Comida 3D para niños: tecnología que revoluciona la nutrición infantil

Aunque la impresión en 3D aún está en fase de desarrollo, no podemos evitar pensar en la comida para niños y las ventajas que esto puede traer.
Comida 3D para niños: tecnología que revoluciona la nutrición infantil
María Patricia Piñero

Escrito y verificado por la nutricionista María Patricia Piñero.

Última actualización: 12 agosto, 2023

¿Qué tal si te dijera que más temprano que tarde nuestros hijos ya no se quejarán por comer verduras? Pues, con una nueva tecnología que imprime comida 3D para niños, pronto podrán comer lo que antes no les gustaba. Para que esto ocurra, algunos investigadores ponen su máximo esfuerzo en crear alimentos personalizados que se impriman listos para comer.

Los objetivos de la comida 3D son mejorar la aceptación de aquellos ingredientes poco apetitosos y cubrir las necesidades nutricionales. Pero, ¿tiene algún riesgo para la salud del niño?, ¿cómo funciona?, ¿dónde se puede encontrar? En este artículo, te respondemos sobre estos y otros interrogantes ¡Sigue con la lectura para que descubras más de esta revolucionaria y gastronómica tecnología!

¿En qué consiste la comida 3D?

La impresión tridimensional (3D) o fabricación aditiva es una tecnología de avanzada. La misma forma parte de la Cuarta Revolución Industrial (4RI), al igual que la robótica, la inteligencia artificial y las telecomunicaciones inalámbricas, entre otras. Su aplicación no es nueva, pues se ha utilizado en ingeniería mecánica, biotecnología, misiones espaciales, industria farmacéutica, la construcción, la aeronáutica y en el diseño y desarrollo de alimentos.

Un artículo publicado por la revista Trends in Food Science & Technology describe a la comida 3D como un proceso de fabricación que construye formas complejas y tridimensionales, sólidas o semisólidas. En ella se depositan capas sucesivas de material (alimento) hasta obtener la forma deseada.

La comida en 3D se propone beneficiar a la salud en general, tal como lo explican algunos especialistas en el área. De acuerdo con la revista Perm University Herald Juridical Science, también pretende combatir la obesidad, la malnutrición y la dificultad para deglutir.



¿Qué ventajas tiene en la industria de los alimentos?

Un grupo de expertos señala en la revista Journal of Food Engineering, en 2018, que la impresión 3D en alimentos hace más simple los procesos y reduce los costes de almacenamiento. Pero, sobre todo, permite diversificar el uso de ingredientes alimenticios.

Otra ventaja es la personalización de la comida en 3D, pues se diseñan los alimentos de acuerdo con las preferencias de sabor, forma, textura y necesidades nutricionales.

A través de los alimentos 3D se busca aplicar aromas, sabores, colorantes y diseños atractivos para llamar la atención de los más pequeños.

¿Qué hay de la comida 3D para niños?

La impresión de comida 3D para niños toma en cuenta la fabricación de alimentos con dimensiones, colores, olores y sabores personalizados. Por ejemplo, pueden tener formas alusivas a personajes divertidos. Esto permite que las comidas que usualmente no son bien aceptadas se vuelvan más atractivas.

En la Universidad de Chile, un proyecto transformó un alga marina al mezclar con un puré de papa para impresión en 3D. En este sentido, otro trabajo evidenció la buena percepción en niños escolares de un snack en 3D a base de frutas, champiñones, legumbres y jugo de limón. De esta forma, también se cumplieron los requisitos de energía y nutrientes para menores de entre 3 y 10 años de edad.

Por otro lado, los alimentos en 3D deben complementar una dieta equilibrada y nutritiva. No se trata de reemplazar por completo los alimentos naturales y frescos. Además, siempre hay que consultar con un profesional de la salud antes de introducir nuevas comidas o tecnologías en la dieta del niño.

¿Cómo funciona la impresión 3D?

Las impresoras de alimentos en 3D utilizan los ingredientes alimenticios como si fueran la tinta de la impresora. Así, crean objetos tridimensionales comestibles. Para entender un poco más sobre cómo funciona esta tecnología, detallamos algunos pasos.

1. Preparación de los ingredientes

Los ingredientes se procesan y se combinan entre ellos para convertirlos en una pasta o un gel comestible. Así, se trituran o licuan hasta alcanzar una consistencia adecuada para la impresión. Al resultado de esta mezcla se le llama «tinta» alimentaria. Esta es una fase de cuidado en el proceso, porque según las características viscoelásticas de los ingredientes se puede afectar la mezcla dentro del equipo y en la salida a través de la boquilla.

Una revisión compartida por la revista Foods, en 2019, destaca que son pocos los trabajos que han realizado estudios a profundidad sobre las propiedades de los ingredientes. Por otro lado, un trabajo que aparece en la revista Current Opinion of Food Science en 2022, concluye que se necesita investigar más sobre las características de las mezclas de ingredientes para obtener comidas en 3D.

2. Diseño digital

Se debe crear un modelo digital de la comida que se quiere imprimir en un software de diseño asistido por computadora. Aquí es cuando se determinan las propiedades nutricionales que se requieren, la forma, el tamaño y la estructura del alimento. ¡Cada nuevo producto tendrá su propio diseño!

3. Carga de la tinta alimentaria

La pasta o gel se carga en cartuchos o cápsulas que se colocan en la impresora. Por ejemplo, puede haber varios cartuchos con diferentes ingredientes. De esta forma, se obtienen alimentos variados, nutritivos y de un sabor único.

