Divertidas y nutritivas combinaciones de jugos naturales

Las frutas naturales son una de las mejores opciones que existen para que los niños ingieran vitaminas, fibra, hierro, potasio y calcio, entre muchos otros nutrientes necesarios para el buen desarrollo su organismo. De manera individual, las frutas son nutritivas y divertidas, pero al combinarlas en jugos su sabor y sus efectos positivos se potencian. Mezcla lo mejor de cada una para incrementar los efectos positivos que tienen en la salud del niño y de los adultos también.

Los jugos naturales no deben ser vistos solo como acompañantes de las comidas, tú y tus hijos pueden incorporarlos a su dieta como una merienda, golosina o complemento alimenticio diario de su dieta. Y así como no deben ser vistos como un acompañante, mucho menos deben ser concebidos como un alimento aburrido. Y presentarlos de manera divertida depende de cada quien.

El temperamento de los niños se caracteriza por ser multifacético, por lo general les gusta la variedad y se divierten experimentando; así que aprovechemos esa virtud para habituarlos a que los jugos son más divertidos y nutritivos si son combinados; nosotros por nuestra parte debemos comprender que la combinación de frutas, presentadas en jugos está relacionada con el espíritu aventurero de los niños.

Intenta divertir tu paladar y el de tu hijo con la inmensa variedad de sabores que ofrece la combinación de frutas. Aquí te dejamos algunas ideas de frutas que puedes combinar a la hora de crear los jugos más ricos y nutritivos para tu bebé.

Jugos naturales sanos y nutritivos

soki-v-pitanii-rebenka

Remolacha, banano y naranja

Esta deliciosa combinación provocará sonrisas cada vez que lo presentes en la mesa. La remolacha además de ser naturalmente dulce, por lo que ya tiene la cantidad ideal de azúcar que el niño necesita consumir, ayuda a mantener saludable el sistema cardiovascular y el hígado.

Combina media remolacha cortada en cubitos, un banano y una naranja fresca (pelada) en una licuadora. Obtendrás un jugo cremoso y refrescante, rico en vitamina C, hierro y potasio.

Cerezas, mango y granada

El jugo de granada contiene una gran concentración de antioxidantes que al combinarse con las cerezas se convierte en un antiinflamatorio natural y muy nutritivo para el niño. El mango aporta vitamina C y la dulzura ideal para el jugo. Coloca 1 taza de semillas de granada, ½ taza de cerezas y un mango pelado (sin semilla) en un extractor de jugo y ¡a saborearlo!

Piña, banano y papaya

Tus niños simplemente no podrán resistirse a este sabroso jugo tropical, una combinación de frutas que aporta una dosis considerable de vitamina C y antioxidantes a su dieta. Combina en una licuadora ⅓ taza de piña cortada en cubitos, ⅓ taza de papaya y un banano. Agrega agua o leche si quieres conseguir una ligera merengada.

Sandía, agua de coco, limón verde y menta

Este jugo en específico es excelente para niños que practican algún tipo de actividad física como la natación o el fútbol. La sandía o melón de agua es muy refrescante y al mezclarse con el agua de coco proporciona electrolitos que hidratan y previenen los calambres en las piernas.

Combina en una licuadora una taza de sandía (sin semillas) cortada, ½ taza de agua de coco, el jugo de medio limón verde y dos o tres hojas de menta. No hay necesidad de agregar agua, con la del coco y la acuosidad de la sandía es suficiente.

Melón verde, pepino y kiwi

¿Tu hijo padece de asma? Este jugo verde, además de ser delicioso, contiene una gran cantidad de vitamina C, gracias al kiwi y al melón verde (honeydew), lo que podría prevenir los síntomas del asma. El pepino es hidratante y ayuda a mantener la salud del hígado y su sabor casi neutro lo convierte en el cómplice ideal para este jugo.

Usando una licuadora o extractor de jugos combina 1 taza de melón cortado en cubos, 2 kiwis, un pepino mediano y ¡a disfrutar!

Naranja, espinaca y manzana

¿Tu hijo se siente cansado o dice que siente fatiga todo el tiempo? Inyecta energía a su día con esta fuente de poder hecha con una naranja, una taza de espinaca y una manzana.

La vitamina C en las naranjas le dará energía y ayudará a su cuerpo a absorber el hierro en la espinaca. La manzana, por su parte, aporta dulzura y fibra. Coloca los ingredientes en un extractor de jugos o licuadora y ¡salud!

Fresa, piña y banana

Esta es una de las combinaciones preferidas por los niños. Es un festival de ricos sabores: Mezcla en una licuadora 1/2 taza de fresas, 1/2 taza de piña fresca y una banana madura. Esta combinación de frutas te dará un jugo rico en vitamina C, potasio y las fresas están repletas de antioxidantes. ¿Necesitas algún otro motivo para prepararlo?

Manzana, coco, almendras, canela

Esto sí que es una divertida combinación de sabores. Las manzanas contienen nutrientes que pueden proteger el cerebro y estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y el sabor de la canela armoniza perfectamente con ellas. Combina en una licuadora dos manzanas peladas, 1/4 taza de coco fresco, 1 cucharada de almendras y una pizca de canela y listo.

foto13

Arándanos, mango y banana

Los arándanos son una excelente fuente de antioxidantes y deberían ser consumidos más a menudo por los niños en su dieta. Mezcla media taza de arándanos con un mango y una banana madura en una licuadora para obtener un jugo rico en vitaminas A y C, fibra y potasio, nutrientes que ayudan a evitar calambres y mejoran la circulación.

Estas recetas te servirán para iniciarte en el arte de mezclar frutas y deleitar a tu familia con el sabor de las frutas. Ya verás que la variedad de mezclas que puedes lograr es inmensa.

Puedes incluir alguna combinación de frutas al día para no crear rutina y hacer tus desayunos almuerzos o meriendas más divertidos. Es súper fácil hacerlos y el tiempo de preparación no excede los 10 minutos en el más complicado de los casos.

Permítete ser libre en la cocina. A los jugos también les puedes agregar cereales como la avena, trigo, cebada o quinoa para complementar y hacerlos más nutritivos.

Intenta no colar los jugos, pues al hacerlo dejas mucha fibra en el colador perdiendo así parte importante de sus bondades. Y trata de no usar azúcar, pues como puedes notar, en ninguna receta mostrada anteriormente se sugiere su uso ya que lo ideal es que tu hijo se alimente de la manera más natural posible; justo por eso es vital anexar frutas como el mango, banana, piña y hasta zanahoria o remolacha, las cuales son frutas que contienen altos niveles de azúcares naturales y te ayudan a reemplazar los edulcorantes artificiales.

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar