El sentimiento de autoeficacia en adolescentes

La mente de los adolescentes es difícil de comprender. Sin embargo, podemos hacer mucho como padres para que tengan una buena imagen de sí mismos y, por ende, para que puedan alcanzar las metas que se plantean.

La adolescencia es un período tan complejo que provoca tantas reacciones como jóvenes hay en el planeta. Para hacer frente a las diferentes situaciones que puedan darse, es importante desarrollar el sentimiento de autoeficacia en adolescentes. A continuación, te contamos de qué se trata.

El primero en acuñar este término fue el ucraniano Albert Bandura, al presentar su Teoría del Aprendizaje Social en 1928. Concretamente, la autoeficacia hace referencia a la sensación, creencia y percepción del joven acerca de su capacidad para cumplir con las tareas que afronta. Es decir, es un tipo de autoconfianza.

El sentimiento de autoeficacia en adolescentes se aplica y necesita casi en todos los aspectos de su vida. Con esto, nos referimos a la recuperación ante una situación de dolor, rechazo o fracaso; la realización de elecciones que condicionarán su vida a futuro; y el compromiso, esfuerzo y perseverancia que demuestre para conseguir sus objetivos.

Además, también será fundamental para hacer frente a situaciones de estrés, presión y vulnerabilidad, entre otras. Como se puede ver, se trata de una cualidad de vital importancia, que incluso puede trabajarse desde la niñez.

El sentimiento de autoeficacia y la educación

Al igual que muchas otras actividades desarrolladas durante la adolescencia, como el deporte y las relaciones sociales mismas, la educación se ve fuertemente influenciada por la autoeficacia. Claro, toma un papel central porque constituye el eje de la vida de los jóvenes.

Lo que diversos estudios afirman es que, para que un adolescente obtenga buenos resultados en su educación, es elemental que se crea capaz de hacerlo. En otras palabras, la confianza en sus propias capacidades se vuelve clave.

Si tienen una visión positiva de sus habilidades, los jóvenes demuestran más entusiasmo y constancia. Por lo tanto, es de esperar que lleguen a conseguir los resultados que pretenden.

Los resultados mejoran mucho gracias al sentimiento de autoeficacia en los adolescentes.

Con respecto a la interacción de la autoeficacia a nivel académico y la de otros ámbitos —como las relaciones amorosas—, aún hay mucha discusión y varias posturas. En resumen, algunos sostienen que se trata de una percepción generalizada, mientras que otros afirman que varía, dependiendo de las actividades que se consideren.

¿Cómo influye la familia con respecto a la autoeficacia?

El estudio antes citado concluye que las interacciones en el ámbito familiar resultan fundamentales para el sentimiento de autoeficacia en adolescentes. Por ese motivo, los padres tienen la obligación de trabajar en ella incluso desde edades tempranas.

¿Cómo hacerlo? Una primera acción es la de acompañar su proceso de aprendizaje. Esto significa ayudarles a aprender, motivarlos a cumplir con sus responsabilidades y, principalmente, no hacerlos sentir mal cuando algo no sale como ellos quieren.

Además, es importante demostrar una actitud receptiva y comprensiva ante sus inquietudes, así como también debemos enseñarles a interpretar y controlar sus sentimientos. En último lugar, algo fundamental: dejarlos equivocarse y tomar sus propias decisiones. Se trata de dos cuestiones centrales en este aspecto.

“La autoeficacia hace referencia a la sensación, creencia y percepción del joven acerca de su capacidad para cumplir con las tareas que afronta”

La autoeficacia es un factor esencial en lo que respecta a la salud y el equilibrio emocional de una persona. De hecho, no se trata solo de formar jóvenes ‘exitosos’, sino que incluso algunos autores han confirmado que tiene relación directa con el padecimiento de trastornos de ansiedad en esta etapa tan crítica de la vida.

¿Cómo saber si mi hijo tiene un buen sentimiento de autoeficacia?

Los adolescentes con buen sentido de autoeficacia manifiestan las siguientes actitudes:

  • Ven los desafíos como oportunidades de superación.
  • No se desalientan frente a derrotas o caídas.
  • Es estable emocionalmente y capaz de sobrellevar frustraciones.
  • Demuestran motivación y compromiso frente a las obligaciones.
El sentimiento de autoeficacia en adolescentes los hace vivir más plenamente.

Estrategias para desarrollar el sentimiento de autoeficacia en adolescentes

Finalmente, enumeraremos algunos consejos para ayudar a generar este sentimiento en los jóvenes:

  1. Actúa como modelo y demuéstrale que, con trabajo, puede conseguir sus objetivos.
  2. Convéncelo de sus capacidades a través del diálogo; a menudo, la propia mente es el límite más fuerte.
  3. Ayúdalo a llevar una vida feliz y con momentos de relajación para que tenga su mente libre para concentrarse en lo suyo.
  4. Analizar los resultados malos y sacar enseñanzas de ellos.
  5. Establecer metas realistas y a corto plazo que le animen a seguir y levanten su ánimo.

Con estas sencillas técnicas casi cotidianas, tu hijo tendrá lo que necesita para desarrollar sus capacidades. Recuerda: el sentimiento de autoeficacia en la adolescencia es una cualidad central para afrontar cada una de las instancias de su vida.

Categorías: Psicología en la adolescencia Etiquetas:
Te puede gustar