Cómo trabajar la entonación de las palabras

La entonación puede ser un aspecto divertido que compartir con tus hijos. ¿Acaso no disfrutáis cuando cantáis o leéis juntos? Si es así, no te pierdas estas ideas.
Cómo trabajar la entonación de las palabras
Elena Castro

Escrito y verificado por la filóloga Elena Castro.

Última actualización: 25 octubre, 2022

Cuando hablamos, no lo hacemos coma los robots (a menos que ese sea nuestro propósito, claro). En este sentido, cada palabra y cada frase tienen su propia entonación, ya que hay partes que se enfatizan más que otras. Sin embargo, no es igual de fácil entonar mientras se habla que cuando se lee. Por eso, veremos algunas claves para saber cómo trabajar la entonación de las palabras.

Además, una vez que sepas el conocimiento teórico, te propondremos algunas actividades para ti y los más pequeños de la casa con el objetivo de que llevéis a la práctica lo que ya se ha aprendido en este espacio. ¡Sigue leyendo!

La base de la entonación de las palabras

Puede que no te hayas dado cuenta hasta ahora pero, aunque haya gente que hable con distintos acentos, e incluso en diferentes idiomas, todos seguimos unos patrones de entonación. Estos patrones pueden referirse al tipo de palabra o al tipo de frase.

Normalmente, los asimilamos de forma inconsciente por imitación, pero una vez que interiorizamos su conocimiento son muy útiles.

Según el tipo de palabra

Todas las palabras, independientemente de las sílabas que tengan, tienen una sílaba tónica que destaca sobre las demás. Si hay una sola sílaba, no hay ninguna duda, pero si hay más de una, dará lugar a clasificar dicha palabra como aguda, llana o esdrújula.

Además, todas las palabras no tienen la misma importancia dentro de una frase. Las palabras que aportan información, como los verbos, sustantivos o adjetivos, se pronuncian con más intensidad que otras como las preposiciones y conjunciones.



Cómo trabajar la entonación de las palabras.

Según el tipo de frase

Esta parte es aún más sencilla, pues solo hay tres tipos: los enunciados (es decir, las frases afirmativas y negativas de siempre), las preguntas y las exclamaciones. ¿Qué frases serán las más expresivas? Exacto, las preguntas y exclamaciones marcan más la entonación, ya que expresan emoción, duda, sorpresa, etc.

Cómo mejorar la entonación de las palabras

Entonar forma parte del proceso de dominar el habla, por ello, cuanto más se hable, mejor. Si tus hijos tienen alguna pizca de vergüenza, ayúdales a superarla, porque es hora de que se diviertan mientras practican su entonación.

1. Cantar

Para los más pequeños de la casa es la opción más divertida. No solo mejorarán la entonación, sino también otra parte muy importante: la pronunciación. Ambos aspectos van de la mano, ya que mejorar la pronunciación suele producir una mejora de la entonación.

Lo mejor de las canciones es que, al ser pegadizas, los niños las repiten una y otra vez hasta que consiguen cantarla bien porque quieren imitar la forma de cantar. Además, también aprenderán nuevo vocabulario y expresiones, y desarrollarán su parte creativa.

2. La lectura y entonación de las palabras

No nos referimos a la forma habitual de leer, que también tiene sus beneficios, sino a leer en voz alta. A simple vista no parece un gran cambio, pero lo es. Cuando los niños leen en voz alta, están obligados a fijarse en los signos de puntuación, que son la representación gráfica de las pausas. Así administran bien el aire mientras leen y entonan de forma correcta.

Cómo trabajar la entonación de las palabras.

Al principio, podemos diferenciar a dos tipos de lectores: los que leen bastante despacio y marcan mucho la entonación, y los que leen muy rápido, se ‘comen’ palabras o las confunden con facilidad, y que suelen tener una entonación muy lineal.

Poco a poco, los pequeños lectores van puliendo estas características a medida que leen en voz alta. Y, si les leen a alguien, será aún mejor, porque podrá ayudarles y corregirles cuando sea necesario.

