Deja que tu hijo se "malacostumbre" a tus brazos cada día

No intentes hacer independiente a tu bebé antes de tiempo y mejor disfruta al máximo de su compañía. En el desarrollo emocional de los hijos todo tiene su debido momento.
Deja que tu hijo se "malacostumbre" a tus brazos cada día

Última actualización: 31 agosto, 2022

Tanto el contacto piel con piel durante los primeros meses como los abrazos diarios durante el resto de su niñez son necesarios para que los pequeños mejoren cada día su vínculo maternal. Así que deja que tu hijo se “malacostumbre” a tus brazos cada día, porque lejos de lo que algunas personas piensan, es algo que beneficia tanto a los bebés como a sus madres.

“No cargues tanto al niño que no le hace bien”, “si siempre lo tomas en tus brazos cuando llora lo vas a malcriar” o “si cargas mucho a tu bebé se malacostumbrará”. Son muchas las frases que suelen decirles a las madres para que no sostengan o consuelen mucho a sus hijos en sus brazos. Pero este acto de amor es algo crucial para el desarrollo emocional de los bebés.



¿Es malo que tu pequeño se acostumbre a tus brazos cada día?

La individualidad y la autonomía son grandes lecciones que deben inculcarse para permitirles a nuestros hijos mejorar como personas, pero siempre en el momento indicado. Está demostrado que durante los primeros meses e incluso años de vida el contacto constante con las madres aumentar los niveles de oxitocina de los niños. Hormona que les permite sentirse seguros, relajarse por completo y mejorar su relación.

Los brazos de mamá y de papá son el lugar favorito de los bebés porque ese contacto los hace sentir tranquilos y seguros. Así que no les niegues tu compañía.

Para los bebés y los niños pequeños los abrazos de sus padres representan las alas protectoras que los guardan de cualquier peligro. Sentir los latidos de su corazón, el ritmo de su respiración y apreciar su aroma son sensaciones físicas que los calman emocionalmente. Al saber que cuentan con alguien a su lado que intenta comprenderlos y brindarles todo su amor incondicional.

Una cuna fría nunca remplazará todos los beneficios emocionales que otorgan un abrazo. Más aún cuando hablamos de recién nacidos, que vienen de permanecer nueve meses en el vientre de sus madres. No puedes pretender romper esa conexión y ambos necesitan de su contacto para recargar energía.

Tu bebé necesita de tus brazos cada día

Una buena alimentación y un lugar seguro en donde crecer son elementos básicos para el desarrollo de un bebé, pero no son los únicos. Tu hijo necesita de amor, contacto y compañía para sentirse protegido ante los peligros del mundo. Es un sentido de supervivencia que los hace necesitar de la compañía constante de sus madres.

Toma a tu pequeño en tus brazos y recuérdale cuánto lo amas. Puede que aún no entienda lo que quiere decir, pero tus acciones y cariño hablan por sí mismas.

La muy conocida ansiedad por separación, que sufren los hijos durante sus primeros años de vida, no es más que el miedo de ser abandonados por su mamá, su figura más importante. Sostener a los hijos en brazos, ya sea para consolarlos, ayudarlos a dormir o jugar con ellos es algo que trae más beneficios de lo que parece.

A través de ese acompañamiento sincero tanto hijos como madres saben que todo se encuentra bien. El solo hecho de escuchar su respiración y observar su rostro tranquilo es más que suficiente para llenar tu corazón de amor y agradecimiento. Así que no le impidas a tu pequeño recibir el contacto físico que tanto necesita para sentirse feliz, seguro y tranquilo.



Brindarles atención y compañía a los hijos no los malacostumbrará

¿En qué momento los abrazos y la atención maternal se volvieron un tema de preocupación para algunos padres? Porque es normal que queramos criar niños seguros de sí mismos y no dependientes de la atención de otras personas. Sin embargo, durante los primeros años de vida es una preocupación que no tiene mucho sentido.

Esto no significa que se deba permanecer con los hijos todo el tiempo en brazos. Todo extremo puede tener consecuencias negativas. No obstante, es importante reconocer los beneficios que trae el contacto piel con piel durante los primeros meses de vida. Tanto para estimular la lactancia materna como para mejorar el bienestar de los bebés.

Recuerda que brindarles a los hijos el amor y la compañía que necesitan hará que crezcan rodeados del cariño que merecen recibir. Lo que les hace ser conscientes de que mamá y papá siempre serán esas personas que estarán a su lado. Así que en lugar de preocuparte por “malacostumbrar” a tu bebé a tus brazos, mejor disfruta esta etapa al máximo y deja que tu pequeño haga lo mismo.

Te podría interesar...
¿Conoces la importancia de aportar seguridad emocional a los niños?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Conoces la importancia de aportar seguridad emocional a los niños?

Estos son algunos consejos que puedes aplicar para aportar seguridad emocional a los niños con el fin de mejorar su autoestima.



  • Karimi FZ, Sadeghi R, Maleki-Saghooni N, Khadivzadeh T. (2019). The effect of mother-infant skin to skin contact on success and duration of first breastfeeding: A systematic review and meta-analysis. Taiwan J Obstet Gynecol. 2019 Jan;58(1):1-9. doi: 10.1016/j.tjog.2018.11.002. PMID: 30638460. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30638460/
  • Masi G, Mucci M, Millepiedi S. (2001). Separation anxiety disorder in children and adolescents: epidemiology, diagnosis and management. CNS Drugs. 2001;15(2):93-104. doi: 10.2165/00023210-200115020-00002. PMID: 11460893. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11460893/ 
  • Moore ER, Bergman N, Anderson GC, Medley N. (2016). Early skin-to-skin contact for mothers and their healthy newborn infants. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Nov 25;11(11):CD003519. doi: 10.1002/14651858.CD003519.pub4. PMID: 27885658; PMCID: PMC6464366. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27885658/ 
  • Morris AR, Turner A, Gilbertson CH, Corner G, Mendez AJ, Saxbe DE. (2021). Physical touch during father-infant interactions is associated with paternal oxytocin levels. Infant Behav Dev. 2021 Aug;64:101613. doi: 10.1016/j.infbeh.2021.101613. Epub 2021 Jul 23. PMID: 34311178. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34311178/