Cómo cuidar la pareja siendo padres

María José 27 mayo, 2017

En muchas parejas ocurre aunque no siempre se ve desde fuera. Cuando se es padre y madre, a causa de todas las obligaciones y el poco tiempo del que se dispone para uno mismo y para la pareja, es posible que la relación romántica se vea afectada. Pero lo que muchas parejas olvidan es que para ser buenos padres, primero deberán ser buena pareja. Dos personas que se aman y se respetan educarán mejor a sus hijos. 

Es muy importante que la pareja se cuide aunque sean padres. Ser padres es el mejor regalo y la más bonita aventura que una pareja puede vivir juntos, pero además de padres deben ser conscientes de que siguen siendo pareja. Dos personas que se aman y que mantienen relaciones sexuales porque sienten que entre ellos hay más que una amistad, hay amor y pasión.

Cuando la pareja comienza a fallar

Si la relación de pareja empieza a fallar después de tener hijos, hay que sentarse y buscar soluciones. La familia es un proyecto conjunto y es necesario ser conscientes de que ser padres es cosa de dos. Después de tener un hijo puede ocurrir que la satisfacción marital disminuya, y esto puede afectar negativamente a los padres, pero también puede afectar emocionalmente a los niños.

Pero también hay que mirar la otra cara de la moneda. También hay relaciones que después de ser padres siguen siendo fuertes, siguen estando unidos -e incluso más- y también puede ser felices con sus hijos. Entonces, ¿qué es lo que está pasando? ¿Por qué hay familias donde sufren los padres como parejas y en consecuencia también los niños? Se necesitan contemplar algunos ingredientes para ser una pareja y familia feliz.

Cómo cuidar a la pareja siendo padres

Ser conscientes de las dificultades

Es cierto que existen ciertas etapas de crianza más difícil que otras, como por ejemplo cuando el hijo es recién nacido y no se duerme bien. Si se duerme mal y no se buscan soluciones para estar mejor emocionalmente, las parejas pueden peligrar. Es por eso, que si una etapa se sienta más difícil que otra, en lugar de ir en contra de la pareja, hay que buscar soluciones, como dormir por turnos.

 

Tener una buena toma de decisiones

La clave para la satisfacción marital radica en cómo las parejas gestionan el proceso de toma de decisiones. No es si las parejas tienen problemas o no… Porque todas tienen. Pero cuando aparecen los niños en la vida, hay más problemas y más diferencias de opinión. Es necesario que la pareja sepa cooperar y tener respeto mutuo para no romper la relación de pareja. 

No buscar culpables ante los problemas

También es importante que las parejas escuchen a su cónyuge con respeto, sin buscar culpables ante los problemas y sí ser conscientes de que son un equipo que pueden vivir juntos buscando soluciones a las adversidades que se puedan presentar. Si hay que modificar algún comentario dicho fuera de lugar, hacerlo… Cuidar a la pareja es imprescindible para educar bien a los hijos.

Buscar momentos a solas

Las parejas necesitan intimidad y no siempre es posible en el día a día. Pero sí es importante ser consciente de ello y buscar un ratito al día o a los días para poder disfrutar de la intimidad que una pareja debe tener. Buscar momentos de complicidad, de caricias, de abrazos sinceros, de demostraciones de amor… Además, los niños deben ver cómo sus padres saben ser un buen equipo. 

Cuidar el sexo

El sexo es un reflejo de cómo va el resto de la relación. Si no hay sexo en una pareja es posible que haya otros problemas detrás que esté afectando a este ámbito de la vida en pareja. Quizá los problemas en el trabajo, el cansancio, la falta de comunicación en la pareja, todas las responsabilidades, el poco tiempo para cuidar la relación romántica… Haga que exista cierta desmotivación sexual.

La frecuencia de las relaciones sexuales disminuye durante los primeros meses de la paternidad cuando las madres están especialmente agotadas, pero la vida sexual puede mejorar progresivamente. Una solución para que mejoren las relaciones sexuales es poner cada uno de su parte, viendo a la pareja de forma sexual y disfrutar del momento íntimo que se pueda crear.

Te puede gustar