Beneficios del salmón en el embarazo

El salmón destaca fundamentalmente por sus lípidos de la serie Omega-3, capaces de modular la inflamación y de mejorar el desarrollo cognitivo del feto.
Beneficios del salmón en el embarazo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 30 Marzo, 2021.

Última actualización: 30 Marzo, 2021

El salmón es uno de los pescados más saludables que existen. Cuenta con una alta densidad nutricional, por lo que está altamente recomendado en casi cualquier dieta. De hecho, el consumo de salmón en el embarazo genera varios beneficios que te vamos a comentar en las siguientes líneas.

Antes de nada, es importante hacer hincapié en que durante el embarazo hay que garantizar que la dieta sea lo más variada posible. Hay ciertos alimentos que por precaución se deben excluir, sin embargo, entre todos los que estén permitidos hay que asegurar rotación constante.

Beneficios del salmón en el embarazo

Vamos a comentarte los principales beneficios del salmón en el embarazo, así como la posición de la ciencia al respecto.

Salmón sin cocinar.

Mejora el desarrollo cerebral del feto

Los ácidos grasos de la serie Omega-3 han demostrado ser fundamentales para garantizar el desarrollo cerebral, según un estudio publicado en Nutrients. Por este motivo, un aporte regular de salmón puede contribuir a que el bebé cuente con un estado cognitivo óptimo al momento del nacimiento.

A pesar de que el salmón destaca por la presencia de Omega-3 en su interior, no es el único pescado con esta característica. Todos los peces considerados como azules concentran cantidades elevadas de lípidos en su interior, por lo que se consideran muy saludables.

Reduce el riesgo de alergias en el bebé

Además de mejorar la función cerebral y el desarrollo cognitivo, los ácidos grasos de la serie Omega-3 son también capaces de disminuir la incidencia de las alergias. Así lo evidencia una investigación publicada también en la revista Nutrients. Es importante que se asegure su consumo durante el embarazo, pero también su presencia en la dieta del recién nacido.

Menor incidencia de la depresión

Otro de los beneficios del consumo de salmón en el embarazo es la menor incidencia de la depresión derivada de la presencia de dicho alimento en la dieta. Este es otro de los efectos positivos de las grasas insaturadas que el pescado contiene, pues no solo generan un impacto positivo en la salud cognitiva del feto, sino también en la de la madre.

¿Cómo consumir salmón?

Hay que tener en cuenta que el cocinado puede determinar enormemente la calidad del salmón en su versión final. Por este motivo, lo mejor es cocinarlo a temperaturas moderadas, a la plancha o al horno. También es posible cocerlo.

Sin embargo, se ha de evitar freírlo o dorarlo por medio de las brasas. Ambos procesos son especialmente agresivos a nivel térmico, lo que genera un cambio en la configuración espacial de las grasas que lo conforman. A partir de aquí se incrementa la presencia de lípidos trans en el alimento, lo que se asocia con un peor estado de salud.

El salmón en el embarazo y los metales pesados

Existe la creencia de que hay que tener cuidado con el consumo de peces grandes durante el embarazo, ya que pueden tener concentraciones elevadas de mercurio y de otros metales pesados. Esta creencia es cierta, aunque no se aplica siempre en el caso del salmón.

La mayor parte de los salmones que se consumen proceden de la acuicultura, por lo que su alimentación está muy controlada. Este es el motivo por el cual son capaces de acumular mucha menor cantidad de estos metales en su interior, por lo que esto no constituye un riesgo para la salud.

Plato de salmón con verduras.

Eso sí, en el caso del salmón salvaje, sí que es verdad que es adecuado limitar su ingesta a 1 vez por semana durante el embarazo. El mercurio podría pasar al feto mediante la placenta y generar problemas de salud en el mismo.

Salmón en el embarazo, un alimento beneficioso

Como has podido comprobar, el salmón se considera un alimento óptimo para consumir en el embarazo. Cuenta con una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico, además de presentar en su interior lípidos de calidad.

De todos modos, hay que tener en cuenta siempre los métodos de cocción que se le aplican. El hecho de someterlo a temperaturas excesivas podría alterar la salubridad del pescado y generar efectos perjudiciales sobre la salud.

Por último, recuerda que durante el embarazo no es buena idea consumir salmón crudo. En este momento hay que cuidar al máximo la higiene alimentaria, para evitar contaminaciones que pongan en riesgo la vida del feto.

Te podría interesar...
Cómo deben ser las meriendas de los niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Cómo deben ser las meriendas de los niños

Las meriendas de los niños suelen contener gran cantidad de productos ultraprocados con un alto contenido de azúcares, algo poco recomendable



  • Devarshi PP, Grant RW, Ikonte CJ, Hazels Mitmesser S. Maternal Omega-3 Nutrition, Placental Transfer and Fetal Brain Development in Gestational Diabetes and Preeclampsia. Nutrients. 2019 May 18;11(5):1107. doi: 10.3390/nu11051107. PMID: 31109059; PMCID: PMC6567027.
  • Miles EA, Calder PC. Can Early Omega-3 Fatty Acid Exposure Reduce Risk of Childhood Allergic Disease? Nutrients. 2017 Jul 21;9(7):784. doi: 10.3390/nu9070784. PMID: 28754005; PMCID: PMC5537898.

Graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Santiago de Compostela, con un postgrado en Condicionantes Genéticos, Ambientales y Nutricionales del Desarrollo y el Crecimiento y un curso de Experto Universitario en Nutrición Deportiva por la UNIR.
Actualmente, trabaja como nutricionista en una clínica y en el Real Club Deportivo de La Coruña S.A.D.