Los mejores 9 consejos de expertos en crianza que debes saber

No existen recetas universales sobre cómo criar a tus hijos. Pero si puedes valerte de ciertos consejos de profesionales y de las experiencias cercanas para construir el estilo de crianza que crees adecuado.
Los mejores 9 consejos de expertos en crianza que debes saber
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 27 mayo, 2023

Quizás la única receta válida sobre la crianza es saber que no hay receta. Aquel camino que transitas junto a tus hijos es único y particular. Para reducir la presión, debes aceptar que la crianza es aquello que aprendes a hacer mientras lo estás haciendo. Sin embargo, también debes aceptar ayuda y entender que no estás solo. ¿Quieres conocer los mejores consejos de expertos en crianza?

En este artículo, te hablaremos sobre esos consejos que podrás poner en práctica con tus hijos. Lo mejor de todo es que se tratan de sugerencias dadas por expertos en la crianza infantil.



Los mejores consejos para criar a tu hijo según expertos

Algunas recomendaciones de expertos en crianza para acompañar el desarrollo de tu hijo son los siguientes.

1. No les temas a las muestras de cariño

Seguro habrás escuchado algunos comentarios como «si lo tienes tanto en brazos, se va a malacostumbrar», «no les des tanto cariño que luego te van a dominar». Nada más lejos de la realidad. Según los consejos de la crianza positiva, la cercanía y las muestras de afecto refuerzan el vínculo con tus hijos y facilitan el desarrollo de una relación de apego seguro.

Entonces, sucede lo contrario a aquello que se presagia. Según Inés Di Bartolo, psicóloga especialista en temas de apego en niños: «no son desconsiderados ni malcriados, sino más bien seguros, confiados y sensibles a los demás».

2. Pon un límite al uso de la tecnología

La tecnología llegó a nuestras vidas para quedarse, no para dominarnos. Como adultos debes elegir tu mismo las reglas de uso de los distintos dispositivos. Es cierto que muchos padres les dan a sus hijos el móvil para evitar un berrinche o para entretenerlos. Sin embargo, esta estrategia puede ser un arma de doble filo.

Regula la tecnología según la edad que tiene tu hijo y no según si grita más fuerte al pedirla. En este punto, el neuropsicólogo Álvaro Bilbao es contundente: «el desarrollo del cerebro necesita experimentar muchas actividades, como correr, pintar, ensuciarse, saltar, jugar al aire libre, antes de acceder a la tecnología».

3. Sé un ejemplo

No les pidas a tus hijos aquello que eres incapaz de sostener en acciones. Esto envía dobles mensajes y confunde. Por ejemplo, si no permites el uso del celular durante las comidas, evita hacerlo tú mismo.

4. Permite que se equivoquen

Evita ser un adulto que no frustra y que todo lo resuelve. La vida también está hecha de desaciertos y de ellos se aprende. Es mejor que tus hijos cometan errores, ya que al hacerlo se ponen a prueba, se conocen a sí mismos y empiezan a descubrir de qué son capaces. Si siempre les resuelves todo, les dejas poco margen a que exploren.

A su vez, Rafael Guerrero, psicólogo y experto en crianza, sugiere que los padres puedan transmitir las ideas de procesos y de errores como parte del aprendizaje. Hay procesos que requieren su tiempo, así como también los errores son parte del camino.

5. No uses la retirada de afecto como un castigo

«Si sigues portándote así de mal, no te voy a querer nunca más». En el ritmo de la vida diaria, quizás muchas veces no notas lo que dices ni el enorme poder que tienen tus palabras. ¿Qué crees que transmites cuando le dices a tu hijo que no lo querrás si se comporta mal? Que solo lo quieres cuando es bueno, que solo aceptas cuando es fácil, que no existe un «contigo en las buenas y en las malas».