Ahora viene la gran pregunta: ¿cómo haces que un niño se interese por la lectura para mejorar estos aspectos? No tiene por qué ser una lectura muy larga ni muy corta, tan solo tiene que tratar un tema que les interese. De esta forma, ellos mismos se implicarán en las actividades de lectura, porque será algo que disfrutarán.

3. Grabar la lectura, una excelente manera para hacerle seguimiento al progreso en la entonación

El grabador de audio le pone un acento particular al ejercicio de entonación, pues predispone al lector para hacerlo de la mejor manera. Le agrega un plus de conciencia, de control y concentración. Además, el escuchar el resultado le permitirá detectar las fallas y buscar corregirlas.

4. La comprensión, clave para trabajar la entonación de las palabras

Un texto bien entonado es un texto bien comprendido. En efecto, la entonación supone que el lector tiene una visión que va más allá de la línea que está leyendo, de modo que puede como adelantarse al asombro, a la duda, a la explicación, en fin, a diversas tonalidades que le dan vida a la lectura.

El todo consiste llegar al momento feliz del componente prosódico, esto es cuando un lector, como afirma el psicopedagogo Andrés Calero, lee “asemejando su lectura al lenguaje oral, con la suficiente expresividad, fraseo y entonación, para conectar el automatismo en el reconocimiento de palabras con la comprensión del texto”.



5. La entonación de las palabras en el teatro

Según los resultados de una tesis doctoral publicada en 2014 y desarrollada en la UNED, hacer teatro tan solo sería llevar la lectura en voz alta un paso más allá. En las actividades de teatro se enseña a los niños a interpretar un papel y, por tanto, a expresarse a través de la entonación de un texto.

No obstante, el teatro también ayudará a los niños a expresarse a través de su propio cuerpo y a expresar sentimientos con las palabras, que no siempre es una tarea fácil. Este desarrollo cognitivo y emocional hace que los niños se sientan más seguros de sí mismos a la hora de comunicarse, interactuar con otros niños y expresar sus propias ideas.

Aplicar los ejercicios después de saber cómo trabajar la entonación de las palabras

Como ya has podido comprobar, saber cómo trabajar la entonación de las palabras es un aspecto esencial. No obstante, no es un objetivo que se consiga de la noche a la mañana ni mucho menos. De hecho, tal y como señala una investigación desarrollada en la Universidad Autónoma de Madrid, la entonación natural de una lengua es uno de los aspectos que el aprendiz o alumno tarda más en adquirir.

Por este motivo, procura ser constante con estas actividades y, poco a poco, se apreciarán los resultados. Todo, al fin y al cabo, consiste en ponerle cariño y paciencia a las cosas de la vida. 

Te podría interesar...
9 beneficios de los escape rooms para niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
9 beneficios de los escape rooms para niños

¿Has oído hablar de los escape rooms para niños? ¿Conoces sus beneficios? Quédate con nosotros y descubre su potencial lúdico y creativo


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Calero, A. (2014). Fluidez lectora y evaluación formativa. Investigaciones sobre lectura, (1), 33-49. https://www.revistas.uma.es/index.php/revistaISL/article/view/10940/11138
  • Cruz, P. (2014). El juego teatral como herramienta para el tratamiento educativo y psicopedagógico de algunas situaciones y necesidades especiales de la infancia, 534.
  • Galera Noguera, F. (1998). Lectura expresiva y comunicación oral. https://core.ac.uk/download/pdf/61902307.pdf
  • Sánchez, C. (2004). La puntuación y las unidades textuales: una perspectiva discursiva para el estudio de los problemas de su uso y para su enseñanza. Revista Educación, 28(2), 233-254. https://www.redalyc.org/pdf/440/44028213.pdf
  • Travalia, C. (2007). El enfoque léxico aplicado a la enseñanza de la entonación en español. Las destrezas orales en la enseñanza del español L2-LE: XVII Congreso Internacional de la Asociación del Español como lengua extranjera (ASELE). Logroño, 27-30 de septiembre de 2006, 1021-1034. Universidad de La Rioja.

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.