego de la limpieza. De esta manera el niño irá ganando más autonomía e independencia con el paso del tiempo.

2. Fomentar el uso de la bacinilla

Cuando notamos que nuestro pequeño está listo para dejar de usar pañales (alrededor de los tres años) es una gran idea acondicionar el cuarto de baño para que cuente con un ambiente cómodo en donde aprender. El uso de orinales o bacinillas es muy recomendado para que los niños puedan hacer uso de ellas cuando lo necesiten.

Así que enséñales con calma y paciencia cómo sentarse correctamente. Además, por supuesto, la manera en la que deben limpiar sus genitales y cómo lavarse las manos luego de cada visita al baño. Cuando los niños tienen un lugar adaptado a sus necesidades pueden realizar sus rutinas de higiene de forma más sencilla.

3. Enseñar cómo lavarse las manos

Algunos padres sienten temor de que sus hijos vuelvan el cuarto de baño un desastre cada vez que hacen uso del lavado. No obstante, en los errores se esconden grandes aprendizajes y a partir de los tres años los niños ya están en capacidad de lavarse las manos por sí mismos.

Enséñales a tus hijos cómo lavarse cada parte de sus manos, la importancia de ahorrar el agua y cómo secarse de manera correcta.

Por tal razón, luego de instalar un pequeño taburete para que los pequeños puedan acceder al lavado sin dificultad y poner a su alcance una barra de jabón y su respectiva toalla, es momento de comenzar a educar a través del ejemplo y la repetición. Tómame tu tiempo para que los niños sepan cómo abrir el agua, enjabonar sus manitos y luego enjuagarlas por completo. 

4. Explicar poco a poco cómo cepillarse los dientes

A partir de los tres años, cuando los pequeños ya pueden escupir sin dificultades y acercarse por sí mismos al lavado, se puede comenzar a enseñarles cómo lavarse los dientes. Para esto, compra un cepillo específico para su edad de cerdas suaves y una pasta dental con los niveles de flúor indicados para niños.

Cuando tengan la edad suficiente motiva a tus hijos a que se cepillen juntos. Muéstrales la manera de alcanzar el lavado, cómo coger el cepillo y cuánta pasta utilizar. Es normal que al principio todo se vuelva un poco caótico, pero recuerda que la práctica hace al maestro. Así que no cohíbas su proceso de aprendizaje.

Para explicarles cómo cepillarse los dientes, empieza desde meses atrás mostrándoles mediante el ejemplo cómo deben hacerlo. Aprovecha para profundizar en la importancia de la higiene bucal. Debes cepillar con lentitud de arriba abajo toda la dentadura para que los pequeños estén familiarizados con los movimientos.



5. Ayudar en el momento del baño

Cuando los pequeños comienzan a ganar más movimiento e independencia se les puede pedir que nos ayuden cuando los estamos bañando. Para ello, explícales cómo deben quitarse la ropa que tengan sucia y cómo bajarse el pañal por cuenta propia.

Además, al momento de bañarlos en la ducha o en su tina, enseñarles la manera en que deben estregar su cuerpo con el jabón. Esto para que aprendan con el paso del tiempo a hacerlo sin ayuda.

Enseña estos hábitos diarios de higiene a tus hijos cuanto antes

El aseo personal es fundamental para gozar de una buena salud física y mental. Por tal motivo, procura educar a tus hijos desde los primeros años de su infancia para que interioricen hábitos sanos que les permitan cuidar de sí mismos durante toda la vida.

Por último, recuerda que instruir mediante el ejemplo es la mejor manera para que los niños aprendan nuevas lecciones, así que aplica con regularidad en el hogar las buenas costumbres que quieres transmitir a tus pequeños.

Te podría interesar...
10 claves para tener buenos hábitos de higiene en casa con los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
10 claves para tener buenos hábitos de higiene en casa con los niños

Inculcar buenos hábitos de higiene en los niños desde temprano los ayuda a desarrollarse y a mantener una rutina en la casa.



  • Gaeta ML, Cavazos J, Cabrera MDR, Rosário P. (2018). Fostering Oral Hygiene Habits and Self-Regulation Skills: An Intervention With Preschool Children. Fam Community Health. 2018 Jan/Mar;41(1):47-54. doi: 10.1097/FCH.0000000000000171. PMID: 29135794.
  • Ramos-Morcillo AJ, Moreno-Martínez FJ, Susarte AMH, Hueso-Montoro C, Ruzafa-Martínez M. (2019). Social Determinants of Health, the Family, and Children's Personal Hygiene: A Comparative Study. Int J Environ Res Public Health. 2019 Nov 26;16(23):4713. doi: 10.3390/ijerph16234713. PMID: 31779283; PMCID: PMC6926531.
  • Watson JA, Ensink JHJ, Ramos M, Benelli P, Holdsworth E, Dreibelbis R, Cumming O. (2017). Does targeting children with hygiene promotion messages work? The effect of handwashing promotion targeted at children, on diarrhoea, soil-transmitted helminth infections and behaviour change, in low- and middle-income countries. Trop Med Int Health. 2017 May;22(5):526-538. doi: 10.1111/tmi.12861. Epub 2017 Mar 31. PMID: 28244191.

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.