¿Cada cuánto se deben bañar los bebés?

La piel del bebé es extremadamente sensible y no ha desarrollado una barrera fuerte para mantener su humedad. Por ese motivo, no debes bañar al bebé con frecuencia durante sus primeros meses de vida. Te contamos más a continuación.

Con la llegada del recién nacido, muchos padres tienen la duda de cada cuánto se deben bañar los bebés. Lo primero que debes saber, es que, a diferencia de los mayores, no necesitan un baño todos los días.

De hecho, la piel de muchos bebés puede reaccionar con sarpullidos o sequedad si eso sucede. No obstante, algo que sí es necesario hacer es asegurarse de que la región del pañal esté siempre limpia. 

La recomendación general es que, hasta que el muñón del cordón umbilical del bebé se caiga, lo laves con una esponja suave o un paño en lugar de ponerlo en la bañera. Luego, cuando el cordón haya sanado, el bebé ya necesita un baño una o dos veces a la semana.

Cuando el bebé aprenda a gatear y realmente se ensucie, puedes introducir los baños diarios, aunque todavía no sean necesarios. Eso sí, deberás usar siempre una crema hidratante tan pronto como el pequeño salga de la bañera para evitar posibles reacciones en su delicada piel.

Por otro lado, te recomendamos elegir un buen momento para el baño del bebé; preferiblemente, uno en el que esté contento. Al mismo tiempo, debes asegurarte de que la habitación esté cálida y preparar todos los utensilios necesarios de antemano: un recipiente con agua tibia, una toalla, algodón, un pañal fresco y, si es necesario, ropa limpia.

¿Cada cuánto se deben bañar los bebés?

Bañar al bebé recién nacido por primera vez es uno de los momentos más agradables, y para algunos, uno de los más inquietantes de la paternidad. Aunque los padres pueden estar nerviosos al principio, pronto se volverán seguros y competentes a medida que aprendan lo que funciona mejor para ellos y para el pequeño.

En los primeros meses de vida del bebé, se recomienda bañarles 1 o 2 veces por semana. Sin embargo, siempre debes mantener los cuidados y limpiarle la cara, las manos, el área del pañal y los pliegues debajo de las axilas todos los días.

Los tips de salud e higiene para bebés te ayudarán a saber como proceder para su baño.

Además, debes saber que para algunos padres, la lucha diaria por bañar los bebés puede ser difícil: harán cualquier cosa para evitar meterse en la bañera. En cambio, otros niños realmente disfrutan de este momento.

¿Cuando es el mejor momento para bañar a los bebés?

En lo que respecta al horario, casi a cualquier hora del día puede ser el momento adecuado para el baño del bebé. Lo único que debes tomar en consideración en estos casos es evitar los baños justo antes o después de las comidas; hacerlo con la barriga llena podría provocar regurgitaciónes en el pequeño.

Asimismo, es necesario darle tiempo al bebé para el baño, de modo que no necesitas apresurarte. Recuerda también no dejar al bebé desatendido ni siquiera por un segundo para encargarte de otra cosa.

Entonces, si planeas bañar al bebé, recuerda que es importante tener disponibilidad total para vigilar al bebé en todo momento. En el caso que necesites salir del baño, siempre deberás llevártelo contigo para evitar cualquier tipo de incidente inesperado.

“A diferencia de los mayores, los bebés no necesitan un baño todos los días; no obstante, sí es necesario asegurarse de que la región del pañal esté siempre limpia”

Consejos para bañar a los bebés

Dada su importancia, esta lista de tips que se deben tener en cuenta para bañar a los bebés puede ser de mucha utilidad:

  • La temperatura adecuada del agua para un baño es tibia.
  • La duración de los baños debe ser de 5-10 minutos.
  • Usa jabones suaves sin fragancia para evitar que se seque la piel del bebé.
Para algunos padres, la lucha diaria por bañar los bebés puede ser difícil.

  • Aplica pequeñas cantidades de jabón y lava al pequeño con las manos.
  • No permitas que el bebé se siente y juegue en la bañera si el agua contiene jabón.
  • Utiliza el jabón al final del baño, no al principio.
  • Cuando termine el baño, enjuaga al pequeño con agua tibia para eliminar todo el jabón de su cuerpo.
  • La vaselina es un humectante maravilloso, especialmente si se aplica justo cuando el niño sale de la bañera con la piel todavía húmeda.
  • Evita utilizar cremas con fragancias, agentes colorantes, conservantes y otros productos químicos.
  • No utilices productos que contengan alcohol.

Por último, recuerda que la frecuencia del baño del bebé debe ir aumentando paulatinamente para evitar posibles alteraciones en su delicada piel. Si sigues estos consejos, ¡los baños con el bebé serán momentos muy especiales para ti!

Categorías: Consejos para cuidar a tu bebé Etiquetas:
Te puede gustar