Cómo afecta la infidelidad de la pareja a los niños

Yamila Papa 24 agosto, 2018
¿Quieres saber cómo afecta la infidelidad de la pareja a los niños? Debes tener en cuenta que, incluso cuando no se ha descubierto la ‘falta’, los hijos pueden intuirlo y cambiar sus actitudes y comportamientos.

Los adultos tenemos una gran responsabilidad y es que nuestros hijos no paguen por nuestros actos. En el siguiente artículo, te contaremos cómo afecta la infidelidad de la pareja a los niños, incluso aunque no se ‘enteren’.

¿Cómo afecta la infidelidad de la pareja a los niños?

A diferencia de lo que se cree, cuando una persona le es infiel a su pareja le hace mucho daño a su familia; incluso cuando la infidelidad no es descubierta.

Esto es real porque los hijos pueden percibir de manera inconsciente que algo malo está sucediendo en el hogar. Y cuando esto sucede, repercute de manera negativa en su desarrollo emocional.

Si bien cada uno es libre de hacer lo que desee con su vida, cuando hay hijos de por medio, debemos ser muy cuidadosos con nuestros actos; cada uno repercute en ellos y en sus sentimientos.

Aunque tratemos por todos los medios de que ellos no se enteren de nuestros errores, de alguna manera se dan cuenta. Hasta podemos identificar cambios en su conducta, en su capacidad de aprendizaje o en sus formas de expresión.

La repercusión de una infidelidad según la edad

Como primera medida, un niño cuyo padre o madre le es infiel a su pareja se siente también traicionado. Ante una situación de estas características, reaccionan de diferentes maneras: con rabia, tristeza, depresión, vergüenza o violencia, entre otros cambios en su comportamiento.

Los adultos deben conocer cómo afecta la infidelidad de la pareja a los niños.

Por supuesto que también depende de la edad del pequeño y de cómo ha repercutido la infidelidad en el hogar. A rasgos generales, así es cómo afecta la infidelidad de la pareja a los niños según la etapa de la vida que atraviesen:

1. Niños de hasta 5 años

Pueden detectar que los padres no les prestan tanta atención como antes y puede que demanden más afecto y cariño. Si no lo consiguen, sus niveles de ansiedad van en aumento, así como también sus sentimientos de inseguridad, temor al abandono y celos. La incertidumbre puede afectarles en el futuro y en las relaciones que forjen.

2. Niños entre los 5 y los 10 años

En esta etapa, los pequeños consideran que son ‘el centro del mundo’; por ello, cuando el padre o la madre es infiel, consideran que se trata de su culpa. Ese sentimiento en relación a la acción de sus progenitores puede traer como consecuencia regresión en el desarrollo.

Por ejemplo, pueden darse conductas como orinarse en la cama, hablar como ‘bebé’ o tener problemas en la escuela. Los terrores nocturnos y los trastornos en la alimentación también son frecuentes en esta etapa.

“Cuando hay hijos de por medio, debemos ser muy cuidadosos con nuestros actos; cada uno repercute en ellos y en sus sentimientos”

3. Adolescentes

Durante esta fase, es probable que el hijo descubra la infidelidad en los padres, ya que comprende al ‘mundo exterior’. Se dice que, durante la adolescencia, este problema familiar afecta mucho más que en otras etapas, debido a que quizás tenga que actuar como ‘cómplice’ del adulto y no decir nada al otro padre sobre lo que sabe.

Además, cuando somos adolescentes, empezamos a crear nuestra personalidad, que se mantendrá cuando maduremos. Esa traición por parte de quienes se supone están para ayudarnos puede ser perjudicial.

Algunos síntomas son que pueden presentarse son: falta de confianza en sí mismos, tendencia a realizar actividades en solitario y reducción de la conversación con los demás.

4. Jóvenes adultos

¿Quién dice que la infidelidad de los padres solo afecta a los niños y adolescentes? Como hijos, siempre habrá repercusiones si algo sucede con nuestros progenitores, incluso si no vivimos más con ellos. La reacción puede ser bastante tajante y puede haber problemas para volver a confiar en el padre o madre infiel.

Por último, si te preguntas cómo afecta la infidelidad de la pareja a los niños, debes saber que, sin importar la edad que tengan, reducen su creencia en el amor. Tanto esfuerzo por explicarles que se debe amar y respetar al otro para que luego ‘tiren todo a la basura’ los que deberían ser el ejemplo sin dudas repercutirá en su perspectiva.

Para los hijos, esta es la peor traición que puedan sufrir y lo pasarán bastante mal. Tendrás que hacer las paces con ellos y trabajar arduamente para que vuelvan a confiar después de lo ocurrido. Sin embargo, con el tiempo, quizás comprendan la situación y las cosas vuelvan a la normalidad.

Te puede gustar