4. Impresión

La impresora deposita capas sucesivas de tinta de acuerdo con el diseño elaborado. Un estudio publicado en el International Journal of Gastronomy and Food Science, en 2020, detalla que el proceso varía según el tipo de alimento y la técnica de impresión utilizada.

Las técnicas más comunes son la extrusión, donde se mezclan los ingredientes a determinada presión y temperatura dentro de un equipo; y la técnica en polvo de tinta.

 5. Post-procesamiento

Algunas comidas 3D pueden requerir de un proceso adicional, como cocción, refrigeración o secado, para obtener las propiedades sensoriales deseadas. Por ejemplo, en el caso de las galletas, se pueden hornear después de la impresión.



La comida 3D permite combinar ingredientes innovadores, por lo que se puede experimentar con nuevas formas, texturas y sabores en los platos.

¿Es accesible la comida 3D?

La accesibilidad de la comida 3D es limitada, ya que se encuentra en una etapa temprana de desarrollo. Sin embargo, en el mercado se encuentran algunas impresoras 3D disponibles para ser usadas por particulares, empresas alimentarias y restaurantes.

En la actualidad, las comidas en 3D se obtienen de ensayos experimentales, en restaurantes de alta gama o por empresas que prestan servicio para celebraciones especiales. En la medida en que la tecnología se amplíe a otros entornos, los costos serán más asequibles, por lo que será factible aplicarla en los hogares.

¿Qué se sabe sobre los riesgos de la comida 3D para niños?

Si se manipula de manera correcta, la comida 3D no representa un peligro en sí misma. Sin embargo, hay que tener algunos cuidados propios:

  • Limpieza del equipo de trabajo.
  • Utilizar ingredientes de buena calidad.
  • Usar las temperaturas correctas para evitar una contaminación del alimento impreso.
  • Incluir todos los ingredientes de la comida 3D en la etiqueta.

Particularmente en niños, al igual que con cualquier tipo de comida, es importante garantizar que sean nutritivos. También, que estén libres de alérgenos o ingredientes que puedan causar problemas de salud.

Otro aspecto a considerar es garantizar que los alimentos impresos en 3D tengan la textura y el tamaño apropiado. De esa manera, los niños podrán masticar y tragar de manera segura.

¿Qué tanto falta esperar por la comida 3D en nuestras cocinas?

La tecnología nos arropa cada vez más y, como madres, sabemos que una alimentación adecuada para nuestros hijos asegura un buen crecimiento y desarrollo. La elección de la comida 3D adaptada a los requerimientos y preferencias de los niños es una carta a favor. Sin embargo, se requiere más investigación sobre las propiedades de los ingredientes. Además, los alimentos en 3D no son un sustituto de las comidas habituales, sino que se tratan como un complemento en la dieta.

Así como otras tecnologías en 3D se han diversificado, la de los alimentos no está lejos de hacerlo. Mientras tanto, ofrece una alimentación saludable y ponte el birrete de chef para idear las mejores preparaciones con aquellos alimentos que menos les gustan a los pequeños. Así, se podrán aprovechar sus beneficios nutricionales.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Bogdanov (2019) 3D printing technology as a trigger for the fourth industrial revolution: new challenges to the legal system. Perm U. Herald Jurid. Sci., 44, p. 238, 10.17072/1995-4190-2019-44-238-260
  • Derossi, Antonio & Caporizzi, Rossella & Azzollini, Domenico & Severini, Carla. (2017). Application of 3D printing for customized food. A case on the development of a fruit-based snack for children. Journal of Food Engineering. 220. 10.1016/j.jfoodeng.2017.05.015.
  • El País. Cómo la impresión de alimentos puede revolucionar nuestro modo de comer. Actualizado el 12 de agosto del 2020. Disponible en: https://elpais.com/elpais/2020/08/07/planeta_futuro/1596787428_315193.html
  • Holland, Sonia & Foster, Tim & MacNaughtan, William & Tuck, Christopher. (2017). Design and characterisation of food grade powders and inks for microstructure control using 3D printing. Journal of Food Engineering. 220. 10.1016/j.jfoodeng.2017.06.008.
  • Ma, Yizhou & Zhang, Lu. (2022). Formulated food inks for extrusion-based 3D printing of personalized foods: A mini review. Current Opinion in Food Science. 44. 10.1016/j.cofs.2021.12.012.
  • Mantihal, Sylvester & Kobun, Rovina & Lee, Boon-Beng. (2020). 3D food printing of as the new way of preparing food: A review. International Journal of Gastronomy and Food Science. 22. 100260. 10.1016/j.ijgfs.2020.100260.
  • Singhal, S., Rasane, P., Kaur, S., Garba, U., Bankar, A., Singh, J., & Gupta, N. (2020). 3D food printing: paving way towards novel foods. Anais da Academia Brasileira de Ciencias92(3), e20180737. https://doi.org/10.1590/0001-3765202020180737
  • Tejada-Ortigoza, V., & Cuan-Urquizo, E. (2022). Towards the Development of 3D-Printed Food: A Rheological and Mechanical Approach. Foods (Basel, Switzerland)11(9), 1191. https://doi.org/10.3390/foods11091191
  • Wegrzyn, Teresa & Golding, Matt & Archer, Richard. (2012). Food Layered Manufacture: A new process for constructing solid foods. Trends in Food Science & Technology. 27. 66–72. 10.1016/j.tifs.2012.04.006.

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.