Los empastes en los dientes de leche de los niños

04 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa
Puede que en algún momento tu niño necesite empastes en los dientes de leche. Aquí te contamos de qué se tratan y por qué son importantes para la salud bucal de tu pequeño.

Muchos padres suelen pensar que los empastes en los dientes de leche de los niños son innecesarios.  Pero los elementos temporales de tu hijo son muy importantes y, por lo tanto, hay que mantenerlos sanos.

Cuando los dientes de leche tienen caries, el odontólogo seguro que te aconsejará realizar un empaste. Por ello, en las siguientes líneas te contamos todo lo que debes saber sobre estos arreglos de las piezas temporales.

¿Por qué hay que cuidar los dientes de leche?

Los elementos dentarios temporales cumplen funciones importantes en la boca de los niños. Aquí te nombramos algunas de ellas:

  • Masticación: cortan, desgarran y muelen los alimentos, por lo tanto, intervienen en la alimentación.
  • Fonación: sirven de apoyo a la lengua para la pronunciación de algunos sonidos.
  • Guardado de espacio y guía de la erupción: los dientes de leche ocupan el lugar que posteriormente tendrán los definitivos. Su permanencia ayuda a que los elementos vecinos no se desvíen y se coloquen en espacios que complicarán el recambio dentario.
  • Estética: al sonreír y hablar se ven los dientes. Su buen aspecto ayuda a la autoestima, favorece la aceptación social y disminuye las burlas de parte de pares.
    Niño en una revisión en el dentista.

Las caries en los dientes de leche pueden generar dolor, infecciones, flemones y afectar a los dientes permanentes que se están formando abajo. Para evitar estas complicaciones y para que se sigan conservando las funciones que te contamos, existen los empastes en los dientes de leche.

¿Qué son los empastes en los dientes de leche?

Los empastes en los dientes de leche de los niños consisten en eliminar el tejido cariado y reemplazarlo por algún material artificial. De esta manera, se le devuelve a la pieza dañada su forma y función perdidas.

Las técnicas y materiales que se vayan a utilizar dependerán del grado de destrucción del diente, de la edad y colaboración del niño y del estado del resto de los elementos dentarios. Será el odontólogo quien decida cuál es la mejor opción para tu pequeño.

La limpieza del elemento se puede realizar de manera manual o utilizando la turbina. En general, se trata de emplear técnicas que no requieran el uso de anestesia, aunque en algunas ocasiones el caso o profundidad de la lesión lo puede requerir.

Después de realizar la limpieza del tejido en mal estado, se rellena la cavidad que queda con un material blando. Este material se moldea para darle la forma del diente original y se endurece, casi siempre con el uso de una luz emitida por lámparas especiales.

Una vez realizados los empastes en los dientes de leche, el odontólogo indicará cada cuanto tiempo hay que controlarlos. En general, una visita cada seis meses nos asegura detectar a tiempo la aparición de nuevas caries.

¿Cuándo es conveniente realizar empastes en los dientes de leche?

Al aparecer una caries en un diente de leche siempre hay que buscar una solución. Será el odontólogo quien decidirá cuál es la alternativa más adecuada para ese caso particular.

A veces los padres pueden suponer que no es necesario tratar los dientes de leche porque se van a caer. Pero como ya te contamos, la salud de los elementos temporarios es muy importante. Si se enferman hay que tratarlos.

Solo en los casos en los que la caries se presente en un elemento dentario que ya se mueve y está a punto de caerse podremos evitar el empaste en el diente de leche. En todos los demás casos deberemos acudir al odontólogo para solucionar el problema.

El profesional tendrá en cuenta cuánto tiempo deberá estar en la boca el diente enfermo y el tamaño de la lesión. En función a esto, tomará la decisión de qué tratamiento realizar. Si al diente todavía le quedan unos años de función en la boca, el empaste en el diente de leche será una buena idea.