6. Aprende a gestionar tus emociones, así ellos también pueden hacerlo

Maritchu Seitún, también experta en crianza, sugiere que la inteligencia emocional en las familias es clave. Caso contrario, los niños crecen ajenos a esa información tan importante y valiosa que proporcionan las emociones. Por eso, este es uno de los consejos de crianza más relevantes.

Se trata, nada más y nada menos, de enseñarles a reconocer cómo se sienten, qué les incomoda, qué les hace bien, cuándo tienen miedo y cuándo necesitan ayuda.

La mayoría de las veces, se ha sobrestimado la importancia del componente cognitivo en la inteligencia, descartando o subestimando el rol de lo emocional. Sin dudas, aprender a descubrir y gestionar las emociones es una gran fuente de aprendizaje y un proceso que, incluso, refuerza lo cognitivo.

7. Comparte momentos

En un mundo de agendas rebosantes, de tareas y actividades, lo mejor que puedes ofrecerle a tu hijo es tiempo de calidad. No se trata de que estés disponible 24/7, pero que cuando estés con él, no permitas interrupciones. Esto te ayudará a formar un mejor vínculo.

8. Pon límites, respétalos y hazlos respetar

Los límites son necesarios, son orientadores y nos permiten comprender «hasta dónde». Por ello, es necesario que los chicos tengan límites, que sean claros, coherentes a su edad y consistentes en el tiempo. El límite es respeto.

También debes ser específico en cuanto a las consecuencias cuando tu hijo sobrepasa ciertos límites. No se trata de un castigo, sino de la responsabilidad que hay que asumir por los propios actos.

9. Fomenta la autonomía

El psicólogo Rafael Guerrero señala que es importante demostrarles a los niños que confías en ellos. Esto permite darles la seguridad para que se atrevan a explorar. De este modo, fomentamos una autoestima sólida y aprenden a valorarse y a sentirse capaces porque alguien más también cree en ellos.



Y entonces… ¿Cómo debo criar a mi hijo?

En términos de crianza, existen múltiples «escuelas» que te dirán qué hacer. Sin embargo, es importante saber que este proceso no sigue un camino lineal ni único. En algunas familias y con algunos niños es más fácil aplicar ciertas sugerencias que en otros casos. Estos consejos de crianza que acabamos de darte, seguro podrán ayudarte.

Lo más importante es que no te castigues pensando que eres un mal padre o una mala madre, sino que trates de ser consistente con tus valores y con aquello que crees y quieres transmitir.

Conocer a tus hijos y a tu familia y hablar con ellos será – la mayoría de las veces – la herramienta principal para entender cómo actuar y qué es lo más conveniente. ¡Confía!


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Bilbao, Alvaro (2015) El cerebro del niño explicado a los padres. Plataforma Actual. https://alvarobilbao.com/el-cerebro-del-nino-explicado-a-los-padres
  • Duarte-Rico, L., García-Ramírez, N., Rodríguez-Cruz, E. & Bermúdez-Jaimes. M. (2016). Las prácticas de crianza y su relación con el Vínculo Afectivo. Revista Iberoamericana de Psicología: Ciencia y Tecnología, 9 (2), 113- 124.
  • García Retana, J. Á., (2012). La educación emocional, su importancia en el proceso de aprendizaje. Revista Educación, 36(1),1-24.[fecha de Consulta 19 de Mayo de 2023]. ISSN: 0379-7082. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=44023984007
  • Guerrero, Rafael (2018). Educación emocional y apego. Pautas prácticas para gestionar las emociones en casa y en el aula.Editorial Planeta. España.
  • Seitun, Maritchu (2013), Capacitación emocional para la familia, Grijalbo.
  • Siegel y Payne Bryson (2015), Disciplina sin lágrimas: una guía imprescindible para orientar y alimentar el desarrollo mental de tu hijo., Penguin Random House Grupo Editorial España.
  • Vivas García, M., (2003). La educación emocional: conceptos fundamentales. Sapiens. Revista Universitaria de Investigación, 4(2),0.[fecha de Consulta 19 de Mayo de 2023]. ISSN: 1317-5815. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=41040202

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.