Beneficio de los juegos cooperativos para los niños

5 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Los juegos cooperativos son el tipo de juego más indicado para los niños, ya que los hace divertirse y aprender valores positivos.

Los juegos cooperativos son aquellos en los que la competitividad desaparece. Son juegos en los que el objetivo fundamental es ser un equipo y ayudarse para lograr un objetivo entre todos. Tienen muchas utilidades, pero una de sus principales ventajas es que ayudan a a que las personas que participan en el juego se relacionen.

Por lo tanto, suele recurrirse a los juegos cooperativos en aquellas actividades en las que un grupo está empezando a conocerse o en una situación que necesita de la ampliación de la unión de un grupo ya creado. Estos juegos aumentan las habilidades prosociales, incluyendo la habilidad de compartir y la de ser amable.

Los cooperativos son juegos que favorecen la confianza mediante la colaboración solidaria. Con ellos se logra conseguir objetivos comunes y diversión. Ayudan a dejar a un lado las prácticas individualistas y la competitividad, así que en educación resultan muy útiles. Vamos a ver más beneficios de este tipo de juegos.

Los juegos cooperativos reducen la violencia en niños pequeños

Los juegos cooperativos reducen la violencia en los niños en pequeños. Esto lo vemos recogido en el estudio Cooperative Games in Young Children: A Way to Modify Aggression (‘Juegos cooperativos reducen la agresión en los niños pequeños: un camino para modificar la violencia’) realizado por April Bay Hinitz en 1994 en la Universidad de Nevada, Reno.Niños jugando a juegos cooperativos al aire libre.

Aprendizaje cooperativo

Los juegos cooperativos son tanto una forma de aprendizaje cooperativo como, por supuesto, una forma de juego. Hay en la actualidad muchas investigaciones que documentan los beneficios del aprendizaje cooperativo.

Los beneficios del aprendizaje cooperativo incluyen la posibilidad de mayor dominio de contenidos en educación y la reducción de los problemas de control y disciplina en el aula. Además, se ha demostrado que el juego es esencial para la salud mental y el desarrollo intelectual.

Así que, el juego cooperativo tiene todos los beneficios del aprendizaje cooperativo más el que proporciona el juego en sí mismo.

Niños con autismo

Se ha demostrado también que los juegos cooperativos son muy útiles en situaciones de terapia para mejorar las habilidades de comunicación de niños autistas o niños socialmente excluidos. Los niños con TEA (Trastorno del Espectro Autista) no desarrollan los juegos imitativos sociales o las actividades creativas de la misma forma, por eso, los juegos cooperativos resultan muy útiles para ellos.

Creación de sentimiento de grupo con los juegos cooperativos

Los juegos cooperativos son juegos inclusivos y, por ello, son capaces de promover un sentimiento de pertenencia al grupo. La importancia en los logros académicos con el sentido de pertenencia al grupo ha sido documentada ampliamente en varios estudios, entre ellos, por Geoffrey Cohen en Stanford.

La diversión de los juegos cooperativos

Los juegos cooperativos son divertidos. La diversión y la felicidad son cada vez emociones más apreciadas como algo importante en los sistemas educativos. Pensemos, por ejemplo, en la Declaración de los Derechos del niño de Naciones Unidas sobre el derecho de los niños a jugar. También la psicología positiva está empezando a documentar el valor de la felicidad en la salud humana.Niños jugando a juegos cooperativos en el aula.

Empatía

Los juegos cooperativos construyen empatía porque la ética que subyace en ellos es la del cuidado y la preocupación mutuos. Esto es así en oposición a la individualidad de cada uno, individualidad que cada vez caracteriza más a nuestra sociedad.

Adiós a la competitividad

Estos juegos proporcionan una ruptura con la necesidad de competir. Se ha estudiado ampliamente que la competencia tiene muchas desventajas para los niños. Aumenta la ansiedad y reduce el sentimiento de igualdad.

La mayor parte de los sistemas educativos están basados en estructuras competitivas, por eso son tan necesarios estos juegos y descansar de esa competencia en exceso.

Cuando somos adultos, ofrecemos a los niños oportunidades de juego cooperativo; les estamos diciendo de forma implícita que la cooperación es una norma social muy valiosa e importante. Por lo tanto, los juegos cooperativos ayudan a crear un clima social positivo, un clima que resulta de lo más seguro y agradable para los niños.

  • Gregory M. Walton, Geoffrey Lawrence Cohen. (2011). A Brief Social-Belonging Intervention Improves Academic and Health Outcomes of Minority Students. Science.
  • April Bay Hinitz. (1994). Cooperative Games in Young Children: A Way to Modify Aggression.  Universidad de Nevada, Reno.