5 actividades de flexibilidad para niños

¿Quieres que tus hijos fortalezcan la flexibilidad? Entonces lee estas recomendaciones y asegúrate de que el movimiento se vuelva parte de su rutina.
5 actividades de flexibilidad para niños
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 28 julio, 2021.

Última actualización: 28 julio, 2021

Las actividades de flexibilidad para niños contribuyen a mantener y potenciar esta importante capacidad física humana.

La flexibilidad nos permite realizar movimientos de mayor amplitud, involucrando en esto a los músculos, las articulaciones y otras estructuras del organismo. Desafortunadamente, esta capacidad de pierde con el paso del tiempo y muchas veces, de manera abrupta. Por este motivo, se aconseja trabajar esta destreza desde las edades tempranas de la vida.

Actividades de flexibilidad para niños

El objetivo primordial de estos ejercicios es procurar el mantenimiento de esta capacidad física a lo largo del tiempo. Pero al tratarse de niños, es fundamental captar su atención y motivarlos a participar. Entonces las actividades deben ser llamativas y entretenidas. Toma nota de nuestras recomendadas.

1. Yoga para niños

Dentro de las actividades de flexibilidad para niños sobresale el yoga, que una de las disciplinas más antiguas del mundo.

El yoga para niños se centra en el trabajo de diversas posturas corporales, entre las que sobresalen los estiramientos estáticos. Además de trabajar la flexibilidad, esta disciplina ofrece una gran cantidad beneficios. Por ejemplo la relajación, la concentración y el equilibrio corporal.

Esta actividad se recomienda para niños entre los 4 y los 12 años de edad, sin embargo los menores pueden tener acercamientos menos estrictos a ella.

2. Baile

niños bailando clase baile danza hip hop ninos nina sol deporte actividad fisica habito saludable flexibilidad capacidad

El baile o la danza son buenas opciones para trabajar la flexibilidad de los niños, ya que el movimiento constante de los diferentes segmentos corporales favorece esta capacidad.

Aunque muchos bailes no requieren una gran destreza, la flexibilidad es fundamental para el movimiento articular. Por este motivo, es recomendable practicar danzas de distintos géneros y así obtener el mayor provecho de esta actividad.

Además de la flexibilidad, a través de la danza se trabajan otras capacidades físicas, tales como la fuerza, la resistencia y la agilidad.

3. Juegos grupales

La estimulación de la flexibilidad ocurre de tres maneras: estática, dinámica y pasiva. Por medio de los juegos grupales es posible trabajar esta capacidad en todas sus formas.

Los estiramientos pasivos deben ser el eje fundamental del trabajo en grupo. Se recomienda la ayuda de otra persona, razón por la cual estos juegos deben ser realizados en parejas. En la primera tanda, uno de los niños se encarga de asistir al compañero y en la siguiente, cambian los roles.

El profesor, la madre o el adulto a cargo de supervisar la actividad debe asegurarse de que el trabajo de estiramiento se haga de manera correcta, a fin de evitar que ocurran lesiones.

4. Natación

¿Has notado que la natación es beneficiosa para cualquier aspecto del desarrollo psicofísico del niño? Sin dudas, la flexibilidad no es la excepción.

Los niños que nadan de forma regular fortalecen las cuatro capacidades físicas principales, entre ellas la flexibilidad.

El ejercicio se potencia adentro del agua, ya que la resistencia que esta ofrece es mayor a la del aire. Por otra parte, la natación exige el movimiento de distintos segmentos corporales a la vez, por lo que el esfuerzo físico es mayor.

Otro de los beneficios de esta actividad es que permite el fortalecimiento y la relajación de los músculos al mismo tiempo. Además, favorece la amplitud de movimiento de las articulaciones.

5. Ejercicios de estiramiento específicos

Para mejorar la flexibilidad también es necesario realizar estiramientos específicos, es decir, dirigidos a uno o más segmentos musculares. Algunos de los recomendados para los niños son aquellos que se realizan a nivel de los brazos, el torso, la espalda y las piernas.

Procura un calentamiento breve antes de cada estiramiento, para activar los músculos y disminuir el riesgo de lesiones. También debes evitar que los niños hagan rebotes o los movimientos bruscos, para que no dañen las fibras musculares.

Niños haciendo estiramientos en atletismo como parte del entrenamiento y de los valores que transmite el libro Prohibido gritar.

La flexibilidad depende de la individualidad de los niños

A pesar de que existan múltiples alternativas para trabajar la flexibilidad de los niños, es necesario considerar que cada pequeño tiene un proceso de desarrollo diferenteLa edad no siempre es un buen determinante del nivel psicofísico de los niños, por lo que es necesario tener en cuenta otros aspectos individuales.

Procura acompañar a tus hijos a los controles médicos de rutina y promueve la realización de actividad física variada para mejorar las capacidades físicas de tus hijos. Entre ellas, la flexibilidad.

Te podría interesar...
5 claves para mejorar la fluidez lectora de tu hijo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 claves para mejorar la fluidez lectora de tu hijo

Tener una fluidez lectora es fundamental para un buen desarrollo de la lectoescritura. No te pierdas estas 5 claves para mejorarla.