La importancia de respetar la intimidad de los adolescentes

Mervis Romero 22 junio, 2018
¿Has notado que, de pronto, tu pequeño hijo ha cambiado? No te inquietes, pues ha llegado la adolescencia; en este momento, es necesario que aprendas cómo respetar la intimidad de los adolescentes.

Tener hijos adolescentes no tiene por qué ser complejo para ti ni para ellos. Si optas por respetar la intimidad de los adolescentes, pueden superar esta etapa juntos. Sigue algunas sugerencias prácticas y el resultado será satisfactorio.

¿Por qué es importante respetar la intimidad de los adolescentes?

Este detalle —que no es menor— es importante para los adolescentes debido a que están en un proceso de cambios físicos y emocionales para pasar a la etapa adulta. Ellos necesitan crearse un espacio interno; es un proceso de elaboración personal y algunos jóvenes prefieren momentos a solas.

Durante esos ratos, el joven desea representarse a sí mismo, sus deseos y temores para adquirir su propia identidad. La intimidad es un bien muy preciado en este proceso.

¿Cómo puedes respetar la intimidad del adolescente?

Lo primordial es mostrar respeto y tratarlo con bondad. Además, se debe respetar su lugar en el hogar. Con estos fines, algunas de estas sugerencias te pueden ser muy útiles:

La habitación del adolescente

Una forma de respetar la intimidad de los adolescentes es que tu hijo goce de su propia habitación. Es su refugio en el hogar, su único espacio propio en el cual puede encontrase a sí mismo, sentirse libre, reír, llorar, compartir con sus amigos; por todo eso, debes respetársela.

Respeta sus gustos

Debes considerar los gustos de tu hijo con respecto a la decoración de su habitación, aunque el estilo no sea de tu agrado ni combine con el resto de la casa. No intentes imponer tus preferencias en su cuarto, pues solo conseguirás discordia y rechazo de su parte.

Establece reglas de convivencia

Es imprescindible establecer reglas firmes y claras de convivencia que el joven debe respetar. No obstante, debes darle el ejemplo al mostrarle respeto a él y al resto de la familia.

No entres a su habitación sin antes llamar, dale un voto de confianza. También demuestra ser un padre o madre cariñosa, con un estrecho vínculo afectivo.

Respetar la intimidad de los adolescentes es una obligación de los padres.

Sugiérele sin obligarlo

Es importante la forma como le vas a transmitir tus órdenes. Es mejor hacerlo con genio apacible, pero firme. Muestra que es necesario mantener la limpieza y  orden en la habitación, al igual que en el resto del hogar.

Asimismo, déjale ver que es una muestra de consideración hacia los demás colaborar con la limpieza de su habitación para mantener limpia toda la casa. Evita darle órdenes con gritos y peleas, pues solo vas a conseguir repulsión y desobediencia.

¿A partir de qué edad reclaman su intimidad los jóvenes?

Desde la preadolescencia, los jóvenes ya comienzan a buscar su intimidad; suele darse entre los 11 y los 13 años de edad. A estas alturas, ellos necesitan y buscan intimidad para hacer sus cosas y también reclaman su espacio para estar solos.

El adolescente y su autonomía

Tarde o temprano, llega un momento de respetar la intimidad de los adolescentes en cuanto a su autonomía. En este sentido, ellos quieren tomar sus propias decisiones y escoger sus amigos y la ropa que van a usar; asimismo, eligen la música y hasta hacen planes de fin de semana.

Los padres pueden ser accesibles y enseñarlos a ejercer su autonomía con equilibrio, pues todavía están sujetos a la autoridad de los adultos responsables. De esta manera, se evita que surja alguna contradicción a la hora de dar permisos. Es decir, el joven debe continuar con las normas de los padres.

Por otra parte, los padres deben apoyar a sus hijos al enfrentarse a nuevas situaciones, tales como su primera salida con amigos, administrar el dinero y cómo tratar al sexo opuesto. Además, se debe enseñar a rechazar de plano los vicios como las drogas y el exceso de alcohol, respetar las leyes y tener buenas relaciones interpersonales.

“Los adolescentes necesitan crearse un espacio interno; es un proceso de elaboración personal y algunos jóvenes prefieren momentos a solas”

Respetar la privacidad de los adolescentes

Tener consideración por su intimidad implica no criticarlos ni hablar detalles de su vida personal en público. Es conveniente dejar que sean ellos quienes se expresen y comprender si no desean hacerlo, tienen todo el derecho de elegir.

Durante esta etapa, además, es importante no compararlos con otros jóvenes, como hermanos, primos, amigos o compañeros.

La rebeldía en la adolescencia tardía.

Qué hacer si tu hijo es rebelde

Algunos jóvenes presentan una conducta más hostil que otros; sin embargo, esto es parte de ese proceso para lograr su independencia. Por lo general, los adultos tienen una percepción negativa sobre los adolescentes. Suelen ser considerados enérgicos, idealistas y poseedores de un extremo sentido de justicia.

No obstante, hay casos de conductas extremas en los que se requiere de ayuda profesional. Acudir a psicólogos, terapeutas o psiquiatras puede ser necesario en circunstancias en las que no se pueda controlar esta rebeldía.

En definitiva, al respetar la intimidad de los adolescentes, los padres contribuyen con el desarrollo físico y emocional del joven. Por consiguiente, tu hijo estará preparado para ser un adulto responsable, equilibrado y feliz.

Te puede gustar