Cómo hablar con tu hija adolescente de la mala conducta sexual

19 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicopedagoga María José Roldán
¿Has mantenido ya una conversación con tu hija adolescente sobre la buena y mala conducta sexual? Te damos consejos para hacerlo bien.

Es importante que, cuando tus hijos adolescentes empiezan a crecer y a tener interés sexual, se mantenga una conversación sobre el tema. Hay que hablar sobre el sexo para que sepan qué conductas sexuales son correctas y cuáles no. Por eso, queremos darte algunas indicaciones sobre cómo hablar con tu hija adolescente de la mala conducta sexual.

Nos referimos a la charla de consentimiento, maneras de decirle al sexo opuesto «no« y hacerle saber que lo dices totalmente en serio y qué hacer si alguien te hace sentir incómodo a través de acciones de orientación sexual. Intenta que no sea demasiado incómodo; tu hija adolescente debe ver en ti naturalidad ante esta conversación.

Qué debes saber sobre el tema

Los adolescentes encuentran información y desinformación sobre el sexo en una variedad de fuentes: padres, amigos, cultura, medios de comunicación… La información más importante sobre el sexo para adolescentes proviene de los padres.

Además, no es necesario ser un experto en sexualidad para tener conversaciones influyentes con tu hijo adolescente sobre el tema. Habla los hechos y vincúlalos a tus valores personales y familiares relacionados con la consideración por los demás, la sexualidad y las preocupaciones por la salud sexual.Madre hablando con su hija sobre la mala conducta sexual.

Que tu hija te tome en serio

Mantente calmado y positivo. Anima a tu hijo a hablar tanto como a escuchar. ¡Es una conversación, no una conferencia! Dale permiso para no estar de acuerdo contigo y explorar.

Piensa en cómo cambiarán tus expectativas sobre el comportamiento de tu hija adolescente. Puedes decirle algo como:«Aunque preferiría que esperaras para tener sexo y beber, sé que tus elecciones pueden ser diferentes y siempre te ayudaré cuando me necesites».

La clave para hacer que los adolescentes te escuchen no es sermonear. Haz de tu conversación un diálogo reflexivo, no una conferencia.Tu hijo es un adulto emergente. Además, respeta su inteligencia y su capacidad de reflexión. Si intentas imponer tus ideas, se cerrará emocionalmente y dejará de escucharte. Pero, si estás realmente interesado en su perspectiva, le hará pensar.

Además, supón que saben mucho sobre sexo, bien porque lo hayan tenido o no. Ciertamente, han hablado con amigos y, probablemente, hayan visto pornografía.

En lo que quizás no estén pensando es en las elecciones sexuales. Señala que, cuando están en un dormitorio, ningún adulto vigilará su comportamiento sexual, por lo que depende de ellos elegir lo que es adecuado para ellos mismos.

Podrías decir algo como: «Si no quieres tener sexo con alguien, realmente espero que no lo hagas. Piensa en lo que podrías decirle a alguien que te está presionando. Tener una especie de guión en mente hará que sea más fácil decir que no en el calor del momento. Y, si quieres decir que sí, debes decirlo en serio. No aceptes hacer algo por la noche y luego arrepentirte por la mañana».

Eliminar la incomodidad de la conversación sobre la mala conducta sexual

En realidad, está bien si estas conversaciones son incómodas. No solemos tener conversaciones serias sobre sexo; no es algo con lo que la mayoría de nosotros nos sintamos cómodos. Haz todo lo posible para sentirte tranquilo cuando hables con tu hija adolescente, pero no te preocupes demasiado por sentirte incómodo; habla de todos modos.Pareja adolescente dándose un abrazo en el parque.

Permite que la conversación ocurra naturalmente. Aprovecha los momentos de enseñanza prestando atención a las letras de la música favorita de tu hijo adolescente, los temas abordados por sus programas de televisión favoritos o los eventos actuales.

Los adolescentes, a menudo, se sienten más cómodos hablando de un tercero que hablando de ellos mismos. Genera una conversación con preguntas como por ejemplo: «Si dos amigos van a casa juntos después de una fiesta, ¿qué crees que querrán? ¿Significa que van a tener sexo?».

Sobre la mala conducta sexual

Es necesario que tus hijos adolescentes entiendan sobre consentimiento, agresiones sexuales y que entiendan que es importante que pongan límites para evitar problemas con aquellos que no son conscientes de lo que es una buena conducta sexual. Es útil establecer tus expectativas sobre cómo tu hijo trata a otras personas.

Probablemente, no funcionará decirles que no tengan relaciones sexuales, incluso si realmente esperas que no lo hagan. Pero puedes decir, por ejemplo, que si tienen relaciones sexuales, deberían usar un preservativo siempre, así como otra forma de control de la natalidad y de prevención contra enfermedades sexuales. Eso protege a ambas personas. Adapta la conversación al interés y conocimiento de tu hija adolescente.