Excursión a la naturaleza: todo ventajas

Francisco María García · 2 octubre, 2018
El contacto con la naturaleza tiene muchas ventajas para los niños, no solo físicamente, sino también para su estado mental. Además, así los pequeños aprenderán a respetar y disfrutar el medio que les rodea.

La existencia del vínculo del ser humano con la naturaleza tiene miles y miles de años, tanto como la existencia de ambos. Durante décadas, realizar una excursión a la naturaleza fue el juego principal durante la infancia de los niños.

Actualmente, debido a la hiperconectividad que experimenta la sociedad, esta atracción por la naturaleza se ha perdido un poco; realmente, es importante recuperar esa interacción entre ser humano y su entorno natural.

Ventajas que supone una excursión a la naturaleza

La naturaleza desde siempre fue un factor fundamental en el desarrollo del ser humano. Es positiva para el estímulo de los sentidos y hasta ofrece la oportunidad de conocer y descubrir todo acerca de ella.

Sobre todo en la infancia, el espacio natural es un gran estímulo para los niños, tanto a nivel físico y psicomotriz como a nivel intelectual. Por ello, algunas de las ventajas que tiene una excursión a la naturaleza son:

Potencia la sensibilidad

Este es un aspecto muy importante. El contacto con la naturaleza aporta un mayor nivel de sensibilidad a las personas, cualquiera sea su edad. El permanente trato con lo natural a lo largo de la vida brinda una conciencia mayor del cuidado ambiental que se requiere por parte de las personas para poder seguir disfrutándola plenamente.

Fomenta la exploración, imaginación y la empatía

El contacto con la naturaleza desde la infancia presenta grandes ventajas. En ese contacto entre niños y naturaleza, se generan ganas de aprender y explorar el entorno que se habita.

Este es un factor positivo, ya que inmediatamente el pequeño activa la creatividad, imaginación e incluso desarrolla la empatía por el el cuidado del espacio natural.

Estimula las habilidades psicomotrices

Esta es, quizás, una de las bondades más interesantes que propone una excursión a la naturaleza desde tempranas edades. Los ambientes naturales le dan al cerebro fuertes estímulos que favorecen de manera rotunda a la psicomotricidad de los niños. Se consiguen así habilidades motoras como la agilidad y el equilibrio.

Las salidas al campo con niños les brindan oportunidades para explorar y divertirse.

Realización de actividades de ocio sin impacto y mayor conservación

La realización de excursiones en la naturaleza es una actividad de ocio que supone un impacto al medio natural casi nulo si se cuida el entorno. Cuando se sale a pasear por bosques, lagos, montes o playas, mejora la conservación y protección de ese medio natural, dada la mayor afluencia de visitas.

Se forman personas más saludables

El contacto con la naturaleza crea personas más positivas, observadoras y agradecidas. En la práctica, el ser humano alegre y saludable elimina más endorfinas, que regulan su presión sanguínea; el resultado es una salud más equilibrada y estable.

La excursión a la naturaleza aporta no solo beneficios a nivel físico, sino también a nivel emocional. Por este motivo, resulta una actividad sumamente saludable y muy recomendada para todos.

“Sobre todo en la infancia, el espacio natural es un gran estímulo para los niños, tanto a nivel físico y psicomotriz como a nivel intelectual”

Incentiva el aprendizaje

Para los niños, el contacto con la naturaleza es realmente trascendente y representa un fuerte estímulo en su proceso de aprendizaje. Los pequeños tienen la permanente curiosidad por conocer y explorar la naturaleza, por lo que es una herramienta pedagógica sumamente beneficiosa.

El contacto natural no solo ayuda a establecer una relación de respeto y beneficio mutuo, sino también a vivir una experiencia de libertad y de responsabilidad en el entorno natural.

Tanto en la infancia como en la adolescencia, el contacto con la naturaleza aporta muchos beneficios. Es importante que se realicen con mayor frecuencia excursiones en las que se puedan aprovechar al máximo sus ventajas.

La fotografía estimula la creatividad.

Excursión a la naturaleza: la actividad ideal

En conclusión, una excursión a la naturaleza aporta muchas de ventajas para la vida del ser humano. En cualquier etapa de la vida, el contacto con el medio ambiente aporta bienestar y una mayor conciencia tanto de uno mismo como del entorno que nos rodea.

Asimismo, como herramienta pedagógica es muy interesante incorporar las visitas a espacios naturales desde la infancia. En las etapas siguientes, en tanto, también es un estímulo fundamental para crear personas y ciudadanos libres, activos, responsables y conscientes de la importancia cuidar el medio ambiente.

La excursión a la naturaleza no solo es una cuestión de aprendizaje, sino algo mucho más importante: es una cuestión de salud y formación de buenas personas.