Los niños y las muestras de cariño

La educación es un tema de preocupación para todos los padres. Aunque muchos se afanan por ver progresar a sus hijos, una gran parte se olvida las muestras de cariño, algo indispensable para su sano desarrollo.

Como madre, seguro te preocupas por la educación que recibe tu hijo, su salud y desarrollo. Además, te esfuerzas por darle lo mejor en todos los sentidos. Sin embargo, en ocasiones, a muchos padres se les olvidan las muestras de cariño, algo muy importante para el crecimiento de todo niño. 

¿Qué son las muestras de cariño?

Las muestras de cariño y afecto son expresiones con las que puedes demostrar cuánto aprecias a alguien. Estas van mucho más allá de dar un regalo; por ejemplo, los padres deben mostrarles cariño a sus hijos a través de gestos y palabras, con besos, abrazos, encomios, amabilidad, reconociendo sus cualidades y también cuando hacen bien las cosas.

¿Por qué son importantes las muestras de cariño?

Estas acciones son imprescindibles para el crecimiento de un niño sano y seguro de sí mismo. No obstante, algunos padres se retienen de mostrar afecto porque piensan que expresar amor y cariño los hace débiles y más vulnerables.

No obstante, la verdad es que las personas pueden reprimir las muestras de cariño, pero no el afecto que sienten por dentro.

Cuando los niños se reprimen y no logran demostrar lo que sienten, son propensos a tener problemas para socializar con las personas a su alrededor. Por lo tanto, no enseñarle a tu hijo a dar afecto es un gran error. Al  contrario, tú, como padre, debes mostrarle a tu niño cómo recibir y dar afecto de manera adecuada y equilibrada.

Por otro lado, es importante que el niño entienda el por qué de dar y recibir afecto. Nuevamente, los progenitores son piezas clave. Pero, ¿de qué maneras puedes mostrarle afecto a tu niño?

Las muestras de cariño deben expresarse desde edades tempranas.

¿Cómo dar muestras de cariño?

Muchos padres no saben cómo mostrar afecto a sus hijos, así que se concentran trabajando fuertemente y recompensan el tiempo que no comparten con ellos comprándoles cualquier cosa que les plazca.

Sin embargo, esto solo crea personas dependientes, inconformes, inseguras y con un mal punto de vista hacia las cosas materiales. En vista de esto, te mostraremos algunos tips que te ayudarán a mostrar cariño a tu niño:

El tiempo

Dicen que el tiempo es oro; cuando se lo dedicas a tus hijos, vale todavía más. De hecho, se ha visto que los padres que comparten con más frecuencia con sus hijos crean lazos de amistad y amor más fuertes. Esto, a su vez, produce en ellos confianza y autoestima.

La disciplina

Este puede ser un tema que crea controversia, pues muchos padres erróneamente consienten más de lo necesario a sus hijos y no les ponen normas, ni límites, los cuales son necesarios para su educación. Por tanto, no debes cohibirte de enseñarle a tu hijo principios y reglas que lo ayuden a ver lo que está bien y mal.

“Estas acciones son imprescindibles para el crecimiento de un niño sano y seguro de sí mismo”

Compartir de verdad

No caigas en el error de pensar que solo por estar viendo televisión o por comer con tu pequeño ya le estás dedicando tiempo de calidad. Debes aprovechar los momentos como las comidas o los paseos para hablar con él.

Esto te permitirá conocerlo, saber qué cosas le gustan y qué cosas no. De esta manera, tu hijo sentirá que lo escuchas.

Aprovechar los medios de comunicación

No siempre puedes estar con tu hijo, así que puedes enviarle un mensaje de texto preguntándole cómo está o diciéndole que lo quieres. Estas son muestras de afecto que de seguro apreciará mucho.

Por ejemplo, si trabajas de noche, puedes desearle felices sueños a tu hijo por medio de una llamada o mensaje de texto. Son detalles que realmente marcan diferencia.

Las muestras de cariño son esenciales para la sociabilidad de los pequeños.

Dar halagos

Seguramente te gusta que te encomien y reconozcan cuando haces bien algunas actividades o trabajos. Lo mismo sucede con tu hijo: debes estimularlo cuando sea obediente y si le va bien en la escuela; también cuando realiza bien alguna actividad o tarea en casa. Esto lo hará sentirse valorado y va a querer seguir mejorando como persona.

Sin duda alguna, las muestras de cariño traen grandes recompensas en el futuro. De hecho, cuando un niño recibe el afecto adecuado, es más seguro de sí mismo.

Además, esto propiciará que tenga una buena autoestima y que esté mejor preparado para los problemas que vaya a enfrentar. En definitiva, ¡no debes escatimar esfuerzos para mostrar cariño a tu niño!

Categorías: Educación emocional Etiquetas:
Te puede gustar