Barriga baja en el embarazo: ¿qué significa?

La posición de la barriga se ve influenciada por diversos factores como el crecimiento del bebé, la posición, las características de la madre...
Barriga baja en el embarazo: ¿qué significa?
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 22 abril, 2021.

Última actualización: 22 abril, 2021

¡Todas las familias suelen hablar de la barriga baja en el embarazo cuando hay una mujer en estado en la conversación! Es inevitable verla y no pensar en lo que pueda pasar, en especial en la llegada del futuro bebé, que tantas ilusiones suele representar en las familias.

Sin embargo, es importante acotar que la relación entre tener una barriga baja y la fecha de parto o, incluso, la presencia de anormalidades en el bebé, es muy inexacta. Por tal motivo, te contamos en las siguientes líneas cuál es el verdadero motivo de tener una barriga baja en el embarazo y qué esperar de ello. ¡Sigue leyendo!

¿Qué significa tener la barriga baja en el embarazo?

Como su nombre indica, la barriga baja significa que la parte más voluminosa del vientre materno se encuentra un poco inclinada hacia abajo. Más allá de una simple consecuencia de la gravedad, la barriga baja es el resultado de múltiples factores (fetales y maternos) completamente naturales.

Mujer con la barriga baja en el embarazo.

Muchas personas asocian el hecho de tener la barriga baja con otros factores, en especial la llegada del parto o algunos problemas con el desarrollo del bebé. Lo cierto es que, si bien el tamaño y la forma de la barriga hablan acerca de la situación bebé, esta no es una medida exacta.

¿Qué factores influyen sobre esto?

Son múltiples los factores capaces de afectar la forma y posición de la barriga de la madre. Los más evidentes son los relacionados al feto o futuro bebé, incluyendo la presencia de gestaciones múltiples, la situación del bebé (en caso de estar longitudinal, transversal o podálico) y su tamaño específico.

También algunas características de la madre pueden influir sobre ello, ya que dependiendo de su contextura la apariencia de la barriga podría ser diferente.

En definitiva, tener una barriga baja es la consecuencia de múltiples factores naturales que no están relacionados de forma directa con la llegada inminente del parto o con problemas en el bebé, como verás a continuación.

¿Qué indica tener una barriga baja en el embarazo?

A medida que avanza el embarazo, todos los factores que hemos comentado provocan que la apariencia de la barriga materna vaya cambiando poco a poco. Esto ocasiona su “caída” por razones lógicas, ya que el útero va creciendo desde la cavidad pélvica hacia arriba y poco a poco va descendiendo su parte más grande y pesada.

Por supuesto que mientras más crezca la barriga, más cerca se encontrará la fecha de parto, sin embargo, esto no es un hecho fidedigno que se deba seguir con los ojos cerrados. Únicamente un control prenatal adecuado podría tanto predecir la fecha probable de parto, así como las alteraciones en el desarrollo de los futuros bebés.

¿Cómo puedo saber si hay problemas con mi bebé?

Como hemos mencionado, el control prenatal es la herramienta más importante. En estas consultas el médico valorará el tamaño y posición de la barriga, por lo general, mediante la medición de la altura uterina.

Este método consiste en colocar una cinta métrica en la posición exacta y, dependiendo de los resultados y su relación con la edad gestacional, es posible relacionar esto con el adecuado crecimiento del bebé. Se trata de un método antiguo y no tan exacto, pero por su facilidad sigue siendo utilizado.

El método más exacto para determinar la calidad del desarrollo intrauterino es la ecografía obstétrica. Con esta el médico podría determinar con mayor exactitud la posición del bebé y la edad gestacional, siendo esto último algo importante para estimar la fecha probable de parto. De hecho, esta técnica es más efectiva que la simple observación de una barriga baja.

Mujer embarazada tumbada.

Recomendaciones finales

Sabemos lo emocionante que puede ser observar la barriga de la madre y pensar acerca del futuro, ¡eso no le hace daño a nadie! Sin embargo, es importante saber que existen muchos mitos al respecto y que lo más importante es confiar estos datos valiosos sobre el embarazo a los especialistas en este campo.

Por ello, el deber de una madre responsable es nunca descuidar su control prenatal. Puede que en un principio sea con una matrona, pero existen momentos críticos en el embarazo en los que se debe acudir con el especialista en obstetricia. Esto es más importante en aquellas pacientes de alto riesgo, como sucede en los casos de hipertensión gestacional, diabetes mellitus u otras enfermedades.

Te podría interesar...
El tamaño de la barriga del embarazo no depende del tamaño del bebé
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
El tamaño de la barriga del embarazo no depende del tamaño del bebé

¿Crees que porque el tamaño de la barriga sea grande el bebé también tiene que serlo? Esto no siempre es cierto. ¡Descubre aquí la razón!