Este corto enseña a tus hijos el valor de la amistad

Si quieres transmitir a tus hijos el valor de la amistad, no dudes en presentarle Monsterbox. Se trata de un entretenido y alucinante corto que lo dejará perplejo. Ideal para grandes y chicos, es una excelente opción a la hora de desarrollar la inteligencia emocional de cualquier persona.

Con mucha chispa, valiéndose de una música que transporta y munido de colores vivos que atrapan. Esa es la estética de este tierno y conmovedor cortometraje que habla sobre emociones. Sentimientos nacidos de gestos y actitudes verdaderamente nobles y genuinas.

Monsterbox habla de una amistad indestructible. Pues nada más poderoso que apreciar las diferencias entre seres, aceptarlas y respetarlas. El afecto y el interés sincero nos demuestran que, al fin y al cabo, las personas estamos unidas por los hilos de nuestros corazones.

Los creadores de esta importante pieza son Ludovic Gavillet, Derya Kocaurlu, Lucas Hudson y Colin Jean-Saunier. Para sorpresa de muchos, este delicioso y conmovedor cortometraje fue nada menos que su proyecto de fin de carrera. ¿Aún no la has visto? Anda, ¡seguramente te encantará!

Protagonistas que entienden el valor de la amistad

Los protagonistas principales de este producto audiovisual son un anciano y una niña. Desde luego, con muy pocas cosas en común. También aparecen, con un rol secundario, una serie de ‘criaturas extrañas’, las cuales parecen no encajar.

No obstante, la película nos invita a reflexionar sobre este punto. Si bien las personas suelen involucrarse con aquellos pares ‘afines’, las diferencias son las que suman. Con ella vienen el respeto y la integración, dos valores vitales para la vida en sociedad.

Es que no siempre la suma de partes iguales enriquece. La unión, sin importar edad, gustos, sexo o color de piel, es lo que hace fuerte todo tipo de vínculo. Puede que empatizar sea básicamente el secreto de la amistad. Basta con escuchar, cuidar y compartir para entender efectivamente el valor de la amistad.

Monsterbox precisamente demuestra el entendimiento y la ternura entre diferentes generaciones, sexos opuestos, intereses y modos de vida y de ver contrapuestos. Aún bajo ese contexto pueden surgir vínculos tan interesantes como intensos.

Una pieza destinada a retratar con agudeza envidiable los sentimientos humanos. Miedos, esperanzas, necesidades, solidaridad, generosidad y anhelos propios de toda persona. Sin mediar palabras, son las acciones las que nos transportan a ese mundo mágico en que viven los más puros sentimientos.

Monsterbox y un mensaje que destaca el valor de la amistad

Monsterbox propone sin lugar a dudas una reflexión profunda. Nada más ni nada menos que repensar el valor de la amistad. Un lazo que debería ser más visceral, sincero, incondicional, leal. Un vínculo que nace en la paciencia y la comprensión inagotables.

El incalculable valor de la amistad que no se agota en el clásico “porque somos iguales”, que derriba ese concepto de “almas gemelas”. La conclusión es clara e inconfundible. ¡Que vivan todas y cada una de las diferencias! Eso es lo que, más temprano que tarde, nutre cada ser, marca nuestras almas.

Las particularidades de cada persona son las que dejan huellan en los corazones. Así es como se inmortalizan. Entonces, lo distinto bajo ningún concepto puede considerarse una amenaza. Todo aquello, amalgamado y armonizado, es lo que en definitiva suma. Son enseñanzas, puro aprendizaje.

Este corto constituye todo un atractivo visual y sonoro, sin dudas. No obstante también implica un claro desarrollo de la inteligencia emocional. Personajes de diversas edades, tamaños y formas pueden convivir de la manera más tierna. Complementándose el uno al otro. Acompañando, dejando egoísmos de lado, siendo fieles compañeros.

Aquí interactúan sin dificultad alguna distintas generaciones, así como razas. La comprensión de las necesidades de uno, a aceptar y respetar los intereses y gustos ajenos. Saber las carencias, poder dar lo poco que se tenga. A cambio de nada, más que en nombre del amor.

¡Aquí te lo dejamos para que disfrutes!

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar