Explicación sencilla de la formación de La Tierra

1 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Olga Carbajo
El origen del Universo es aún un misterio que, probablemente, la ciencia jamás pueda resolver. La formación de La Tierra es solo una conjetura más, aunque la hipótesis que os traemos hoy parece la más acertada.

Nuestra querida madre Tierra nació hace 4.470 millones de años. Mucho ha cambiado desde entoces cuando no era más que un conglomerado de rocas y gases. Altas temperaturas y presiones, explosiones… Trataremos de resumir de forma sencilla cómo se cree que tuvo lugar la formación de La Tierra.

Se cree que hace unos 13.800 millones de años tuvo lugar una terrible explosión conocida como el ‘Big Bang’ en la que fue proyectada en todas direcciones gran cantidad de materia. Con el tiempo, esta materia se fue congregando en soles, estrellas, planetas, nebulosas…, hasta formar las galaxias.

Cómo se forman los planetas

Pues bien, de esta misma nube de polvo estelar se formó nuestro planeta y el Sol. La fuerza de la gravedad ejercida sobre él hizo que primero se conglomerara en pequeños asteroides y, posteriormente, en rocas de mayor tamaño que, al fusionarse, dieron lugar a los planetas primitivos. Y, como si se tratara de un juego de canicas cósmicas, comenzaron a chocar.Formación de los planetas.

La energía emitida por los choques y los elementos conformantes de los planetas primitivos hizo que aumentara la temperatura en su interior, fundiendo las rocas. Con el tiempo, las capas más externas de La Tierra comenzaron a enfriarse, aunque su núcleo se mantuviera incandescente.

Situada a la distancia justa del Sol como para permitir dicho enfriamiento, La Tierra era aún un planeta inhóspito y enfurecido. Sin atmósfera gaseosa, bañada por ríos de lava y sembrada de erupciones volcánicas. Pero esta lava no hizo más que contribuir al aumento de la corteza terrestre.

Fruto de las erupciones volcánicas, se liberaron en la superficie los gases primigenios que darían lugar a la atmósfera. Aunque en aquel entoces estaría compuesta por hidrógeno, helio, metano, amoníaco, gases nobles y alguna partícula despistada de oxígeno.

De este oxígeno incipiente y el hidrógeno atmosférico sometidos a las condiciones óptimas de presión y temperatura se condensó la preciada molécula de agua que posibilitó la vida en nuestro planeta. De hecho, a día de hoy, no concebimos la vida sin la presencia de agua.

Tierra, mar y aire pelearon un tiempo hasta que cada uno encontró su sitio y se organizaron en capas; un núcleo líquido incandescente, cortezas marítima y terrestre, y atmósfera gaseosa hacen de la formación de La Tierra un ejemplo, a priori, único por su organización en estratos.

Capas de la formación de La Tierra

La estructura de La Tierra es lo que la hace tan especial. La formación característica de nuestro planeta en 4 capas con sus subcapas y la interconexión entre todas ellas no solo hace posible la vida en ella, sino que ella misma está viva y en constante transformación.Capas de La Tierra.

La geosfera es la capa que abarca desde el centro de la Tierra, el núcleo, hasta la superficie terrestre. Nada mas y nada menos que con un radio de 6.356 Km. Está formada por las subcapas: núcleo, interno y externo, manto, inferior, zona de transición y superior, y las cortezas oceánica y continental.

La biosfera es la capa de la tierra que alberga al conjunto de seres vivos que habitan nuestro planeta. Ríos, mares, montañas, lagos, desiertos… Desde 1 Km de profundidad hasta los 10 Km de altura sobre el nivel del mar es donde podremos encontrarlos.

La hidrosfera es la capa de La Tierra que recoge el agua sobre y bajo la corteza terrestre: mares, lagos, ríos, océanos, casquetes polares, vapor de agua y acuíferos. Recubre el 70 % del planeta, aunque solo el 3 % del agua líquida es dulce, y se encuentra inmersa en un ciclo constante de tres estados: líquido, sólido y gaseoso.

La atmósfera es la capa gaseosa que, a modo de cúpula, culmina la formación de La Tierra. La protege de la incidencia de los rayos del Sol, pequeños asteroides, y posibilita un ambiente óptimo para la vida gracias a su composición rica en O² (21 %). Este porcentaje gaseoso varía según el estrato y subdivide a la atmósfera en subcapas: troposfera, estratosfera, mesosfera, ionosfera y exosfera, con un radio total de 10.000 Km.

«Por grandes que sean las maravillas de la naturaleza, hay siempre razones físicas que pueden explicarlas».

-Julio Verne, Viaje al centro de La Tierra

  • Capas de la tierra. (última consulta octubre 2019). Formación de La Tierra [artículo en web]. Recuperado de: www.capasdelatierra.org
  • Capas de la tierra. (última consulta octubre 2019). Capas de la Tierra [artículo en web]. Recuperado de: www.capasdelatierra.org
  • Astronomía. (última consulta octubre 2019). Cómo se formó La Tierra [artículo en web]. Recuperado de: www.astronomia.com