Beneficios de jugar con marionetas en la primera infancia

09 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
¿Alguna vez has jugado con tus hijos a las marionetas? ¡Son excelentes juguetes para potenciar la creatividad y la imaginación!

Jugar con marionetas es una de las actividades más educativas a las que puedes exponer a tus hijos. Ver a un niño jugar con una marioneta puede parecer divertido y entretenido. Además, jugar con ellas es mucho más.

Cuando te des cuenta de todos los beneficios que tiene esta actividad, es posible que quieras una canasta de marionetas en casa para fomentar el desarrollo completo de los niños en su primera infancia.

Tipos de marionetas para niños pequeños

Lo bueno de las marionetas es que no tienen que ser modelos caros para poder disfrutar de ellas. Un calcetín puede ser un títere muy divertida para los niños.

En este sentido, a los más pequeños les encanta jugar al escondite, y una marioneta puede ser el compañero perfecto para esta actividad. Así pues, haz una con una bolsa de papel o intenta hacerla de hilo usando cajas de cartón o rollos de papel higiénico.

El propósito de la marioneta es crear interacción, diálogo divertido e incluso un elemento de sorpresa en las actividades de juego y aprendizaje. Jugar con ellas será beneficioso para el desarrollo de tu hijo en los primeros años de aprendizaje. Así pues, a continuación, vamos a nombrar algunos de los beneficios que tiene el juego de marionetas para los niños.

Madre e hija jugando con marionetas y disfrazadas de princesas.

Beneficios de jugar con marionetas

Primero, tienes que saber que estos juguetes de mano tienen el potencial de mejorar las habilidades del lenguaje, la creatividad, la conciencia social y más. No te pierdas los siguientes ejemplos de cómo las marionetas pueden ser grandes beneficiosas para el desarrollo infantil.

Desarrollo del lenguaje

A los niños les encanta tener “conversaciones” con las marionetas. Cada interacción verbal con estos muñecos fomentará el desarrollo del lenguaje. Los pequeños, que son generalmente tímidos, realmente se benefician de la oportunidad de dejar que la marioneta sea su voz.

También es posible tener una conversación entre dos marionetas. El uso de estas en cada mano permite tener un diálogo entre dos personajes.

Desarrollo social

El niño tímido o el que todavía está aprendiendo habilidades sociales tiene la oportunidad de ser más sociable por medio de una marioneta. Se convierte en el portavoz del grupo. Así pues, una marioneta puede ser la voz que se utiliza para corregir los modales en la mesa u otras habilidades sociales.

También se convierte en el instructor y los niños, a menudo, disfrutan escuchando a la marioneta enseñándoles a ser sociables. En este sentido, no es la voz de mamá o papá estableciendo las reglas de nuevo, sino un divertido personaje de marioneta.

Desarrollo emocional, uno de los beneficios de jugar con marionetas

Las marionetas pueden enseñarles cosas a los niños sobre sus emociones. Los más pequeños pueden interactuar con estos muñecos mientras comparten su capacidad de ser felices, tristes, de estar enfadados, de ser graciosos o celosos…

En este sentido, los menores también pueden expresar estas emociones sin molestar a nadie, pues su personaje es el que siente estas emociones. Jugar con ellas ayuda a desarrollar las características de simpatía y empatía. Los niños también experimentan este tipo de expresión cuando participan en juegos simbólicos.

Habilidades de escucha

La marioneta en su mano puede animar a los pequeños a escuchar mientras le dan instrucciones o le cuentan una historia. Pueden ayudarles a aprender rimas y canciones mientras ellos también imitan a la marioneta.

Habilidades motoras

Hay una serie de habilidades motoras que los niños pueden mejorar jugando con las marionetas. El movimiento fino requerido para usar un títere ayuda con la destreza y el uso de los dedos para manipularla y mejora la coordinación motora fina.

Además, las marionetas ayudan con la coordinación ojo-mano cuando se hace que la marioneta camine y se mueva en diferentes direcciones. Todas estas habilidades mejoran el equilibrio y la direccionalidad, ya que el niño se divierte mucho jugando con ellas.

Desarrollo de la confianza en uno mismo

Montar un espectáculo de títeres a menudo ocurre de manera espontánea cuando los niños tienen acceso a las marionetas. Es realmente alentador ver cómo los pequeños desarrollan su confianza en sí mismos a través del acto de manejar una marioneta. A medida que aumente su confianza, estarán felices de enseñar sus habilidades a amigos o familiares.

Marionetas caseras hechas con calcetines viejos.

Creatividad, otro de los grandes beneficios de jugar con marionetas

Por si fuera poco, las marionetas fomentan la creatividad en varios niveles diferentes. Hacer los propios títeres con calcetines reciclados o bolsas de papel es solo el punto de partida. Hay muchas formas interesantes de crear personajes propios.

La creatividad continúa creando un espectáculo de marionetas. El espectáculo necesitará un sencillo teatro de marionetas y la decoración de una vieja caja de cartón para este propósito se suma al factor creatividad.

Contar historias y secuenciar

La narración cobra vida con las marionetas. Volver a contar los cuentos de hadas favoritos es una excelente manera de montar un espectáculo de marionetas. Aprender a repetir la parte que rima de una historia ayuda con las habilidades de memoria. Se prestan a ser los personajes de sus historias y permiten que los más pequeños se unan a la acción.

En definitiva, ¿te das cuenta de todos los beneficios que tiene jugar con marionetas? En este sentido, no puedes dejar de lado la oportunidad de que tus hijos tengan en casa una maravillosa cesta o canasta con marionetas para jugar siempre que lo deseen.

  • Artola Gónzale, T., Huego, M., A. (2006) Cómo desarrollar la creatividad en los niños. Editorial: PALABRA.