Cómo desarrollar el sentido del humor en los niños

María José · 10 mayo, 2017

Si tienes un hijo de unos 4 años o conoces niños de esta edad, te habrás dado cuenta que son capaces de reír ciento de veces al día, en contraposición a los adultos que solo se ríe unas 17 veces al día, estando de buen humor. El sentido del humor es muy importante para la vida y los niños deben desarrollar esta capacidad para que la vida sea mucho más divertida y se sientan más felices.

La risa es buena para todos

En primer lugar, la risa establece una conexión entre los padres y los hijos, y es que no hay mejor manera de conectar con los hijos que a través de unas buenas risas. Las risas pueden ayudar a aprender mejor y a sentirse bien con uno mismo y con el mundo que nos rodea. Los niños se darán cuenta de que las cosas están bien y se reirán también contigo. 

Los niños se dan cuenta de que una actitud desenfadada es mejor para poder aprender las cosas, aunque sean cosas serias. Además, las risas y el buen humor es necesario para el desarrollo social y mental de los niños. La risa es buena para la salud de niños, adultos y de todos en general. La risa y el sentido del humor puede hacer que la vida se sienta más fácil. 

Existen investigaciones que muestran que la risa provoca la liberación de hormonas que ayudan a que las personas se sientan mejor rápidamente, como las endorfinas. Además, la risa reduce las hormonas del estrés y estimula el sistema inmunológico. La tensión muscular se reduce, los patrones de circulación y respiración se mejoran y la cantidad de oxígeno en la sangre se eleva, ¡todo son beneficios! 

Por si fuera poco, la risa muestra como un niño y cualquier persona se siente feliz, bien consigo mismo y con el entorno. No hay nada más bello en la vida que ver la sonrisa sincera de un niño, porque además de contagiar su alegría y bienestar emocional, nos enseña a que la vida puede ser mucho más fácil de lo que los adultos piensan diariamente.

Consejos para desarrollar el sentido del humor en los niños

Hacer cosas de risa

Hacer cosas que den risa cuando los niños tienen unos 4 años son éxito seguro. Los niños se ríen mucho cuando se hacen ‘payasadas’. Carasas, muecas, caerse de broma, decir palabras inventadas, canciones de risa, jugar a guerras de almohadas, esconderse en lugares visibles… Son muchas las formas de hacer reír a un niño y cultivar así su sentido del humor.

Contar chistes

A los niños les encanta reír y los chistes son una buena herramienta para conseguirlo. Es posible que el chiste no tenga ningún sentido, pero contar un chiste animando o exagerando la narración puede ser muy divertido. Además, esto ayudará a desarrollar también el lenguaje, la secunenciación y la creación de confianza entre las personas. Asegúrate de que te ríes cada vez que tu hijo te cuenta chistes… ¡aunque no tengan nada de gracia!

Reírse a carcajadas

Nunca evites reírte a carcajadas, permítete reírte todo lo que necesites y más si esa risa se puede contagiar a tus hijos y familiares. La risa conjunta es un gran aliado del buen humor y además, se fortalecerán los lazos afectivos que os unen. Si hay algo que os haya hecho mucha gracia, ¡disfrutad de una buena dosis de risas! Siempre con respeto y cariño hacia uno mismo y hacia los demás.

Hacer cosquillas

¿A quién no le gustan las cosquillas? Hacer cosquillas (sin ser demasiado bruto) es una buena forma de poder potenciar la risa en las personas. Se pueden hacer juegos de cosquillas para ver quién aguanta más tiempo sin reír o quién ríe de verdad más tiempo. Las normas las ponéis vosotros, pero lo que queda prohibido es no reírse. ¡El buen estado emocional está asegurado!

Encuentra la parte divertida de las cosas

Ya sea un juego de mesa o mientras se hace la cena, para ayudar a los niños a desarrollar un buen sentido del humor, es necesario tener creatividad. Busca aquellas cosas que puedan ser divertidas durante el día y aprovéchalas para pasar un buen rato y que el buen humor esté de vuestro lado. Además de que tu hijo se ría, también lo pasarás bien y verás la vida mucho más positiva.