Alumnos con necesidades de compensación educativa

22 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
Los alumnos con necesidades de compensación educativa componen uno de los diferentes colectivos de alumnos que requieren un apoyo específico en su educación.

La necesidad de que la atención a la diversidad forme parte de la planificación del proceso de enseñanza-aprendizaje es una cuestión cada vez más generalizada y compartida socialmente. Entre las múltiples dificultades que pueden presentar los alumnos se encuentran aquellos que presentan necesidades de compensación educativa (ANCE). Dichas necesidades son cada vez más frecuentes en nuestras aulas.

Una vez dicho esto, ¿quiénes son estos alumnos? ¿Por qué es importante que a nivel normativo se los reconozca como un colectivo más con necesidades de apoyo educativo dentro del sistema educativo? Sigue leyendo y descubre por qué es necesaria la atención a los alumnos con necesidades de compensación educativa.

«La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser».

-Hesíodo-

¿Quiénes son los alumnos con necesidades de compensación educativa?

Con el fin de garantizar el principio de igualdad en educación, las administraciones públicas se responsabilizan de desarrollar acciones de carácter compensatorio para aquellos alumnos que se encuentren en una situación desfavorable.Niño con necesidades de compensación educativa siendo ayudado por su profesora.

Así, entre el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo encontramos diferentes colectivos: alumnos con altas capacidades intelectuales, alumnos con necesidades educativas especiales, alumnos con Trastornos por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), etc.

Hasta hace poco, algunos de estos colectivos no estaban contemplados normativamente como alumnos con necesidades de apoyo educativo. Este es el caso de chicos y chicas con TDAH. Así pues, esto dificultaba la atención educativa de este alumnado.

Entre ellos, se encuentra el colectivo de alumnos que presenta una serie de necesidades de compensación educativa, que conducen a que el alumno se encuentre en una situación de desventaja socioeducativa por su pertenencia a minorías étnicas y culturales o por factores sociales, personales y educativos.

En otras palabras: dependiendo de la situación en la que se sitúe el alumno, la atención educativa que este precise será distinta de acuerdo a las siguientes circunstancias de compensación educativa:

  • Incorporación tardía al sistema educativo español. Esto origina necesidades educativas.
  • Especiales condiciones personales, geográficas, sociales y culturales.
  • Dificultades de inserción educativa.
  • Desfase escolar significativo. Con dos o más cursos de diferencia entre el nivel de competencia curricular que reúne el alumno y el nivel en el que está o estará escolarizado.
  • Escolarización irregular.

¿Cuáles son las mejores metodologías para favorecer la inclusión de este alumnado?

En la actualidad, existe una gran gama de diferentes métodos didácticos que potencian el desarrollo de prácticas inclusivas. Entre ellas destacan las denominadas metodologías activas, que garantizan la participación de todo el alumnado. Además, incluyen también a aquellos que presentan necesidades educativas.La educación especial también apunta a la recreación.

En este sentido, tal y como se expone en el II Plan de Atención a la diversidad en la educación de Castilla y León, encontramos opciones metodológicas que fomentan y promueven la interacción, la creación, la metacognición e incluso el compromiso social. Por ejemplo, el aprendizaje cooperativo, el aprendizaje basado en problemas, la rutina de pensamiento y el aprendizaje servicio, entre otros.

Por otro lado, los métodos didácticos inclusivos en el aula deben utilizarse de forma transversal en todas las facetas de la vida escolar, con el fin de que todos los alumnos, independientemente de sus circunstancias, puedan acceder a la educación que se merecen.

«La educación inclusiva no es una metodología, ni un principio, ni un valor. La educación inclusiva es un derecho humano a vivir, a aprender y a desarrollarse».

-Enrique Galván-

Sobre los alumnos con necesidades de compensación educativa

En definitiva, se concluye que, para poder ofrecer una educación de calidad que respete los derechos de equidad e inclusión del alumnado, es preciso contemplar e incluir la atención del alumnado con necesidades compensatorias educativas en cualquier tipo de planificación de la enseñanza.

Así pues, resulta necesario que desde las autoridades educativas se reconozca a este alumnado. Todo ello con el fin de dotar a los profesores de los recursos y la formación específica para saber atender dichas necesidades y poder garantizarl una adecuada inclusión en el centro académico.

  • REAL DECRETO 299/1996, de 28 de febrero, de ordenación de las acciones dirigidas a la compensación de desigualdades en educación.
  • RESOLUCIÓN de 17 de mayo de 2010, de la Dirección General de Planificación, Ordenación e Inspección Educativa, por la que se organiza la atención educativa al alumnado con integración tardía en el sistema educativo y al alumnado en situación de desventaja socioeducativa, escolarizado en el segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Obligatoria.
  • ORDEN EDU/352/2019, de 5 de abril, por la que se resuelve el procedimiento de selección de los centros educativos participantes en el Programa 2030, para favorecer la educación inclusiva de calidad mediante la prevención y eliminación de la segregación escolar por razones de vulnerabilidad socioeducativa, correspondiente al curso escolar 2019-2020