Siempre es más conveniente tratar las caries en cuanto aparecen, pues las técnicas serán más agradables y menos invasivas para el niño. Por esto son tan importantes los controles frecuentes con el odontopediatra, ya que podrá detectar la enfermedad apenas esté empezando.

Otras opiniones

Existen estudios que sugieren no realizar empastes en los dientes de leche que no presentan dolor. El fundamento de esta conducta sería evitar situaciones que puedan conducir al rechazo del niño al odontólogo.

Es cierto que para algunos niños la atención odontológica puede significar un momento de temor, tensión y estrés. Los profesionales odontopediatras irán evaluando y respetando el proceso de tu niño para darle una solución integral. Puede que el tratamiento de la caries en estos casos necesite más consultas, más tiempo, por tanto, es conveniente incluir juegos y mucha paciencia.

Lo importante es que se pueda realizar el tratamiento adecuado para devolver la salud bucal y evitar otras complicaciones. Y, además, que se haga en un ambiente que tenga en cuenta la opinión del pequeño y sus sentimientos respecto al procedimiento que se realiza en su cuerpo.

¿Qué hacer como padre si tu niño necesita un empaste?

A veces los adultos pueden pensar que los empastes en los dientes de leche se realizan como en los adultos. Suponen que en una sola cita, con anestesia y con turbina se termina el problema.

Niño en el dentista porque tienen que hacerle empastes en los dientes de leche.

Los tiempos y sensaciones de los chicos frente a la atención odontológica son diferentes. Por ello, a continuación, te contamos algunos puntos para tener en cuenta a la hora de empezar un tratamiento dental:

  • Visitas periódicas: como ya te contamos, la periodicidad ayudará a detectar caries a tiempo o evitarlas. Además, a medida que el niño concurra al odontólogo, irá ganando confianza y se establecerá una relación de familiaridad necesaria para cuando haya necesidad de algún tratamiento más complicado.
  • Juegos y motivación: el juego y las consultas fuera del sillón pueden resultar útiles para que el niño vaya ganando confianza.
  • Citas cortas: puede que el pequeño se sienta aburrido o cansado al estar un rato largo sentado en el sillón con la boca abierta. En esos casos podría ser necesario realizar el tratamiento en varias veces.
  • Transmitirle seguridad: a veces los adultos pueden tener miedos o ansiedad frente al dentista. Es importante no transmitirles esos temores a los niños y ayudarles a afrontar su tratamiento con calma y confianza.
  • Signos para prestar atención: si tu niño presenta manchas blancas u oscuras en sus dientes, hinchazón en la boca o la cara, no quiere comer, le duele la boca, tiene sensibilidad con los alimentos fríos o se siente irritable o molesto, puede que presente algún problema dental. Pide una cita con el odontopediatra para ayudarlo.

En definitiva, los elementos dentarios temporales deben permanecer en la boca sanos hasta que se caigan de forma natural. Los empastes en los dientes de leche son la solución cuando han sufrido caries. Ahora ya sabes de qué se trata, podrás acompañar con confianza este proceso para devolver la salud a la boca de tu pequeño.

  • Ruiz Intriago, Bélgica Johana. Importancia de la preservación de dientes temporarios en niños. BS thesis. Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología, 2020.
  • Kidd, Edwina. "Should deciduous teeth be restored? Reflections of a cariologist." Dental update 39.3 (2012): 159-166.
  • Tickle, M., K. Milsom, and A. Kennedy. "Is it better to leave or restore carious deciduous molar teeth? A preliminary study." Primary dental care: journal of the Faculty of General Dental Practitioners (UK) 6.4 (1999): 127.
  • Seminario Rodríguez, Carla Mónica. "Diagnóstico y tratamiento pulpar en dentición decidua y permanente joven." (2020).
  • Gheorghiu, Irina-Maria, et al. "Specific clinical aspects of the dental caries in deciduous teeth." ARS Medica Tomitana 23.4 (2017): 195-198.