Actividades para niños con dislexia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 30 enero, 2019
Mónica Heras Berigüete · 7 febrero, 2019
Te proponemos 6 actividades para niños con dislexia para trabajar la lectoescritura, la memoria, la psicomotricidad, etc. ¿Y sabes qué es lo mejor? ¡Que se van a divertir!

La dislexia es un alteración leve del aprendizaje relacionado con la lectoescritura. Sin embargo, la dislexia también puede llegar a generar otro tipo de dificultades en las habilidades motrices o en la percepción visual y auditiva. En este sentido, otro de los puntos que pueden verse afectados es la memoria a corto plazo, la capacidad de organización o incluso el habla. Las actividades para niños con dislexia son de gran importancia para su tratamiento.

Aunque es cierto que la dislexia es una condición de por vida, las intervenciones y un método de enseñanza apropiado ayudan mucho.

¿Qué es la dislexia?

Según la International Dyslexia Association,

La dislexia es un trastorno específico del aprendizaje cuyo origen es neurobiológico. Se caracteriza por dificultades en la precisión y/o fluidez en el reconocimiento de las palabras y pobres habilidades ortográficas y de decodificación. Estas dificultades típicamente resultan de un déficit en el componente fonológico del lenguaje que con frecuencia es inesperado en relación a otras habilidades cognitivas y a la instrucción escolar recibida. Dentro de las consecuencias secundarias se incluyen problemas en la comprensión lectora y una experiencia en la lectura reducida que limitan el crecimiento del vocabulario y el manejo de información.”

Dyslexia Association

Algunos signos de dislexia

Si crees que tu hijo puede padecer dislexia pero no estás del todo segura, a continuación te presentamos algunos signos que pueden manifestar, como por ejemplo:

  • Cambiar el orden o invertir números y letras.
  • Problemas para comprender las matemáticas.
  • Dificultad para mantener la atención.
  • Problemas en la lateralidad.
  • Seguir y aprender rutinas; les suele causar un inconveniente.
  • La lectura y escritura se dan de forma lenta y laboriosa.La dislexia es un problema de aprendizaje bastante común en niños.
  • Pueden confundir el significado de palabras que se pronuncian parecido.
  • Nociones espaciales y temporales alteradas.
  • Falta de equilibrio.
  • Su memoria a corto plazo se ve afectada.
  • Dificultades para organizar sus pensamientos.
  • En algunos casos puede presentarse dificultad en el habla.

¿Cómo tratar la dislexia?

Ante las primeras sospechas de que un niño pueda tener dislexia, lo más importante es acudir a un especialista con el fin de que le realice los estudios necesarios para su diagnóstico. En este sentido, se suelen evaluar todas las áreas que están implicadas en el desarrollo de la lectoescritura: visual, auditiva, la lateralidad, la psicomotricidad, la memoria, etc.

Por otro lado, también se tienen en cuenta aquellos factores que intervienen meramente en la lectura, tanto a nivel semántico, como fonológico. Así pues, una vez se tiene el resultado de las pruebas, se diseñan actividades enfocadas a trabajar las áreas en las que se necesita intervención.

Algunas actividades para niños con dislexia

  1. Conociendo el propio cuerpo

La psicomotricidad es una de las áreas que se suelen ver afectadas. Ciertamente, conocer y trabajar el esquema corporal propio es algo fundamental, sobre todo con los más pequeños. Dependiendo de la edad, podemos diseñar actividades que los inviten a nombrar las partes del cuerpo, a localizarlas y a señalarlas. En este sentido, una actividad para niños con dislexia que resulta súper interesante es hacer un puzzle con su silueta y que compongan el cuerpo humano completo, por ejemplo.

  1. Actividades espacio-temporales

Los niños con dislexia tienen problemas para identificar arriba y abajo, izquierda y derecha, antes y después… por lo que desarrollar técnicas en este sentido es muy necesario. Por ejemplo, invítales a que se coloquen a la derecha y a la izquierda según cambies la música, o a que dibujen de color azul todos las flores que están en una hoja. Además, haz que ordenen de manera cronológica una historia gráfica, o que se sitúen delante o detrás de sus compañeros.

  1. Formar palabras

Como hemos dicho, la lectoescritura es la clave del problema, por lo que es dónde hay más trabajo por hacer. El clásico juego de formar palabras a raíz de una serie de letras desordenadas puede suponerles un reto difícil de superar, pero muy productivo.

  1. Busca la letra…

Para trabajar la atención selectiva puedes utilizar ejercicios en los que tengan que identificar las palabras que tengan x letra, o que comiencen o terminen por otra. De esta forma aprenden a discriminar letras.Formas de ayudar a pequeños con dislexia infantil

  1. Leer cuentos

De la lectura de cuentos se pueden sacar un montón de actividades para niños con dislexia: desde la propia lectura hasta trabajar su comprensión y su memoria. Asimismo, puedes preguntarle lo que está entendiendo de la historia, proponerle que narre un final alternativo o comprobar si su atención es plena con preguntas acerca de lo que cree que pasará a continuación.

Sin embargo, no te centres solo en la lectura de cuentos, ya que pueden leer cualquier cosa siempre con la premisa de hacerlo divertido para ellos. Los ingredientes de las galletas, las matrículas de los coches, los letreros de las calles, por ejemplo, son una buena alternativa.

  1. ¿Te acuerdas del Twister?

El mítico juego de la alfombra con círculos de colores es perfecto para trabajar la lateralidad. «Mano derecha en verde y pie izquierdo en azul». ¡Todo un reto lleno de diversión!

Como conclusión, podemos decir que hay muchas actividades para trabajar con niños con dislexia y desde enfoques muy distintos. En definitiva, lo más importante es recordar que, aunque es un trastorno que no desaparece, su evolución puede ser muy buena siempre y cuando se diagnostique y trabaje adecuadamente con profesionales.