10 preguntas frecuentes sobre la barriga en el embarazo

El área abdominal es la que sufre el mayor cambio corporal durante la gestación. Por eso, existen muchas creencias en relación con la forma y el tamaño de la barriga que generan dudas en la futura madre. A continuación, responderemos los 10 interrogantes más frecuentes.
10 preguntas frecuentes sobre la barriga en el embarazo
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 28 septiembre, 2022

El crecimiento de la barriga en el embarazo es, sin duda, el cambio corporal que guía esta linda etapa. La transformación de su forma y su tamaño es la manera tangible de saber que existe un ser formándose y que crece en tu interior. Sigue leyendo para conocer las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la barriga en el embarazo. 

Conoce cuáles son las preguntas más frecuentes sobre la barriga en el embarazo y sus respuestas

Es normal que surjan interrogantes acerca de cómo será la evolución de la barriga durante la gestación. ¿Cuándo la notaremos?, ¿qué forma adoptará?, ¿por qué pica?, o ¿cómo cuidar su piel? En fin, son muchas las inquietudes que deseamos aclarar sobre este tema. A continuación, responderemos 10 de las preguntas más frecuentes sobre la barriga en el embarazo.

1. ¿Cuándo comienza a notarse?

El momento en que la panza comienza notarse en el embarazo es diferente en cada gestante. En líneas generales, la barriga se hace evidente cuando empieza el segundo trimestre, hacia las semanas 12 y 13. Sin embargo, algunos factores inciden directamente en la distensión abdominal y así, en el momento en que puede evidenciarse este cambio. Entre estos destacan los siguientes:

  • Si es el primer embarazo: la barriga se nota antes en las madres que ya han dado a luz, debido a que los músculos abdominales ceden más rápido.
  • El tamaño de la pelvis: si esta es estrecha, la panza tiende a notarse antes.
  • Si la futura mamá tiene poca o mucha grasa corporal: este cambio se nota más tarde en las mujeres que tienen más kilos.
  • La cintura y el tono muscular del abdomen materno: en las mujeres de cintura fina, la barriga se nota más rápido, pues crecerá hacia adelante. Si, por el contrario, la cintura es ancha, crecerá hacia los lados y se notará algunas semanas después.

2. ¿Cómo es su crecimiento?

El tamaño de la barriga va de la mano del crecimiento del bebé y también de la constitución corporal de la madre. En la medida que el útero crece, el abdomen se notará más abultado desde el vientre hacia el pecho. Veamos cómo es el crecimiento por trimestre:

  • Primer trimestre: en este momento el crecimiento de la barriga es casi imperceptible, pues el útero permanece dentro de la pelvis. Se puede notar el vientre un poco inflamado debido al aumento de la irrigación sanguínea y a la formación de la placenta y del bebé. Al final de este trimestre, comienza a notarse que la cintura se ensancha y el abdomen se hace más grande y redondeado.
  • Segundo trimestre: aquí se hace evidente el embarazo. El crecimiento es progresivo y depende de ciertos factores, como la cantidad de embarazos de la madre, si es una gestación múltiple y del tono muscular materno. Lo habitual es que, hacia el final de este trimestre, la barriga tenga el tamaño de un balón de fútbol y supere la línea del ombligo.
  • Tercer trimestre: el crecimiento de la barriga en este trimestre es rápido. La altura de la panza tiende a coincidir con la edad gestacional, es decir, a las 34 semanas, mide 34 cm. Desde el octavo mes el útero se sitúa bajo las costillas, para luego descender en las semanas finales como consecuencia del encajamiento del bebé en los huesos de la pelvis.
Pese a algunas creencias populares, no existe evidencia científica de que se pueda confirmar el sexo del bebé respecto de la forma de la barriga. Esto solo se puede saber mediante una ecografía.

3. ¿Por su forma puedo saber el género del bebé?

Una de las creencias populares es en relación con la forma que adquiere la panza y el sexo del bebé. Si es redonda, se afirma que será una niña; mientras que si es puntiaguda, se tratará de un varón. Sin embargo, no existe un basamento científico que confirme esta relación.

Ciertamente, la forma de la barriga depende de otros aspectos, como la constitución corporal de la madre o la forma del útero. Por otra parte, si el bebé es de gran tamaño y adopta una posición con la espalda al frente, la barriga se verá más puntiaguda. Ante todo, este importante aspecto anatómico solo se confirma con una ecografía o con estudios del ADN fetal.

4. Si mi barriga es muy grande, ¿mi bebé también lo es?

El tamaño de la barriga durante el embarazo, no suele ser proporcional al tamaño del bebé. Una panza grande puede ser el resultado de que contiene una gran cantidad de líquido amniótico, de grasa abdominal o distensión abdominal por malestares gastrointestinales.

