La disciplina positiva para niños con necesidades educativas especiales

La disciplina positiva es imprescindible en cualquier hogar, ya sea que haya niños con necesidades educativas especiales o sin ellas.
La disciplina positiva para niños con necesidades educativas especiales
María José Roldán

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán el 13 julio, 2021.

Última actualización: 13 julio, 2021

En el momento en que te dijeron que tu hijo o hija tendría necesidades educativas especiales (NEE), supiste de algún modo que la crianza sería un desafío constante. Y no te equivocabas.

Quizás pienses que lo mejor sea centrarte en la disciplina permisiva, ya que tu hijo tiene ciertas limitaciones y por eso debes ser algo más tolerante con él. Pero no, pues todos los niños con o sin NEE, necesitan una buena educación.

Será la disciplina positiva la que te ayudará a brindarle a tu hijo las herramientas para que se desarrolle correctamente, conociendo que existen normas que debe cumplir a pesar de sus limitaciones.

Todos los niños pueden aprender, independientemente de sus capacidades, lo que es un buen comportamiento.

Por supuesto que para establecer límites no es necesario castigar o demonizar las situaciones estresantes. Lo que debes tener siempre en cuenta es que es un niño que necesita disciplina y amor por encima de todas las cosas. Por este motivo, los límites y las normas deben estar presentes.

Herramientas de disciplina positiva para niños con NEE

A continuación vamos a explicarte algunas herramientas de disciplina positiva para niños con NEE, para que de esta manera puedas entender que es posible y necesario aplicarlo.

Niño aislado con un osito de peluche.
Los niños con o sin NEE sin límites y sin disciplina crecerán convirtiéndose en seres dependientes, inseguros y con problemas en su desarrollo.

Es importante encontrar un buen equilibrio dentro de la crianza entre límites y libertad. Por eso, la disciplina positiva siempre será la mejor opción para que tus hijos se desarrollen con plenitud. Que sean capaces de pensar por sí mismos, de resolver sus problemas y de tener una buena actitud ante la vida.

Todos los niños deben saber qué se espera de ellos, tanto en el hogar como en la sociedad. Entonces toma nota de las siguientes herramientas.

Consistencia en disciplina positiva

En la disciplina positiva es necesario tener consistencia en la educación, tanto si son niños con NEE o no. Los niños responden bien a la estructura, a las rutinas, a los límites y a la disciplina cuando son conscientes de ello.

Hay que darle prioridad a la consistencia y establecer rutinas para que los niños tengan claras cuáles son las normas y qué límites deben seguir. Así se sentirán más confiados de su entorno, de la familia y de ellos mismos.

Información

Antes de establecer una disciplina positiva en casa es necesario que hables con el pediatra de tu hijo. Así podrás conocer mejor cuáles son los factores conductuales, psicológicos y del desarrollo que deberás tener en cuenta con tu niño.

Conociendo esto de antemano, podrás establecer las normas y los límites basados en su capacidad de entendimiento. También te permitirá anticiparte a lo que podrás encontrar en el camino, teniendo en cuenta su condición.

Expectativas en la disciplina positiva

Las expectativas deben ser claras y realistas. Al establecer las normas y los límites en el hogar, es importante que partas de un comportamiento simple, que tenga en cuenta el posible desafío que pueda ocurrir en cualquier momento.

De esta maneras podrás predecir situaciones y enfrentarte a ellas con la mayor calma y entereza posible.

Consecuencias y recompensas

Las consecuencias naturales son las mejores maestras para cualquier persona, también para los niños. Un mal comportamiento que se acompaña de consecuencias naturales, ayudará a los niños a comprender rápidamente que su conducta debería haber sido otra.

Del mismo modo, el uso de recompensas también puede ser un buen refuerzo positivo cuando el niño tenga un comportamiento deseado. Es importante que la recompensa venga siempre después de la acción y no antes, porque en este ultimo caso se convertiría en un soborno, siendo esto inapropiado para una buena educación.

Para las consecuencias es fundamental tener en cuenta la condición de tu hijo. Por ejemplo, frente a un niño con autismo, la opción de dejarlo solo unos minutos hasta que se calme puede ser algo gratificante para él. Entonces, es probable que el mal comportamiento se repita.

En cambio, si la consecuencia es la pérdida temporal de su juguete favorito, el mensaje será que ante un mejor comportamiento esa consecuencia desagradable para él no volverá a ocurrir.

buen comportamiento tabla refuerzo positivo recompensa premio crianza positiva respeto

Céntrate en tu hijo para mejorar su comportamiento

Recuerda que si un niño quiere llamar tu atención, hará lo que sea para conseguirlo. Esto significa que si se porta mal pero tú así le prestas atención, aunque sea con enfadado o a los gritos, es probable que ese comportamiento se repita.

En este sentido, siempre recuerda poner más atención al buen comportamiento que al negativo, para evitar reforzar aquellas conductas no deseadas.

Céntrate en sus fortalezas, confía en tu hijo, marca rutinas, no seas demasiado punitiva y háblale siempre desde el respeto, el cariño y el amor. Pronto te darás cuenta cómo la disciplina positiva es la mejor estrategia de enseñanza para cualquier niño, tenga o no necesidades educativas especiales.

Te podría interesar...
Los 3 respetos de la disciplina positiva
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Los 3 respetos de la disciplina positiva

¿Sabes cuáles son los 3 respetos de la disciplina positiva? Es fundamental que los conozcas para la crianza de tus hijos.



  • García, T. (2019) Educar sin perder los nervios: Guía emocional para transformar tu vida familiar. Editorial: Vergara