Por su parte, los problemas en la columna vertebral, como la lordosis lumbar, hacen que el abdomen se vea presionado hacia afuera y que la barriga se vea más grande. Un bebé puede tener el tamaño y el peso por encima del percentil dentro del útero sin importar el tamaño del vientre.

5. ¿Cuándo comenzaré a sentir al bebé dentro de mi barriga?

El bebé comienza a sentirse en la barriga entre las semanas 18 y 20. En un principio, podrán percibirse unos suaves movimientos en la parte baja del abdomen, como burbujeos, cosquilleos o una sensación de mariposas en el vientre. Posteriormente, en la medida en que el espacio dentro del útero se reduce, sus movimientos serán más bruscos y se sentirán especialmente durante la noche.

6. ¿Qué significa que mi barriga se note más baja?

En las últimas semanas de embarazo, el bebé se acomoda dentro de la pelvis. Este encajamiento hace que la barriga se note más baja, lo cual se suele asociar con el inicio del trabajo de parto. Sin embargo, esta manifestación no indica que el nacimiento es inminente, sino que el bebé ya está en la posición adecuada para salir. De hecho, aunque se tenga la barriga baja, el trabajo de parto puede tardarse algunos días e incluso semanas en desencadenarse.

7. Se ha dibujado una línea negra en mi barriga, ¿se quedará así después del parto?

A esta línea se le conoce como línea alba. Su aparición es el resultado de la acción hormonal sobre la piel, específicamente en los melanocitos, que van a producir mayor cantidad de melanina. Esto hará que la piel aumente su pigmentación y favorezca este tipo de manchas. En general, la línea alba desaparece luego del período de lactancia.

La línea alba es una mancha de color marrón que se extiende en forma vertical desde el pubis hasta más arriba del ombligo. Esta suele desaparecer luego del período de lactancia.

8. ¿Por qué mi barriga pica?

Durante el embarazo, la piel se ve afectada por la acción de las hormonas. Esto, junto con el estiramiento que sufre, suelen ser las causas más habituales de los picores de esta etapa. Este síntoma es normal y suele agudizarse en las semanas finales de la gestación. Lo más recomendable es evitar rascarse. De lo contrario, se pueden desencadenar irritaciones y lesiones en la piel, además de las temidas estrías. Una buena hidratación y el uso de cremas humectantes hipoalergénicas ayudan tanto a prevenir como a calmar este síntoma.

9. ¿Cuál es la mejor manera de dormir para no presionar mi barriga?

Según los especialistas, la manera adecuada de dormir durante el embarazo es tumbada sobre el lado izquierdo, de ser posible, con un cojín entre las piernas. Esta posición favorece el flujo de sanguíneo hacia el útero, el feto y los riñones. También, evita la presión que pueda ejercer el peso del útero sobre el hígado.

La posición boca arriba ejerce una presión sobre la vena cava inferior y afecta el libre flujo sanguíneo hacia el útero y los miembros inferiores. Estudios afirman que el riesgo de muerte fetal por falta de oxigenación es más alto en las embarazadas que descansan así.

10. ¿Es normal que mi barriga se ponga dura?

Sentir que la barriga se pone dura durante el embarazo es un síntoma bastante habitual. Esto se relaciona con los siguientes aspectos:

  • El crecimiento de la barriga: cuando el útero, los músculos abdominales y otros tejidos como los tendones y los ligamentos se estiran por el crecimiento del bebé, generan cierta resistencia que se puede percibir con un endurecimiento de la barriga y un leve malestar en el vientre.
  • Los movimientos del bebé: cuando el bebé ha ganado suficiente tamaño, sus movimientos pueden hacerse más bruscos y generar leves contracciones.
  • Las contracciones de Braxton Hicks: se trata de falsas contracciones que preparan el útero desde el segundo trimestre para el momento del parto. Cuando aparecen, la barriga se pone dura y, aunque suelen ser indoloras, algunas mujeres pueden sentir una leve molestia. Especialmente, ocurre hacia el final del embarazo.

Este síntoma también puede asociarse con abortos espontáneos y malestares gastrointestinales. Es importante observar si se acompaña de otras manifestaciones como dolor agudo y sangrado. En este caso, se debe acudir al especialista.

Consulta con el médico de confianza

Es normal que surjan inquietudes en relación con el crecimiento de la panza en el embarazo y los síntomas que se asocien a ella. Lo ideal, es que estas dudas sean aclaradas por los profesionales de la salud en las consultas prenatales.

Te podría interesar...
¿La forma de tu barriga puede indicar el sexo de tu bebé?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿La forma de tu barriga puede indicar el sexo de tu bebé?

Muchos mitos giran en torno a la forma de la barriga de la mujer embarazada. Son transmitidos de generación en generación y afirman que pueden dete...